18 de setembre 2006

CADA DÍA MÁS MOTIVOS

Andrés Perelló/ Las Provincias, 18-09-2006

La moción de censura, como instrumento de exigencia de responsabilidades al Gobierno, en este caso al Consell de Camps, permite evidenciar ante el Parlamento los elementos de crítica que la oposición presenta. Pero, también permite presentar la alternativa que la oposición ofrece para salir de una situación que pueda impedir el progreso colectivo. Por tanto, manifiesta que es posible otra opción, frente a la que el Parlamento ha de decidir, en caso de que los votos sean suficientes, o lo habrán de hacer los ciudadanos, en su día, en caso de que no lo sean. Eso es lo frecuente.

Lo infrecuente es el efecto que la censura, bueno, su mero anuncio a través de los medios de comunicación, ha producido en el Consell, en su presiente, y en todo el Partido Popular.

Ha habido una reacción que podríamos encuadrar ente lo exótico y lo desesperado. Como a salto de mata. Se ha producido una especie de vahído generalizado que ha desubicado a Camps, ante la posibilidad de verse respondiendo ante las Cortes. Se ha metido bajo el brazo el discurso del debate de Política General, como diciendo que a él no se lo perturba nadie, y ha desaparecido. Se ha generado una dinámica exhibicionista en el Consell. Están saliendo a contarnos gestión y a anunciarnos proyectos, desde consellers, hasta directores generales que ni conocíamos, pasando por secretarios autonómicos, cargos orgánicos, Adela Pedrosa, y un sinfín de voceros prevenidos sobre las críticas que se esperan, curándose en salud frente a lo que piensan que se van a tener que oír en las Cortes. Da gusto verles en acción. Todos los días una hermosura de agenda, donde igual plantean una nueva rotonda, que inauguran un azulejo. Están todos en la calle. De haberlo sabido, Pla debió plantear la censura un par de años antes. De esa manera, cargos que no le han dado un palo al agua desde que los nombraron, se habrían ganado el sueldo.

Si eso resulta llamativo, la reacción del grupo popular en las Cortes no lo es menos. La actuación de los portavoces populares esta semana, tiene un testimonio en televisión. Por menos hay quien lo ofrece en el Diario de Patricia.

Nos llevan a una Junta de Portavoces, para fijar el calendario de trabajo del otoño y, en teoría, para fijar la fecha del debate de Política General, en el que hemos de repasar la situación de nuestra Comunidad en todo un año, y nos ofrecen un calendario con una triste comisión de la sequía, por toda agenda. El motivo es, que han leído en la prensa que se va a presentar una moción de censura, que no está presentada en ese momento. Si el mero anuncio les paraliza la sangre y la agenda de trabajo, qué será cuando, más temprano que tarde, se presente. ¡Acabáramos! Parecía que había solvencia, y resulta que solo había soberbia. Ha sido situarles ante un imprevisto, y desestabilizarse todo el edificio del PP.

Si no era suficiente con eso, un día después de no tener calendario y ante la crítica generalizada, hasta de los medios más “comprensivos” con el PP, anuncian que van a convocar trece comisiones en las Cortes. Y lo dan como una noticia. Pero, ¿desde cuándo trabajar es noticia? Como si quieren convocar trece plenos. A lo mejor, en uno de ellos viene García Antón y nos explica el accidente de metro de Picanya, de septiembre del año pasado, que ya es hora. Y el debate de Política General que ha de hacerse en septiembre, ¿para cuándo? ¿Por qué esa huida de Camps, una vez más?

Si dejan de hacer nuevos motivos cada día que pasa para ser censurados, igual Pla puede acabar el escrito de la moción de censura y presentarlo. Pare ya, señor presidente. No dé más motivo. Esto hay que presentarlo y usted no para de añadir motivos nuevos.

