27 de febrer 2006

UNA CRONICA DE LAS JORNADAS FEDERALES DE IZQUIERDA SOCIALISTA
(Madrid, 4 y 5 febrero 2006)

ACUERDOS DE LA ASAMBLEA:

1.Se establece el Calendario de trabajo y los objetivos para la Conferencia Política del PSOE de junio 2006
2.Cada territorio durante Febrero y Marzo debe elegir entre sus compañeros dos coordinadores para integrar la Coordinadora Federal de IS.
3.Se eligen cuatro portavoces federales de la corriente: Pepa Pellicer, Vicent Garcés, José Antonio Perez Tapias y Juan Antonio Barrio.
4.Se aprueba la Declaración Final.


Sábado 4 febrero:

1.- Mesa Redonda: Un desarrollo federal para España.

Modera: Pepa Pellicer.

Intervienen:

-Ignacio Sotelo: propone modificar la Constitución española para dirigirnos a un Estado Federal con responsabilidades de cogobierno y colegislación, aproximándonos al modelo estatal alemán. Desaparición de las Diputaciones Provinciales.

-Juan Antonio Barrio: analiza la reforma del Estatuto Catalán y los puntos en conflicto.

- José Antonio Pérez Tapias: propugna un impulso del partido hacia una España con un constitucionalismo nuevo, más laico, plurinacional y ciudadanía intercultural.

-Isidre Molas: se identifica como nacionalista federal.

-Ramón Jáuregui: analiza la propuesta federalista y la tensión entre derechos iguales con tratamientos distintos, en las distintas comunidades.

2.- Saludo de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE por parte de Pedro Cerolo, Secretario de Movimientos Sociales. Saludo cordial y afectuoso.

3.- Intervención sobre el Modelo Social Europeo:

José Borrell explica las posturas de diferentes países con respecto al mercado único europeo y las contradicciones con la Europa Social.

4.- Proyección video

“Testimonio de un republicano español en Mathausen” producido por AFAR- II Republica


5.- Mesa Redonda: Ciudadanía, laicismo y derechos cívicos.

Modera: José Miguel Sánchez Esteve

Intervienen:

-Almudena Grandes: expone su apoyo a un estado laico y republicano, con una enseñanza publica fortalecida.

-Matilde Fernández, reivindica un estado laico.

- Luís Gomez Llorente hace una reflexión sobre la importancia del laicismo como movimiento ilustrado con objetivos solo logrados parcialmente en nuestra sociedad. Sin él no habría existido separación entre la iglesia y el Estado. El laicismo no es antirreligioso, su fundamento es la libertad de conciencia y religiosa.

** Se distribuye el manifiesto laicista redactado por COISVA (Valladolid)


COMIENZO DE LA ASAMBLEA FEDERAL (sábado 4 por la tarde)

1.- Debate sobre los contenidos de la Declaración Final

Intervienen diferentes compañeros de IS proponiendo enmiendas al documento base.


Domingo 5 febrero:

1.- CONTINUACIÓN ASAMBLEA FEDERAL IS:

Intervienen compañeros de Madrid, Aragón, Cataluña, Castilla y León, Canarias, Extremadura, Andalucía, Murcia, Galicia, Castilla la Mancha, Valladolid, Compañero UGT, País Valenciano, Euskadi.


2.- Mesa Redonda: Perspectivas socioeconómicas de España. El desarrollo sostenible y el estado del bienestar.

Modera: José Manzanares.

Intervienen:

-Cristina Narbona: expone que somos el país que más crece pero también aumenta la destrucción del medio ambiente y estamos lejos del desarrollo sostenible.

-Antonio Ferrer (UGT). Plantea como objetivos: prioridad a I+D+I; inversión en capital humano; inversión en transportes e infraestructuras; precios regulados; elevar la intensidad tecnológica; Políticas de autosuficiencia.


3.- Continúa la Asamblea Federal de IS

Se adoptan los acuerdos referidos al principio de la crónica


Valencia, 15 de febrero de 2006

20 de febrer 2006

NEGOCIAR CON ETA

Resulta grave y preocupante la táctica de oposición adusta, dura y demagógica de la derecha en un tema tan sensible como la lucha antiterrorista, aspecto éste que deber ser siempre política de Estado y, por ello, quedar al margen de las disputas políticas partidarias. Y es que, a Zapatero, la derecha le está negando algo que se le concedió al resto de los presidentes de la democracia española: dialogar con ETA para lograr la paz.

El Gobierno del Presidente Zapatero tiene plena legitimidad política para dialogar con ETA, máxime cuando cuenta con un amplio respaldo en tal sentido por parte del Parlamento. Consecuentemente, la negociación debe centrarse en la entrega de las armas y en la situación de los presos etarras, asumiendo, con generosidad, salidas que permitan su reinserción social y política. Ciertamente, siempre quedarán sectores irreductibles, contrarios al acuerdo, pero un horizonte de paz puede suponer una fractura en el conglomerado político y social que respalda a ETA. Eso es precisamente lo que ocurrió en la negociación entre el Gobierno de UCD y ETA (político-militar) en 1982, el cual, gracias a la mediación de hombres de la talla de Juan María Bandrés y Mario Onaindía, dio como resultado el abandono de las armas y la reinserción social y política de los etarras “polis-milis”.

La negociación política con ETA quedó legitimada en el ya lejano Pacto de Ajuria Enea para la normalización y pacificación de Euskadi, firmado en 1988 por todos los partidos democráticos, el cual, en su punto 10º, decía textualmente que, “si se producen las condiciones adecuadas para el final dialogado de la violencia, fundamentadas en una clara voluntad de poner fin a la misma y en actitudes inequívocas que puedan conducir a esa convicción, apoyamos procesos de diálogo entre los poderes competentes del Estado y quienes decidan abandonar la violencia”.

Con este horizonte, se realizaron las fracasadas negociaciones de Argel en 1989 entre el Gobierno de Felipe González y ETA. Una nueva esperanza se generó cuando el entonces Presidente Aznar autorizó el 4 de septiembre de 1998 establecer contactos con la banda etarra. De este modo, Aznar apostaba (y eso le honra) por iniciar el difícil camino de dialogar con ETA, a la cual, aludió ese día como “Movimiento Vasco de Liberación”: ningún Presidente de Gobierno había sido tan suave a la hora de referirse a la banda terrorista, lo cual era especialmente significativo en su caso puesto que Aznar había sido objeto de un atentado etarra.