14 de setembre 2006

ELECCIONES MUNICIPALES 2007

PRIMARIAS CIUDAD DE VALENCIA
CRONICA PERIODISTICA


J. F. / M. F. - El País - 07-09-2006

Por otra parte, Pla se reunió el pasado martes con la corriente Izquierda Socialista (IS) que, entre otros temas, le explicó su posición favorable a celebrar primarias en las tres capitales.
Fuentes socialistas interpretaron esta reunión como un intento de IS de postular a Manuel Mata como contrincante a Carmen Alborch para lograr una mejor representación en las listas. Mata negó ayer rotundamente que se vaya a postular de candidato.
===============================================
Las Provincias - 09-09-2006/Amparo Tórtola

Otro cantar es cómo acabará lo de Carmen Alborch y su potencial candidatura a la alcaldía de Valencia. La primera semana de septiembre ha estado salpicada de reuniones, comidas y cenas protagonizadas por dirigentes y militantes socialistas de Valencia ciudad que comparten dos aspectos: Su malestar por la imposición de la ex ministra de Cultura como candidata y su voluntad de pactar para presentar al proceso de primarias que da comienzo el próximo viernes un candidato alternativo.

El nombre que se está barajando es el del prestigioso abogado, ex concejal, tertuliano radiofónico y actual portavoz de la ejecutiva del PSPV-PSOE, Manolo Mata. Él se deja querer y, de momento, no ha dicho esta boca es mía, aún sabiendo, como ya se preocupan de predicar los que promueven su candidatura, que su nombre podría acabar recibiendo más apoyos que el de la candidata “oficialista”. ¿Cómo se explicaría que en el proceso de primarias la favorita de Zapatero y Pla concitara menos apoyos que un candidato alternativo?

Así las cosas, no es de extrañar que, probablemente por aquello de guardar las formas, Carmen Alborch, todavía candidata oficiosa que no oficial, no dispone tan siquiera de un coche con chofer, suministrado por el partido, para cubrir sus desplazamientos por Valencia y la asistencia a actos. Esto se pone interesante.
===============================================
IS y sectores del PSPV de Valencia proponen que Mata se enfrente a Alborch en primarias

Levante-Emv. 12-09-2006

El abogado y portavoz de la comisión ejecutiva nacional del PSPV-PSOE, Manuel Mata, podría ser el adversario de la ex ministra de Cultura y diputada en el Congreso Carmen Alborch en unas hipotéticas elecciones primarias en Valencia para decidir el candidato socialista a la alcaldía de la capital.

Se trata de una iniciativa de la corriente Izquierda Socialista, a la que pertenece Mata, que está avalada también por diversos sectores de la militancia de la ciudad. Según fuentes de la corriente, muchos militantes de Valencia consideran «saludable» que haya un proceso de elecciones primarias para designar candidato y esta iniciativa estaría siendo acogida favorablemente por un amplio número de afiliados.

Fuentes próximas a Mata aseguran que este, que no se ha pronunciado al respecto, está meditando la posibilidad y probablemente hoy mismo se definirá sobre si está dispuesto o no a concurrir a primarias. En el caso de que aceptara la decisión de recoger las firmas para ello se tomaría inmediatamente, hoy mismo o mañana, indicó un miembro de la corriente Izquierda Socialista.

La candidatura de Carmen Alborch fue propuesta por la ejecutiva de Valencia, por lo que un candidato alternativo necesita el apoyo de un 20% de los militantes para poder ser proclamado. Como Valencia tiene 2.000 afiliados, la hipotética candidatura de Manuel Mata precisaría 400 firmas para ser proclamada, ya que se necesita el apoyo del 20% de los afiliados.

La recogida de firmas se iniciaría a partir del próximo lunes, día 18, que es cuando se pone en marcha el proceso de elecciones primarias para las grandes ciudades en las que los socialistas no gobiernan, ya que donde tienen alcaldía, el alcalde opta automáticamente a la reelección si lo desea.

Carmen Alborch no sólo cuenta con el apoyo de la ejecutiva de Valencia del PSPV, sino también con el del secretario general del partido, Ignasi Pla, y con el del líder del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

===============================================

Manuel Mata estudia enfrentarse a Carmen Alborch en las primarias por la alcaldía de Valencia

El portavoz de la comisión ejecutiva nacional del PSPV-PSOE, Manuel Mata, confirmó este martes que está estudiando la posibilidad de presentarse a un proceso de primarias para la elección del candidato socialista a la alcaldía de Valencia, con lo que, de hacerlo, se disputaría la candidatura con la diputada nacional Carmen Alborch, designada por el líder del PSPV, Joan Ignasi Pla.

Diariocrítico (Valencia). 12-09-2006

Manuel Mata reconoció que está pensando en la posibilidad de presentarse como candidato al habérselo pedido desde sectores de su partido como Izquierda Socialista (IS), a la que pertenece el abogado valenciano. Apuntó que esta noche tomará la decisión, tras reunirse con miembros de esta corriente del PSPV y de hablar con "mucha otra gente" con la que dijo que tiene que consultar.

El portavoz socialista subrayó que cree en el proceso de las primarias, que es "algo por lo que hemos luchado mucho tiempo", por lo que, si en lugar de Carmen Alborch --por la que reconoció sentir mucho aprecio-- fuera otro el candidato, se presentaría "sin dudarlo".

================================================

Manuel Mata (PSPV) estudia presentarse a las primarias y enfrentarse a Carmen Alborch por la alcaldía de Valencia

VALENCIA, 12-09-2006 (EUROPA PRESS)

El portavoz de la comisión ejecutiva nacional del PSPV-PSOE, Manuel Mata, confirmó hoy que está estudiando la posibilidad de presentarse a un proceso de primarias para la elección del candidato socialista a la alcaldía de Valencia, con lo que, de hacerlo, se disputaría la candidatura con la diputada nacional Carmen Alborch, designada por el líder del PSPV, Joan Ignasi Pla.Manuel Mata reconoció que está pensando en la posibilidad de presentarse como candidato al habérselo pedido desde sectores de su partido como Izquierda Socialista (IS), a la que pertenece el abogado valenciano. Apuntó que esta noche tomará la decisión, tras reunirse con miembros de esta corriente del PSPV y de hablar con "mucha otra gente" con la que dijo que tiene que consultar.

El portavoz socialista subrayó que cree en el proceso de las primarias, que es "algo por lo que hemos luchado mucho tiempo", por lo que, si en lugar de Carmen Alborch --por la que reconoció sentir mucho aprecio-- fuera otro el candidato, se presentaría "sin dudarlo".

================================================

Mata estudia competir con Alborch por la alcaldía socialista en Valencia

Panorama Actual, 13-09-2006

El portavoz de la comisión ejecutiva nacional del PSPV-PSOE, Manuel Mata,
confirmó que está estudiando la posibilidad de presentarse a un proceso de
primarias para la elección del candidato socialista a la alcaldía de Valencia,
con lo que, de hacerlo, se disputaría la candidatura con la diputada nacional
Carmen Alborch, designada por el líder del PSPV, Joan Ignasi Pla. Por su parte,
el vicesecretario regional del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV),

Ricardo Costa, afirmó que los "las decisiones suicidas" de Pla, "han abierto la
veda de los divorcios y las desautorizaciones" en los socialistas.

================================================
IS DESCARTA PRESENTAR UNA ALTERNATIVA A ALBORCH EN PRIMARIAS

La corriente del PSPV se reunirá hoy con Pla para comunicarle su decisión

V. R., Valencia. Levante, 13-09-2006

Miembros de la corriente Izquierda Socialista se reunieron ayer en la sede de Blanqueries para fijar una postura y debatir la conveniencia de presentar una alternativa interna a la candidata del PSPV para Valencia, Carmen Alborch, que viene avalada por unanimidad por la ejecutiva comarcal, la dirección del PSPV que lidera Joan Ignasi Pla y el mismo presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero a través de la dirección federal. Hasta altas horas de la noche, los representantes de Izquierda Socialista trataron la posible candidatura a primarias del actual portavoz de la ejecutiva del PSPV, el también abogado Manuel Mata, una opción que se descartó finalmente. En cualquier caso, IS celebrará hoy una reunión con Pla para comunicarle su decisión.