El camino se inició sin ninguna crítica de la oposición, más aún, con pleno apoyo de Zapatero, entonces líder de la oposición: la cuestión lo merecía. Por eso, cuando ahora se critica de forma implacable al Gobierno socialista por intentar lograr la paz, cuando se escuchan las declaraciones de Rajoy y Aceves (dos exministros del Interior, por cierto), hay que recordar que el expresidente Aznar no dudó en tomar medidas para crear un ambiente favorable para el diálogo con ETA como el acercamiento a Euskadi de 126 presos etarras. También, a principios de diciembre de 1998, se celebró una reunión entre el PP y HB, a la que asistieron, por parte de los populares, Zarzalejos, Martín Fluxá y Arriola, mientras que, por parte batasuna estaban presentes Otegi, Diez Usabiaga y Barrena. Tras ella, el Gobierno requirió un estudio para acelerar la transferencia de competencias y su posible ampliación al Gobierno Vasco. Los citados dirigentes populares, enviados por Aznar, se reunieron el 19 de mayo de 1999 en Suiza con los miembros de la dirección de ETA Mikel Antza (responsable del aparato político) y con Belén González (a) “Carmen”, (exmiembro del “Comando Madrid” sobre la que pesaban 4 asesinatos). El diálogo no prosperó y, cuando el 28 de noviembre de 1999 ETA anunciaba el fin de la tregua, Aznar pudo decir, con toda legitimidad en su Declaración institucional que “me comprometí como Presidente del Gobierno a impulsar con toda determinación las iniciativas que condujeran a un proceso de paz...[...] Autoricé el diálogo con ETA para acreditar su voluntad al cese definitivo de la violencia”. Exactamente igual que ocurre en la actualidad con el nuevo Gobierno socialista.

Para lograr el final de la violencia, habrá que tener constancia, convicciones y, también, generosidad histórica. La misma que tuvieron las fuerzas progresistas españolas cuando, en plena Transición, se aprobó la Ley de Amnistía (1977) que, de hecho, supuso una auténtica “ley de punto final” para con los crímenes y los represores del franquismo. Es una oportunidad histórica y la derecha vociferante debería ofrecer al Gobierno de España el mismo respaldo leal que recibió durante el proceso negociador que Aznar inició durante 1998-1999. A quienes tanto hablan de la “claudicación” de Zapatero, hay que recordarles que, el 5 de noviembre de 1998, Aznar manifestaba estar dispuesto “al perdón y a la generosidad” si ETA renunciaba a la violencia. A pesar de los anteriores engaños de ETA, de la oposición cerril de la derecha, hoy como ayer, el perdón y la generosidad de los que hablaba Aznar seguirán siendo necesarios. Pues pase lo que pase, nuestros gobernantes tienen el deber moral y político de hacer todos los esfuerzos posibles para alcanzar la paz en Euskadi, como en su día lo intentaron Suárez, González, Aznar y, ahora, Rodríguez Zapatero.

José Ramón Villanueva Herrero.
Diario de Teruel, 19-02-2006

19 de febrer 2006

ENTREVISTA A ANDRES PERELLO

“Prefiero a Chávez y Castro porque no invaden países, Bush y Blair sí"

Andrés Perelló es posiblemente el diputado más peculiar de las Cortes Valencianas, aunque él lo niega. Ha sido colaborador de Crónicas Marcianas, escribe libros y es capaz de sacar de sus casillas a diputados del PP, y también a algunos de sus compañeros, gracias a su ironía, fluidez verbal y, a veces, lengua viperina.Preguntado por si descarta aspirar a alcalde de Valencia, Perelló responde
que “nunca descarto nada” pero agrega que no se lo plantea.
Tampoco rechaza fichar por el PP, aunque “tendrían que cambiar mucho su ideología”
PABLO SEGARRA -LA HOJA DE LA TARDE 15/02/06


¿Usted es el diputado más peculiar de las Cortes?
Le puedo asegurar que hay diputados mucho más peculiares que yo.
-¿Quiénes?
-Los peculiares lo saben.
-Seguro que esos diputados no felicitan, como usted, a Boris Izaguirre el día del matrimonio con su novio. -
Felicité a Boris como también felicité a Xavier Sardà cuando se casó con la peluquera de Crónicas Macianas, que también era peluquera mía.
-¿El matrimonio entre homosexuales es el gran logro de Zapatero? -Es una ampliación más de derechos de las personas, que no perjudica a nadie y beneficia a quienes se quieren. Hay gente a la que le gusta más recortar derechos, peor para ellos.
-¿Qué opina del día de San Valentín?
-Es un invento comercial. Pero admito que he caído en sus redes.
-¿Qué le han regalado?
-Me tengo gran estima y un gran amor y me he autoregalado una corbata
-¿De qué color?
-De tono naranja.
El mis-mo que el que usa el PP valenciano.¿Tiene amigos en el PP? -Sí. Tengo amigos en casi todos los rincones del mundo y en la política por su- puesto que también.
-¿Puede dar nombres?
-Por su bien prefiero no darlos.
-¿Usted fuma?
-No, no he fumado nunca.
-¿Que le parece la prohibición decretada por el Gobierno?
-No es una prohibición del Gobierno. Fue una ley unánime. El Gobierno propuso y el Congreso dispuso.
-¿Pero está de acuerdo en que se prohiba fumar en el trabajo?
-Sí. No soy un radical antitabaco pero prefiero que no fumen cuando estoy comiendo o trabajando.
-¿Qué opina de las viñetas sobre Mahoma?
-Opino que descargar sobre ellas todo el peso de la libertad de expresión es cínico y falaz. Es una provocación innecesaria. Los que
gritan libertad de expresión son capaces de autocensurarse frente a una empresa que les pague publicidad o ante un político con poder.
-Han muerto varias personas por este acontecimiento.
-Las reacciones de algunos integristas también son desmedidas.
-Hablando del mundo arabe. Usted es un histórico
defensor de la autodeterminación del pueblo saharui, ¿sigue defendiéndola? -Por supuesto.
-¿Y su Gobierno?. Lo pregunto porque parece que ZP se lleva muy
bien con Mohamed. -
El PSOE defiende y defenderá el derecho de autodeterminación del pueblo saharahui. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, me dijo personalmente que seguimos defendiendo esa posición, pero lógicamente dentro de la vía diplomática.
-¿A quién prefiere de aliados: a Chávez y Castro o a Bush y Blair? -Chávez y Castro, con quienes comparto muy poco, no han invadido ningún país. Bush sí y Blair ha sido su cómplice. Pagarán por ello. Otro ya lo pagó.
-¿Aznar invadió Irak?
-No porque el pueblo español
lo impidió echándose a la calle.
-Hablemos de la política valenciana. ¿Le gustaríaser alcalde de Valencia?
-Es algo que no me he planteado nunca.
-¿Rita Barberá le ha preguntado si será usted su rival?
-Un día hablamos de ello, pero fue una broma.
-¿Rafa Rubio se enfadacuando usted hablade estas cosas?
-Me consta que no. Conmigo habla y sabe muy bien lo que pienso.
-¿Impondrá la direccióndel PSOE de Madridel candidato a alcalde de Valencia?
-Ferraz tiene mecanismos para decidir, pero lo lógico es que haya primarias y los militantes de Valencia sean los que decidan. Coincido con Rubio en este tema.
-¿Si hay primarias apoyará a Rubio?
-No voto en Valencia.
-¿Pero sí apoyó a Ana Noguera frente a Rubio en 2003?
-La apoyé porque me lo pidió. Éramos amigos y traté de ayudarla.
-¿Ya no son amigos?
-Igual que antes. No riño con mis amigos por política.
-¿Entonces descarta ser alcalde?
-No descarto nunca nada. Sólo sé que algún día moriré, como todo el mundo.
-¿Tampoco descarta fichar por el PP?
-En esto momento no está en mi hoja de ruta. El PP tendría que cambiar mucho su ideología.
-¿Por qué los jóvenes desconfían de los políticos?
-Tienen sus motivos.
-¿No son ustedes gente honrada?
-La mayoría sí, pero los que son deshonrados lo son tanto que eclipsan a la ma- yoría honrada.
-¿Qué cargo político elegiría si Zapatero le permitiera escoger? -Mi auténtica vocación es la política internacional. Si fuera ministro me gustaría la cartera de Exteriores.

14 de febrer 2006

Manifiesto con motivo del 75 aniversario de la proclamación de la II República española

CON ORGULLO, CON MODESTIA Y CON GRATITUD

Manifiesto con motivo del 75 aniversario de la
proclamación de la II Republica española


El 14 de abril de 1931, España tuvo una oportunidad. La proclamación de la II República Española encarnó el sueño de un país capaz de ser mejor que sí mismo, y reunió en un solo esfuerzo a todos los españoles que aspiraban a un porvenir de democracia y de modernidad, de libertad y de justicia, de educación y de progreso, de igualdad y de derechos universales para todos sus conciudadanos. Hoy, setenta y cinco años después, los firmantes de este manifiesto evocamos aquel espíritu con orgullo, con modestia y con gratitud, y reivindicamos como propios los valores del republicanismo español, que siguen vigentes como símbolos de un país mejor, más libre y más justo.

Frente al colosal impulso modernizador y democratizador que acometieron las instituciones republicanas -siempre con la desleal oposición de quienes creían, y siguen creyendo, que este país es de su exclusiva propiedad-, todavía se nos sigue intentando convencer de que la II República fue un bello propósito condenado al fracaso desde antes de nacer por sus propios errores y carencias.

Los firmantes de este manifiesto rechazamos radicalmente esta interpretación, que sólo pretende absolver al general Franco de la responsabilidad del golpe de estado que interrumpió la legalidad constitucional y democrática de una república sostenida por la voluntad mayoritaria del pueblo español, con las trágicas consecuencias que todos conocemos. Y exigimos que las instituciones de la actual democracia española rompan de manera definitiva los lazos que la siguen uniendo –desde los callejeros de los municipios hasta los contenidos de los libros de texto- con un estado ilegítimo, que surgió de una agresión feroz contra sus propios ciudadanos y se sostuvo en el poder durante treinta y siete años mediante el abuso sistemático e indiscriminado de los siniestros recursos que caracterizan la pervivencia de los regímenes totalitarios.

Después de treinta años de libertades, resulta vergonzoso tener que recordar aún donde estaba la ley y donde estuvo el delito. A estas alturas, es intolerable, y muy peligroso para la salud moral y política de nuestro país, que todavía se pretenda equiparar al gobierno legítimo de una nación democrática con la facción militar que se sublevó contra el estado al que, por su honor, había jurado defender, y cuya victoria sólo fue posible gracias a la ayuda de los regímenes fascista y nazi que preparaban una invasión de Europa que acabaría provocando una guerra mundial y, aún más decisivamente, gracias a la culpable indiferencia de las democracias occidentales, que, antes de convertirse en víctimas de las mismas potencias en cuyas manos habían abandonado a España, eligieron parapetarse tras el hipócrita simulacro de neutralidad que representó el comité de No Intervención de Londres.

El 14 de abril de 1931, España tuvo una oportunidad, y los españoles la aprovecharon. Pese a la brevedad de su vida, la II República desarrolló en múltiples campos de la vida pública una labor ingente, que asombró al mundo y situó a nuestro país en la vanguardia social y cultural. Entre sus logros, bastaría citar la reforma agraria, el sufragio femenino, los avances en materia legislativa de toda índole, el desarrollo de los diversos Estatutos de Autonomía, la separación efectiva de poderes, las constantes y modernísimas iniciativas destinadas a difundir la cultura hasta en las comarcas más remotas, el decidido impulso de la investigación científica o el florecimiento ejemplar no sólo de la educación, sino también de la asistencia sanitaria pública, para demostrar que aquel bello propósito generó bellísimas realidades, que habrían sido capaces de cambiar la vida de un pueblo condenado a la pobreza, la sumisión y la ignorancia por los mismos poderes –los grandes propietarios, el Ejército y la jerarquía de la Iglesia Católica- que se apresuraron a mutilarlo de toda esperanza.

La República dotó a los sectores más débiles y desprotegidos de la sociedad de entonces, las mujeres y los niños, de un estatuto jurídico privilegiado en su época. El retroceso fue tan brutal, que el cambio de régimen supuso para ellas, para ellos, la pérdida de todo derecho y su consagración como subciudadanos dependientes de la buena voluntad de los cabezas de sus respectivas familias.