El portavoz socialista subrayó ayer que cree en el proceso de las primarias, que es «algo por lo que hemos luchado mucho tiempo», por lo que, si en lugar de Carmen Alborch --por la que reconoció sentir mucho aprecio- fuera otro el candidato, se presentaría «sin dudarlo», informa Europa Press.

Los responsables de Izquierda Socialista habían mantenido reuniones con los distintos sectores del partido, desde el secretario general del PSPV de Valencia, Rafael Rubio, hasta los lermistas y la facción afín a la FSP, para sondear sus posibilidades de obtener los 400 avales necesarios para presentar una alternativa. La incertidumbre sobre la posibilidad de lograr los apoyos es lo que ha generado indecisión en las filas de la corriente socialista.

Por su parte, la candidata oficial Carmen Alborch no quiso comentar en profundidad la intención inicial de la corriente de presentar una alternativa, y se limitó a mostrar su respeto y a decir que «están en su derecho» porque las primarias están reguladas en los estatutos del partido como uno de los mecanismos de elección de candidatos.

Fuentes del PSPV de Valencia interpretaban ayer que Izquierda Socialista intentaba con esta maniobra hacer valer su cuota en el partido. IS ha reclamado a Pla un puesto en la lista al Congreso por Valencia, dos en la lista autonómica por la misma circunscripción y mantener el concejal de Valencia. Las mismas fuentes cuestionaron la conveniencia de presentar esta alternativa en primarias -cuyo plazo de presentación finaliza el 18 de septiembre- en plena estrategia agresiva de Pla, que ha presentado una moción de censura al jefe del Consell, Francisco Camps. El líder socialista cuenta entre su arsenal de argumentos contra Camps con el de la división interna de los populares.

En esta línea dirigentes del Partido Popular no tardaron en aprovechar el posible proceso de primarias para intentar trasladar una imagen de división en el seno de los socialistas. El vicesecretario general del PP, Ricardo Costa, hizo referencia a que se «cuestione la candidatura de Carmen Alborch», y, en este sentido, advirtió de que «este ninguneo a la dirección de Blanqueries demuestra que Pla sólo tiene un cargo honorífico dentro del partido».

================================================

IZQUIERDA SOCIALISTA POSTULA A MATA PARA PRESIONAR AL PSPV

Las Provincias, 13-07-2006

La corriente interna del PSPV Izquierda Socialista (IS) ha depositado su confianza en el portavoz de la ejecutiva del partido, Manolo Mata, para disputarse con Carmen Alborch la candidatura a la alcaldía de Valencia. La reunión de IS anoche en la ciudad acabó, sin embargo, sin una decisión firme sobre la precandidatura del abogado y ex concejal. El debate figuraba en el último lugar de un orden del día con seis puntos.

“Se hará lo que convenga al partido”, señalaron ayer ambas partes. La presentación de Mata implicará la celebración de elecciones primarias para que los militantes voten a su candidato para el Ayuntamiento. Según Mata, ese proceso da vida al partido, pero a veces se dan “circunstancias que lo desaconsejan”.

Y mientras se aguanta la decisión, Izquierda Socialista se hace un hueco en la confección de las listas municipal y autonómica, en las que quiere mantener su cuota de poder. El anuncio de la posible opción de Mata recuerda al congreso del PSPV (2004) en el que se eligió a Ignasi Pla secretario general. La corriente progresista amenazó con presentar una lista alternativa y, de este modo, logró una importante representación en la ejecutiva.