La República apostó por la defensa de los espacios públicos como escenario fundamental de la vida española, asumiendo la necesidad de equiparar las condiciones de vida de las poblaciones rurales y urbanas, y desarrollando políticas de igualdad no sólo entre los individuos, sino también entre las regiones más y menos prósperas. El retroceso fue tan brutal, que el cambio de régimen consolidó las desigualdades históricas tanto individuales como colectivas, y abandonó la promoción de los servicios públicos para crear un déficit que en algunos sectores, como la educación primaria y secundaria, seguimos padeciendo todavía.

La República fomentó el auge de la cultura española en todos los terrenos de la creación artística y de la investigación científica, el debate intelectual y la vida universitaria, hasta el punto de que su nombre y su destino estarán unidos para siempre a la memoria del máximo esplendor cultural del que ha gozado nuestro país en la era moderna. El retroceso fue tan brutal, que el cambio de régimen supuso la pérdida más trágica que, a su vez, ha soportado nunca la cultura española, el exilio masivo de los mejores, que dejaron las aulas y los laboratorios, los talleres y las redacciones, las editoriales y los museos, la autoridad y el prestigio intelectual de nuestro país, en manos de una improvisada cosecha de oportunistas y segundones, que redujeron la vida cultural española a una lamentable manifestación de mediocres oscuridades.

Hoy, setenta y cinco años después, los firmantes de este manifiesto no queremos seguir lamentando la triste brutalidad de aquel retroceso, sino celebrar la emocionante calidad de los logros que le precedieron, y agradecer la ambición, el coraje, el talento y la entrega de una generación de españoles que creyó en nosotros al creer en el futuro de su país. Reivindicar su memoria es creer en nuestro propio futuro, que será proporcionalmente mejor, más libre, más justo, más feliz, en la medida en que seamos capaces de estar a la altura de la tradición republicana que hemos heredado.

Por una España verdaderamente moderna, laica, culta, igualitaria, por su definitiva normalización democrática, y por el progreso armónico del bienestar de todos sus ciudadanos, hoy, setenta y cinco años después, queremos celebrar el 14 de abril de 1931, y proponer que esta fecha se celebre en lo sucesivo como un reconocimiento oficial a todos los ciudadanos españoles que lucharon activamente por la libertad, la justicia y la igualdad, valores comunes que tienen que seguir orientando la construcción democrática de la sociedad española.


Firmantes hasta ahora:

Xesús Alonso Montero, filólogo,
Perfecto Andrés Ibáñez, magistrado,
Moncho Armendáriz, director de cine,
Bernardo Atxaga, escritor,
Rafael Azcona, escritor y guionista,
Alfons Barceló, economista y catedrático de la UB,
Miguel Beato del Rosal, biólogo,
Constantino Bértolo, editor,
Carlos Berzosa Alonso-Martínez, economista y rector de la Universidad Complutense de Madrid,
Jaume Botey, Profesor de la UAB,
Anna Camps, pedagoga y catedrática de Didáctica de la UB,
José Manuel Caballero Bonald, escritor,
Juan Ramón Capella, Catedrático de Filosofía del Derecho de la UB,
Óscar Carpintero, economista y profesor de la Universidad de Valladolid,
Carlos Castilla del Pino, psiquiatra y escritor,
Jesús Casquete, profesor de la Universidad del País Vasco,
Javier Cercas, escritor,
Alfons Cervera, escritor,
Emma Cohen, actriz,
Félix de la Concha, pintor,
Luis Mateo Díez, escritor,
Rafael Escuredo, abogado y expresidente de la Junta de Andalucía,
Joaquín Estefanía, escritor y periodista,
Fernando Fernán-Gómez, actor, escritor y director de cine,
Josep Ferrer y Llop, rector de la Universidad Politécnica de Catalunya,
Francisco Fernández Buey, filósofo,
Valentina Fernández Vargas, historiadora e investigadora del CSIC,
Josep Fontana, historiador,
Ernest García, ecólogo y catedrático de la Universitat de València,
Luis García Montero, poeta,
José Luis García Sánchez, director de cine,
Jesús García Sánchez, editor,
Salvador Giner, sociólogo,
Ángel González, poeta,
Teresa González de la Fe, socióloga,
Ángeles González Sinde, guionista y directora de cine,
Belén Gopegui, escritora,
Jordi Gracia, escritor, profesor y crítico literario,
Almudena Grandes, escritora,
Jose Luis Gordillo, Plataforma Cultura contra la Guerra,
Román Gubern, historiador y escritor,
Jordi Guiu, filósofo y profesor de la Universidad Pompeu Fabra,
Manuel Gutiérrez Aragón, director de cine,
Francisco Gutiérrez Carbajo, Decano de Filología de la UNED,
Emilio Hernández, director teatral,
Jordi Ibáñez Fanés, escritor y profesor de la Universitat Pompeu Fabra,
Carlos Jiménez Villarejo, jurista,
Ariel Jerez, profesor de Ciencias Políticas de la UCM,
Santos Juliá, historiador,
Luis Landero, escritor,
Lluis Llach, cantante,
Manuel Longares, escritor,
Julia López, catedrática laboralista de la Universitat Pompeu Fabra,
Salvador López Arnal, profesor de Instituto,
Olga Lucas, traductora,
Guillermo Lusa, filósofo,
Santiago Macías, vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica,
José Manzanares, director de la Escuela Julián Besteiro (UGT),
Mariano Maresca, profesor de Filosofía del Derecho de la UGR,
Ignacio Martínez de Pisón, escritor,
Jorge Martínez Reverte, escritor,
Jesús Matamala Bacardit, profesor de la UB,
Juan Mayorga, dramaturgo,
Xose Luis Méndez Ferrín, escritor,
Eduardo Mendicutti, escritor,
Ana Merino, poeta,
Juan José Millas, escritor,
Magüi Mira, actriz,
Joan Mª Miró Sans, Vicerrector de la Universitat Politècnica de Catalunya,
Vicente Molina Foix, escritor,
Juan Carlos Monedero, profesor de Ciencias Políticas de la UCM,
Jorge Montes, historiador y subdirector general gerente de la Biblioteca Nacional,
Ángeles Mora, poeta,
Luis Muñoz, poeta,
Arcadi Oliveras, presidente de "Justicia y Pau",
Marcos Ordoñez, escritor y periodista,
Puy Oria, productora de cine,
Javier Ortiz, periodista y escritor,
Jordi Parés i Grahit, ingeniero industrial,
Manuel Pérez Iruela, sociólogo y presidente de la Federación Española de Sociología,
Benjamín Prado, escritor,
Melquíades Prieto, editor,
Rosa Regás, escritora y directora de la Biblioteca Nacional,
Miguel Riera, editor,
Miguel Ríos, cantante,
Javier Rioyo, periodista y director de cine,
Manuel Rivas, escritor,
Azucena Rodríguez, directora de cine,
Juan Carlos Rodríguez, Catedrático de Historia de la Literatura de la UGR y escritor,
Ana Rosetti, escritora,
Jaime Salinas, editor,
José Sacristán, actor,
Teodoro Sacristán, director de la Feria del Libro de Madrid,
José Luis Sampedro, escritor,
Clara Sánchez, escritora,
Teresa Sánchez Alberti, galerista,
Marina Saura, actriz,
Tomás Segovia, poeta,
Joaquim Sempere, sociólogo y profesor de la UB,
Ismael Serrano, cantante,
Secundino Serrano, historiador,
Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica,
Jordi Socías, fotógrafo,
Joan Subirats, catedrático de la UAB,
Carlos Taibo, profesor de Ciencias Políticas de la UAM,
Maruja Torres, escritora y periodista,
Rosana Torres, periodista,
Rosa Torres Pardo, pianista,
Gerardo Vera, escenógrafo, director teatral y director del Centro Dramático Nacional,
Manuel Vicent, escritor,
Isabel Vilallonga, concejala del Ayto. de Madrid,
Pepe Viyuela, actor,
Josu Ugarte Gastaminza, director de Bakeaz.