================================================

EL AMAGO DE MATA DE PRESENTARSE COMO CANDIDATO FRENTE A ALBORCH CAUSA MALESTAR EN EL PSPV

IZQUIERDA SOCIALISTA DESCARTA ENFRENTARSE A LA EX MINISTRA EN VALENCIA PERO PRESIONA AL SECRETARIO GENERAL PARA AUMENTAR SU CUOTA DE PODER

Buena parte del PSPV ha mostrado su malestar por la condescendencia de su secretario general, Ignasi Pla, hacia las presiones de Izquierda Socialista, y por lo repetitivo ya de estas situaciones. La corriente progresista ha optado por no enfrentarse a Carmen Alborch, pero espera ser escuchada en la confección de las listas.

Las Provincias, 14-09-2006

El anuncio de Izquierda Socialista (IS) ya olía a chamusquina. No era la primera vez que la principal corriente del PSPV amenazaba con abrir una brecha en el partido para que el secretario general, Ignasi Pla, escuche sus peticiones. Y, entre algunos destacados socialistas, esta situación causa un serio malestar.

La corriente progresista del PSPV propuso al abogado, ex concejal en Valencia y portavoz de la ejecutiva del partido, Manuel Mata, que presentara su precandidatura al Ayuntamiento. El martes decidió no hacerlo porque, como explica el portavoz de IS, Vicent Garcés, “las circunstancias lo desaconsejan”. Las circunstancias son que la opción de Mata habría obligado a celebrar primarias para que los militantes eligieran entre el abogado y Carmen Alborch. Dada la “coyuntura política”, el hecho habría interferido en la iniciativa (probablemente) más importante de Pla: la moción de censura contra el presidente de la Generalitat, Francisco Camps. Además, la dirección socialista estatal prefería evitar las primarias en las grandes ciudades o en los lugares clave, como puede ser Valencia.

Mata, a Les Corts

Pero es que la circunstancia esencial (que reconoce el propio Mata) es la precandidata. Alborch, ex ministra de Cultura y diputada en el Congreso, fue avalada por la ejecutiva comarcal de Valencia en julio, propuesta por indicación de Pla y la ejecutiva federal. Si el martes, la decisión hubiera sido lanzar a Mata, se habría dado el caso de que el portavoz de la ejecutiva del PSPV se enfrentaría a la candidata de la propia ejecutiva y su secretario general. Con esta decisión, comunicada ayer mismo a Pla y a Alborch, la ex ministra se convierte casi formalmente en candidata a la alcaldía de Valencia, si bien el período de presentación de otras candidaturas finaliza el 1 de octubre. Garcés se mostró convencido de que, a estas alturas, nadie presentará ya otra alternativa. Y con esta maniobra, IS tensa la cuerda una vez más para que sus exigencias sean escuchadas a la hora de elaborar las listas para las elecciones de 2007. En otras ocasiones (como el congreso del PSPV de 2004), con un amago asó la corriente progresista se hizo un hueco. Sin ir más lejos, Mata como portavoz de la ejecutiva y Andrés Perelló como portavoz adjunto del grupo en Les Corts e invitado de excepción a las reuniones directivas del partido.

De cara a 2007, según fuentes del PSPV, el objetivo de IS es consolidar a Perelló y forzar la entrada de Mata en Les Corts. Aseguran también que a Garcés le agradaría ser eurodiputado o, incluso, ocupar un escaño en el Congreso. Estas mismas fuentes han expresado en privado su malestar por la actitud de Pla ante IS. Buena parte del PSPV critica que su secretario general se pliegue a las exigencias de esta corriente y no les plante cara. Mata aseguró que ni Pla nunca le presionó desde que conoció la posibilidad. También garantizó que tenía los avales suficientes para presentarse (unos 400 de 2.000 militantes), pero que decidió que la candidatura de Alborch “es muy buena”.