13 de febrer 2006

Sobre las II Jornadas de Izquierda Socialista. Por Juan Antonio Barrio

Los días 4 y 5 de Febrero se celebraron en la sede central del PSOE las II Jornadas de debate de Izquierda Socialista y cumplieron un doble compromiso. En primer lugar se realizaron cuatro debates en torno a "España plural, reforma de estatutos y la paz en Euskadi", "Laicismo, ciudadanía y derechos cívicos" "Europa y la globalización" y finalmente "Perspectivas socioeconómicas y Desarrollo sostenible". En segundo lugar la corriente aprobó un documento de conclusiones para fijar unas posiciones sobre algunos asuntos claves.

DEBATES. Respecto a las aportaciones de las mesas de debate, y sin ánimo de exhaustividad (esperamos poder publicar un amplio extracto posteriormente) fueron muy importantes las aportaciones de Ignacio Sotelo (sobre federalismo alemán - que él prefiere - y canadiense, necesidad de reforma de la Constitución española, reforma mas amplia que la contemplada sólo para el Senado). Isidro Molas, que se definió como "nacional catalán y federalista español", le replicó sobre las dificultades de reformar la Constitución no sólo en la actual coyuntura política, al menos en el sentido propuesto. A su juicio una interpretación más flexible de la Constitución podía dar mucho juego y ser más operativa.

José Antonio Pérez Tapias coincidió con Sotelo en la importancia de una apuesta federalista, como reconocimiento de la España plural y para frenar la "deriva confederalista" que aparece como gran peligro de nuestro Estado de las Autonomías. Insistió en la necesidad de construir un relato satisfactorio y diseñar un modelo pues el documento de Santillana tan sólo esbozaba un marco pragmático de actuación.

Ramón Jaúregui afirmó la necesidad de no hacer mitología de las palabras: nos interesan unas cosas del federalismo y otras no (por ejemplo un listado rígido de competencias no nos interesa nada) Hay que pensar en si puede ser adecuado potenciar ciertas competencias del gobierno central (por ejemplo en urbanismo y protección civil). Finalmente expresó su convencimiento acerca de la derrota de ETA y movimientos próximos en cuanto a la paz en Euskadi.

Borrell suscitó un enorme interés por su descripción del crítico momento actual europeo. No sólo por el debate acerca de qué queremos hacer juntos (para unos, los países del Este y Gran Bretaña, casi nada mas que un mercado común; para otros la construcción de una Europa social y política), sino también por la puesta en cuestión del modelo social europeo que evidencian casos como el de la empresa letona que pretendía pagar sueldos letones para construir una escuela pública en Suecia, caso ya comentado en esta página y que en la actualidad está considerando el Tribunal Superior de Justicia de Luxemburgo.

Pedro Zerolo insistió en la importancia de no amilanarse ante las presiones eclesiásticas sobre el avance en los derechos ciudadanos (ley del matrimonio homosexual, agilizaciones del divorcio, etc) y la necesidad de progresar en la laicidad en la escuela y acabar con la sobrefinanciación de la Iglesia católica. En el mismo sentido, Antonio Chazarra propuso un estatuto de laicidad y la necesidad de revisar el Concordato y acabar con los símbolos religiosos en instituciones estatales. Almudena Grandes en una "modesta proposición" sugirió la importancia de una "norma" que "obligue" a los profesores de la escuela pública a llevar a sus hijos a la escuela pública…y Matilde Fernández enfatizó la importancia de la participación ciudadana … ("no sólo oír al ciudadano") para mejorar la calidad de nuestra democracia.

Luis Gómez Llorente insistió en el error "táctico" que supone negociar temas por separado con la Iglesia y abogó por una negociación global ("así quizá, se consiga que cedan en algo") abominó del lenguaje políticamente correcto que implica separar laicidad de laicismo peyorativo ("sin laicismo no hubiera habido laicidad") y complejificó la lucha por un estatuto de laicidad (el problema de verdad es la financiación de los servicios implicados y lo seguirá siendo en la aplicación de la nueva ley de Autonomía Personal). Hizo hincapié también en la importancia de potenciar la asignatura de EDUCACIÓN para la ciudadanía.

Finalmente, Toni Ferrer puso de relieve las tareas pendientes de la agenda social: desigualdad salarial de género, altos índices de siniestralidad laboral, políticas presupuestarias incapaces de generar empleo de calidad. Y Cristina Narbona en una intervención que generó un amplio debate puso encima de la mesa la apuesta por trabajar conjuntamente con los sindicatos según las conclusiones de la Asamblea Mundial de Nairobi sobre trabajo y medio ambiente celebrado en Nairobi, de impulsar un Desarrollo Sostenible más ético (son los ciudadanos más desfavorecidos los más perjudicados por el deterioro del medio ambiente) y más racional y democrático (acabando con la desidia histórica de las administraciones). Abogo también por un replanteamiento global de la normativa relacionada con el delito ambiental.