Por su parte la secretaria de Comunicación del PP, Sagrario Sánchez, afirmó ayer que Izquierda Socialista “ha lanzado un órdago” a Pla para “marcar su territorio”. Sánchez aseguró que el anuncio de Mata supuso un desafío no sólo a Pla, sino también al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y al propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

================================================

Garcés dice que la «coyuntura política» hace «inviable» optar a las primarias

Levante-EMV, Valencia. 14-09-2006

El dirigente de la corriente Izquierda Socialista (IS), Vicent Garcés, confirmó ayer que finalmente esta formación adoptó ayer la decisión de que el portavoz de la comisión ejecutiva nacional del PSPV-PSOE, Manuel Mata, no se presente a un proceso de primarias para elegir el candidato socialista a la alcaldía de Valencia, dado que la «coyuntura política», el «hecho de tener a una persona como precandidata nominada, como es Carmen Alborch, y el hecho de estar ante un calendario muy estrecho, muy limitado en el tiempo» lo hacen «inviable».

El responsable de IS se pronunció así tras las declaraciones efectuadas ayer por Manuel Mata, quien reconoció estar estudiando la posibilidad de presentarse como candidato en un proceso de primarias, y al respecto señaló que, tras estudiar si existían las condiciones adecuadas para hacerlo, se acordó no iniciarlo, decisión que comunicaron ayer al secretario general del PSPV-PSOE, Joan Ignasi Pla. El propio Garcés fue quien se reunió con el líder socialista para trasladarle además otras cuestiones. En esta línea, fuentes del PSPV de Valencia interpretaban ayer que Izquierda Socialista ha renunciado a sus intenciones tras constatar que no contaban con respaldo como para obtener los 400 avales necesarios para presentar un candidato en primarias.

El mero hecho de debatir una posible candidatura alternativa a la de Alborch volvió a ser aprovechado ayer en las filas populares para atacar a Pla. La secretaria ejecutiva de Comunicación del PPCV, Sagrario Sánchez, afirmó que IS «ha roto filas ante la falta de guión» del líder del PSPV, Joan Ignasi Pla, y «ha lanzado un órdago» al secretario general de los socialistas valencianos para «marcar su territorio político».

================================================

IS dice que la coyuntura hace "inviable" que Mata compita con Alborch

Panorama Actual. 14-09-2006

SEGÚN LA CORRIENTE SOCIALISTA, EL HECHO DE TENER A UNA PERSONA COMO PRECANDIDATA NOMINADA, "IMPIDE LA CONVOCATORIA DE PRIMARIAS"

El dirigente de la corriente Izquierda Socialista (IS), Vicent Garcés, confirmó que finalmente esta formación adoptó la decisión de que el portavoz de la comisión ejecutiva nacional del PSPV-PSOE, Manuel Mata, no se presente a un proceso de primarias para elegir el candidato socialista a la alcaldía de Valencia, dado que la "coyuntura política", el "hecho de tener a una persona como precandidata nominada, como es Carmen Alborch, y el hecho de estar ante un calendario muy estrecho, muy limitado en el tiempo" lo hacen "inviable".

12 de setembre 2006

Homenaje a Salvador Allende



Santiago de Chile, 10 de septiembre 2006

10 de setembre 2006

CENSURADO YA ESTABA

Andrés Perelló/Las Provincias, 10-09-2006


Camps está ya censurado. La votación es lo de menos. La presentación valiente de la moción de censura y el lugar elegido para hacerlo, Terra Mítica, son dos elementos sorprendentes para el PP. Sobre todo por esa costumbre que tienen de minusvalorar al adversario pensando, desde la mayoría absoluta, que el poder les pertenece como si fuera un nuevo botín de guerra, y que de ahí no les hecha nadie. Las apariencias engañan, ¿O, no President? A fuerza de ningunear a la oposición y a Pla, creíais que lo teníais todo ganado. Es problema de arrogancia analítica y falta de percepción. Allá vosotros. Advertidos estabais.