DOCUMENTO. Izquierda Socialista aprobó en la segunda fase de las jornadas un documento en las que además de juzgar acertadas y necesarias determinadas iniciativas legislativas adoptadas por el Gobierno Socialista como la Ley Contra La Violencia de Género, la regulación de los trabajadores inmigrantes, la ampliación de los derechos cívicos y el nuevo concepto de ciudadanía que ha inspirado decisiones políticas de gran relieve como la legalización del matrimonio homosexual entre otras se valora muy positivamente los esfuerzos realizados para lograr una reforma de los Estatutos de Autonomía que profundicen en la reforma federal del Estado, asegurando la cohesión territorial. Nos parece esencial la contribución de la izquierda catalana para articular de una forma distinta la nación española. Es importante asumir que España es una Nación de Naciones. Creemos que la reforma del Estatuto catalán ayudará decisivamente a resolver los problemas que siguen esperando una respuesta en el País Vasco.

En otro orden de cosas la retirada de las tropas de Irak ha merecido el aplauso de toda la opinión pública progresista que ha valorado muy positivamente el cumplimiento de las promesas realizadas por José Luis Rodríguez Zapatero durante la campaña electoral.

Además, el Gobierno del Partido Socialista ha decidido articular una alternativa a esta grave crisis internacional propiciando una "Alianza de civilizaciones" y la adopción de compromisos con los "Objetivos del Milenio" adoptados por la ONU. Sólo el diálogo entre las distintas culturas podrá evitar el choque entre las civilizaciones y la solución bélica a los conflictos reforzando, además la cooperación internacional para avanzar en la construcción de un mundo más justo, pacífico y solidario.

Se enfatiza la necesidad de poner en primer plano de la agenda política la "agenda social": el incremento del SMI y de las pensiones mínimas, la lucha contra la exclusión y por la integración social de los inmigrantes, la participación de los trabajadores en la empresa, la fiscalidad, la reforma del mercado laboral, el desarrollo sostenible y la ley de autonomía personal son algunos de los temas que deberán de profundizarse a través de un desarrollo progresista por parte del Gobierno socialista. Además, el Gobierno socialista debe acabar con la precariedad de las condiciones de empleo que impiden poder adoptar un "proyecto de vida" digno por parte de cientos de miles de jóvenes y con la subcontratación abusiva, dadas las consecuencias negativas que conlleva en la siniestralidad laboral y en la seguridad. Al tiempo, se deberá potenciar la democracia económica, desarrollando la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), la participación de los trabajadores en la empresa y el fortalecimiento social de los Sindicatos de clase.

Consideramos que la próxima reforma fiscal debe de realizarse con prudencia, evitando dar mensajes erróneos a los ciudadanos. En este sentido, cualquier reforma fiscal deberá dar mayor peso a los impuestos directos (IRPF, sociedades, "productos" financieros…) que a los indirectos con un equilibrio impositivo entre las rentas del trabajo y las rentas del capital; garantizando los principios de progresividad, equidad y suficiencia recaudatoria, para asegurar por parte de los poderes públicos la prestación de Servicios (Educación, Autonomía Personal…) de forma duradera. Los borradores de reforma fiscal que se han hecho públicos por el Ministerio de Economía y Hacienda no van en esa dirección y, en nuestra opinión, deberían ser replanteados.

Además el Gobierno socialista debe acabar con la precariedad de las condiciones de empleo que impiden poder adoptar un “proyecto de vida” digno por parte de cientos de miles de jóvenes y con la subcontratación abusiva, dadas las consecuencias negativas que conlleva en la siniestralidad laboral y en la seguridad. Al tiempo, se deberá potenciar la democracia económica, desarrollando la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), la participación de los trabajadores en la empresa y el fortalecimiento social de los Sindicatos de clase.

Todas estas ideas y muchas más serán objeto de un debate más amplio en torno a la Conferencia Política que el PSOE va a celebrar entre el 2 y el 4 de Junio con la novedad de la participación de 200 miembros de la "sociedad civil" con voz y con voto.

07 de febrer 2006

DECLARACIÓN DE IZQUIERDA SOCIALISTA

Asamblea Federal Izquierda Socialista-PSOE

Madrid, 4 y 5 Febrero de 2006


DECLARACION


La corriente de Izquierda Socialista-PSOE (IS-PSOE), reunida en Asamblea el 4 y 5 de febrero de 2.006, en la sede del PSOE Calle Ferraz nº 70 de Madrid, después de analizar diferentes temas de actualidad política, con la participación de Ponentes invitados, hace pública la siguiente DECLARACION:

1. La guerra de Irak, en marzo de 2003, ha sido el fenómeno que ha marcado las relaciones internacionales en este último período. Nuestra sociedad se conmocionó por los atentados del 11 de septiembre del 2.001. La respuesta norteamericana a este desafío terrorista, ha condicionando a la comunidad internacional a una polarización insensata entre dos fundamentalismos. Pero, cuando la administración Bush decidió embarcarse en una estrategia bélica para ocupar Irak no podía imaginar la respuesta masiva de los ciudadanos europeos y de otros países, así como la negativa del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a secundar sus planes, reforzándose el “multilateralismo” como medio de resolver los conflictos internacionales.

En España, la victoria del Partido Socialista en las Elecciones Generales del 14 de marzo del 2.004 ha permitido rectificar la política exterior desarrollada por el gobierno del Partido Popular. La retirada de las tropas de Irak ha merecido el aplauso de toda la opinión pública progresista que ha valorado muy positivamente el cumplimiento de las promesas realizadas por José Luis Rodríguez Zapatero durante la campaña electoral.

Además, el Gobierno del Partido Socialista ha decidido articular una alternativa a esta grave crisis internacional propiciando una “Alianza de civilizaciones” y la adopción de compromisos con los “Objetivos del Milenio” adoptados por la ONU. Sólo el diálogo entre las distintas culturas podrá evitar el choque entre las civilizaciones y la solución bélica a los conflictos reforzando, además, la cooperación internacional para avanzar en la construcción de un mundo más justo, pacífico y solidario.