Querer hacer ver, como intenta el PP, que solo si se tiene mayoría absoluta se puede presentar una moción censura, es un absurdo que sólo se le ocurre a quien está en los últimos estertores de su vida gubernamental. ¡Si se tiene mayoría absoluta se está en el gobierno, no en la oposición esperando la ocasión para censurar! Una cosa es que el susto haya alterado las neuronas presidenciales, y otra bien distinta, que se le haga decir al Presidente de todos los valencianos tonterías del calado de la que pronunció cuando le pidió a Pla que dimita si la pierde. ¿Tan en duda tiene poderla ganar que deja la puerta abierta a perderla o ganarla? El Dr. Freud se estaría poniendo las botas con estos inconscientes tan dicharacheros. Es que se les entiende todo. Y lo que está muy claro es que el susto que se llevó Camps, cuando leyó en la prensa lo de la censura, está haciendo estragos. Si cuando empezó a asustarse, le hubieran dado un vaso de agua fresca con un chorrito de vinagre, como nos hacía mi abuela cuando nos asustábamos de niños, en vez de ponerse todos a decirle tonterías, se le habría pasado y no estaría tan desorientado estos días..

La moción de censura es un mecanismo democrático que ha de afrontar cualquier gobierno, sobre todo cuando hace motivos, para que se le puedan exigir responsabilidades por su gestión. Parece que Camps y el PP no habían valorado que ese instrumento se pudiera usar contra ellos.

La Censura es necesaria porque, utilizando los votos de sus electores, Camps y el PP han optado por en interés privado frente al público, han derrochado el dinero pagado por todos con nuestros impuestos, han tolerado la corrupción, y han hecho gala de soberbia e irresponsabilidad, en todos y cada uno de los momentos en que la situación requería sensibilidad, respuestas y responsabilidad.

Es posible que muchos votantes del PP estén de acuerdo con el partido, haga lo que haga, es su derecho. Pero estoy seguro de que una buena parte de sus votantes no lo hicieron para que fueran tolerantes con la corrupción, en campaña dijeron lo contrario y presentaron un Código Ético, no comparten que se pague por las obras y los eventos tres veces más de lo que valen, y que no se asuman responsabilidades cuando una situación lo requiere. Eso no se lo permite nadie a ningún gobierno. Si no, ni habría alternativa, ni alternancia, siempre gobernarían los mismos. La permanencia en el poder depende del grado de cumplimiento de las promesas realizadas, de la transparencia y la ética con que se administra el interés general, y de la capacidad de autorregeneración que tiene el partido que gobierna. Todo eso ha fallado en el PP. Por eso, cuando el agotamiento y la incapacidad de los gobernantes se manifiestan tan rotundamente, es obligación de la oposición, dar muestra de alternativa y recuperar la esperanza y la ilusión del Pueblo cuyos intereses se administran. Es la mejor forma de demostrar que nada está perdido. Eso es el fin de la censura. Ni hay que asustarse, ni que sacar cuentas. Camps ya estaba censurado por una buena parte de la sociedad antes que Pla lo materializara.

04 de setembre 2006

EL TIGRE ACORRALADO

Immanuel Wallerstein
03 de septiembre de 2006


Cuando, hace muchos años, algunos de nosotros dijimos que la decadencia de la hegemonía estadounidense en el sistema-mundo era inevitable, imparable y estaba ya ocurriendo, la mayoría de la gente nos dijo que ignorábamos la obvia y avasalladora fuerza militar y política de Estados Unidos. Hubo críticos que dijeron que nuestros análisis hacían daño porque servían como un vaticinio que acarrea su propio cumplimiento.

Luego, en la presidencia de Bush, subieron al poder los neoconservadores e instrumentaron su política unilateral de militarismo macho, diseñada (decían ellos) para restaurar la indisputable hegemonía estadounidense, amedrentando a sus enemigos e intimidando a sus amigos para que obedecieran, sin cuestionar, las políticas de Estados Unidos en el ámbito mundial.