Por otra parte, ante los últimos acontecimientos ocurridos en el Sahara, IS-PSOE se solidariza con las luchas del pueblo saharaui y se manifiesta a favor de su derecho de autodeterminación a través de un referéndum, promovido y supervisado por la ONU.

2. Europa y la globalización neoliberal. El Gobierno socialista apostó con valentía y firmeza por superar el déficit político y social en la construcción europea, realizando el Referéndum ante el Tratado de una Constitución para Europa (TCE) en febrero de 2004. Desafortunadamente, el NO francés y holandés al TCE ha situado a la Unión Europea (UE) ante una parálisis institucional de incierto futuro para avanzar en el proceso de integración política, económica y social que viene realizando desde la II Guerra Mundial. Recientemente, intereses económicos e iniciativas como la Directiva de Servicios (la denominada Directiva “Bolkestein”), o la de Tiempo de Trabajo, han puesto en crisis el “modelo social europeo” que concilia crecimiento y reparto a través de la fiscalidad y un fuerte Estado de Bienestar, con un importante protagonismo sindical en las relaciones laborales y en el Diálogo Social con empresarios y gobiernos.

Por tanto, se requiere de forma urgente, desde el Partido Socialista Europeo y desde los Gobiernos socialistas en los países de la UE, una coordinación política y una decidida apuesta por preservar este “patrimonio social europeo”, restituyendo así la confianza de los ciudadanos europeos en próximas consultas ante el TCE, especialmente ante los nuevos países de la ampliación, evitando el “dumping social” y la competencia desleal entre países vecinos. Al tiempo, una UE fuerte y cohesionada aparecería como un “sujeto de referencia” alternativo a la globalización neoliberal.

En este contexto, saludamos el triunfo de la izquierda en las recientes convocatorias electorales realizadas en América Latina, especialmente en Chile y Bolivia, abriendo caminos para avanzar hacia una solución progresista de los problemas de desarrollo, pobreza y democracia largamente obstaculizados por la corrupción, el militarismo y la dominación económica de las multinacionales.

3. En el plano de la política nacional, creemos que han sido muy acertadas y necesarias determinadas iniciativas legislativas adoptadas por el Gobierno socialista como la Ley contra la de Violencia de Género, la regulación de los trabajadores inmigrantes, la ampliación de los derechos cívicos y el nuevo concepto de ciudadanía que ha inspirado decisiones políticas de gran relieve como la legalización del matrimonio homosexual, entre otras. Estos avances, deberán de profundizarse en un futuro inmediato a través de un Estatuto de Laicidad, revisando los Acuerdos con la Santa Sede y apostando por una escuela pública laica, integradora con los inmigrantes y la población con menos recursos y asegurando una financiación suficiente.

Valoramos positivamente la nueva Ley Orgánica de Educación (LOE), especialmente, la inclusión en el currículum escolar de la “Educación para la Ciudadanía”, aunque esta Ley ha quedado empañada por las excesivas concesiones a la patronal religiosa, comprometiendo el fortalecimiento de la enseñanza pública.

4. Consideramos muy positivos los esfuerzos realizados para lograr una reforma de los Estatutos de Autonomía que profundice en la reforma federal del Estado, asegurando la cohesión territorial. Nos parece esencial la contribución de la izquierda catalana para articular de una forma distinta la nación española. Es importante asumir que España es una Nación de Naciones. Creemos que la reforma del Estatuto catalán ayudará decisivamente a resolver los problemas que siguen esperando una respuesta en el País Vasco. Han sido muchos años de violencia y de sufrimiento los que han debido soportar miles de ciudadanos. Creemos que hoy se abre una vía para erradicar definitivamente el terrorismo. El ejemplo de Cataluña muestra que es posible construir una nación sin etnicismos ni exclusiones, sin violencia ni intimidación.

Los socialistas hemos defendido siempre que la diversidad cultural no debe ir en contra de la cooperación y la solidaridad ínter territorial. El derecho a la diferencia no puede ser interpretado como una defensa de los privilegios de los más ricos, agravando la desigualdad entre los territorios. Todos los españoles somos iguales ante la ley y debemos tener garantizados los mismos derechos y prestación de servicios por parte de los poderes públicos, independientemente de donde se viva o trabaje.

5. Poner en primer plano la “agenda social”. La vida política se ha centrado en este período de Gobierno socialista en cuestiones decisivas que atañen a la política exterior, a la política autonómica y a la extensión de los derechos de ciudadanía. Pero, los socialistas no podemos olvidar la cuestión social, “señas de identidad” de nuestra acción política desde que se fundara el PSOE.

En este sentido, la denominada “agenda social”, además de lo realizado, deberá formar parte de las principales acciones de Gobierno, hasta finalizar la legislatura: el incremento del SMI y de las pensiones mínimas, la lucha contra la exclusión y por la integración social de los inmigrantes, la participación de los trabajadores en la empresa, la fiscalidad, la reforma del mercado laboral, el desarrollo sostenible y la ley de dependencia son algunos de los temas que deberán de profundizarse a través de un desarrollo progresista por parte del Gobierno socialista.

6. La fiscalidad. Consideramos que la próxima reforma fiscal debe de realizarse con prudencia, evitando dar mensajes erróneos a los ciudadanos (¡No es verdad que bajar impuestos sea de izquierdas!) y desarrollando un ejercicio de explicación, de “pedagogía política”, del papel de la fiscalidad como factor redistribuidor, de equidad y de paz y cohesión social. En este sentido, cualquier reforma fiscal deberá dar mayor peso a los impuestos directos (IRPF, sociedades, “productos” financieros...) que a los indirectos, con un equilibrio impositivo entre las rentas del trabajo y las rentas del capital; garantizando los principios de progresividad, equidad y suficiencia recaudatoria, para asegurar por parte de los poderes públicos la prestación de Servicios (Educación, Sanidad, Autonomía Personal...) de forma duradera. Así, el “escenario fiscal” debería “acompañar” a medio plazo (dos legislaturas) la apuesta socialista por un del Estado de Bienestar fuerte, acortando los 8 puntos del PIB que nos separan en este campo del resto de países de nuestro entorno. Los borradores de reforma fiscal que se han hecho públicos por el Ministerio de Economía y Hacienda no van en esa dirección y, en nuestra opinión, deberían ser replanteados.

7. Reforma del mercado laboral. El Gobierno socialista debe acabar con la precariedad de las condiciones de empleo que impiden poder adoptar un “proyecto de vida” digno por parte de cientos de miles de jóvenes y con la subcontratación abusiva, dadas las consecuencias negativas que conlleva en la siniestralidad laboral y en la seguridad. Al tiempo, se deberá potenciar la democracia económica a través de la participación de los trabajadores en la empresa, fortaleciendo el papel social de los Sindicatos de clase y desarrollando la Responsabilidad Social de la Empresas (RSE).

Un Gobierno socialista debe de tener como principio que las reformas en este campo deben de ser en beneficio de los trabajadores y no en la dirección de disminuir o restringir derechos laborales consolidados.

8. Por un desarrollo sostenible. Con el concurso de las Organizaciones Empresariales y los Sindicatos, se debería de establecer un compromiso entre Gobierno y Parlamento, en torno al necesario cambio de nuestro actual modelo productivo: mayor atención a la Educación en todos sus niveles y en formación a lo largo de la vida, I+D+I,.. con esfuerzos de inversión y coordinación importantes, evitando el abandono industrial que produce deslocalización empresarial y desempleo.

De esta forma se podrá realizar la “transición” hacia un modelo de crecimiento sostenible que sustituya al “hormigón y el ladrillo” como motor de crecimiento especulativo con consecuencias depredadoras para el medio ambiente y para un planeamiento territorial razonable. Esta respuesta resulta urgente e ineludible ante los retos de la sociedad del conocimiento y de nuestra creciente integración económica, política y social en la UE: Estrategia de Lisboa y Plan Nacional de Reformas (PNR), en el contexto de la mundialización.

9. Promulgación de la Ley de Autonomía Personal, cuarto pilar del Estado de Bienestar. La promulgación de esta nueva Ley, actualmente en fase de debate, debería de garantizar un nuevo derecho subjetivo (“atinente a las personas”), con la suficiente dotación económica, vinculación a la Seguridad Social y al Sistema Nacional de Salud de forma que, conjuntamente con otra Ley-Marco de Servicios Sociales, se haga realidad en nuestro país la construcción del cuarto pilar del Estado de Bienestar, acercándonos a los niveles de protección social en la UE.

10. Recuperar la política para y con los ciudadanos. Con poco más de 25 años de Constitución y vida política en libertad, nuestro país necesita profundizar nuestra democracia, desarrollando la “democracia participativa”. No basta con pedir el voto a los ciudadanos cada cuatro años. La participación y compromiso con la “cosa pública”, especialmente por parte de los jóvenes, requiere de un fortalecimiento de Asociaciones, movimientos sociales, ONGs... y, especialmente, de partidos políticos y sindicatos de forma que sean los “canales naturales” del debate y compromiso ciudadano con los grandes retos que tiene nuestro país en el umbral del siglo XXI.

Esto supone revisar la Ley de Partidos Políticos y la Ley Electoral, garantizar la democracia interna en los partidos y organizaciones, regular las incompatibilidades y la limitación de mandatos o apostar por la transparencia en su financiación, entre otras medidas.

Recuperar la credibilidad y confianza en la política, frente a la hegemonía de la economía y el mercado, como medio de resolver en sana convivencia los grandes problemas y conflictos que nos rodean: discriminación de la mujer, pobreza y exclusión social, medio ambiente, nuevos paradigmas culturales, emigración e inmigración, economía y empleo... se presentan como claves para evitar brotes de racismo y xenofobia, incluso, el riesgo de actitudes personales y electorales de extrema derecha, tanto en España como en Europa.

03 de febrer 2006

II Jornadas Federales de Izquierda Socialista-PSOE

II JORNADAS DE IZQUIERDA SOCIALISTA – PSOE

4 Y 5 DE FEBRERO 2006

(SEDE FEDERAL DEL PSOE. CALLE FERRAZ 70. MADRID)


1.- Sábado 4 de febrero:

Mañana

Ø 10:00: Apertura de las Jornadas.

Ø 10:30: Mesa Redonda “Un desarrollo federal para España. El Estatuto Catalán. La paz en Euskadi".

Intervienen:

v Santiago Carrillo, ex Secretario General del PCE.
v Ignacio Sotelo. Catedrático
v Juan Antonio Barrio. Coordinador Federal Izquierda Socialista. Diputado
v Ramón Jáuregui. Portavoz PSOE Comisión Constitucional
v Isidro Molas i Batllori Miembro ejecutiva PSC.
Vicepresidente Senado.
v José Antonio Pérez Tapias, Delegado de Cultura de la Junta de Andalucía en Granada.

Modera: Pepa Pellicer. Miembro de la CEF PSOE

Ø 13:00: Saludo CEF: Pedro Zerolo, Secretario Federal de Movimientos
Sociales del PSOE.

Tarde

Ø 15:30: Video “Testimonio de un republicano español en Mathausen”.

Ø 16:00: Mesa Redonda “Ciudadanía, laicismo y derechos cívicos”.

Intervienen:

v Matilde Fernández. Diputada Asamblea de Madrid
v Antonio Chazarra. Diputado Asamblea de Madrid.
v Almudena Grandes. Escritora.

Modera: José Miguel Sánchez Estévez. Procurador en las Cortes
de Castilla y León.

Ø 18:00: Asamblea Federal de IS:

§ Punto 1: Debate político
§ Punto 2: Estructuración de la Corriente.


2.- Domingo 5 Febrero:

Ø 10:30: Mesa Redonda: “Europa y la Globalización”

Intervienen:

v José Borrell Presidente del Parlamento Europeo
v Vicent Garcés: Coordinador Federal Izquierda Socialista.

Modera: Andrés Perelló. Diputado en el Parlamento Valenciano. Miembro del CF del PSOE

Ø 12,30: Mesa Redonda: “Las perspectivas socioeconómicas de España. El Desarrollo Sostenible y el Estado del Bienestar”

Intervienen:

v Cristina Narbona. Ministra de Medioambiente.
v Toni Ferrer. Miembro ejecutiva confederal UGT.
v Manuel de la Rocha. Miembro del Consejo Económico y Social de España.

Modera: José Manzanares. Director de la Escuela de Formación de UGT. Miembro de la CE del Partido Socialista de Madrid.

Ø 14:30: Clausura de las Jornadas.