Los neoconservadores tuvieron su oportunidad y sus guerras han fracasado espectacularmente: no han logrado atemorizar a quienes son considerados enemigos ni intimidar a sus antiguos aliados a que obedezcan sin chistar. La posición estadounidense en el sistema-mundo es hoy mucho más débil de lo que era en 2000, y esto es resultado, precisamente, de las muy erradas políticas neoconservadoras adoptadas durante la presidencia de Bush. Hoy, mucha gente está dispuesta a hablar abiertamente de la decadencia estadounidense.

Así que, ¿ahora qué pasa? Hay dos sitios a los cuales debemos mirar: al interior de Estados Unidos, y el resto del mundo. En el resto del mundo, los gobiernos de todas las tendencias le prestan cada vez menos atención a cualquier cosa que Estados Unidos diga o quiera. Cuando era secretaria de Estado Madeleine Albright dijo que Estados Unidos era "la nación indispensable". Esto pudo haber sido cierto alguna vez, pero ciertamente no es verdad ahora. Hoy, el tigre está acorralado.

No es todavía plenamente el "tigre de papel" del que hablara Mao Tse Tung, pero es cierto que va en camino de ser exhibido como un tigre agazapado, a la defensiva.

¿Cómo tratan otras naciones a un tigre acorralado? Con una gran dosis de prudencia, podría decirse. Aunque Estados Unidos ya no puede imponer sus modos en casi ninguna parte, sigue siendo capaz de infligir grandes daños si decide dar un coletazo. Irán puede desafiar a Estados Unidos con aplomo, pero intenta ser cauteloso para no humillarlo. China puede sentirse plena de vigor, segura de que se fortalecerá más en las décadas venideras, pero maneja con tiento a Estados Unidos. Hugo Chávez puede torcerle la nariz al tigre abiertamente, pero Fidel Castro, más viejo y sabio, habla en un tono menos provocador. Y el primer ministro italiano, Romano Prodi, toma de las manos a Condoleezza Rice mientras emprende una política exterior encaminada a fortalecer el papel mundial de Europa, independiente de Estados Unidos.

¿Por qué son todos tan prudentes? Para responder, debemos indagar lo que ocurre en Estados Unidos. Dick Cheney, jefe del Ejecutivo, de facto, sabe lo que se requiere hacer desde el punto de vista de los militaristas machos, de los cuales él es el líder. Estados Unidos debe "mantener el rumbo" y de hecho escalar la violencia. La alternativa sería admitir su derrota, y Cheney no es alguien que vaya a hacer eso.

Sin embargo, Cheney tiene un agudo problema político en casa. Sus políticas (y él mismo) pierden respaldo, masivamente, dentro de Estados Unidos. Los discursos amedrentadores acerca de los terroristas y las acusaciones de traición que lanza contra sus críticos ya no parecen ser tan efectivos como antes lo fueran. La reciente victoria del crítico de la guerra Ned Lamont sobre el defensor de la guerra Joe Lieberman, en los comicios de Connecticut para elegir candidato del Partido Demócrata al Senado, ha sacudido al establishment político estadounidense de ambos partidos. En pocos días, un gran número de políticos parece haber avanzado mucho hacia el cierre de la operación Irak.

Si, como parece bastante posible ahora, los demócratas obtienen el control de ambas cámaras del Congreso en las elecciones de noviembre de 2006, hay el riesgo de una estampida en favor de la retirada, pese a la renuencia del liderazgo demócrata en el Congreso. Esto será más seguro si, en varias elecciones locales, ganan prominentes candidatos que se oponen a la guerra.

¿Qué hará el bando de Cheney entonces? Uno no puede esperar que graciosamente reconozca el advenimiento de un presidente demócrata en las elecciones de 2008. Sabe que tal vez cuenta con sólo dos años más para crear situaciones de las cuales sea casi imposible que Estados Unidos pueda retirarse. Y dado que, con un Congreso controlado por los demócratas, no podrá lograr que pase ninguna legislación importante, se concentrará (todavía más que ahora) en intentar utilizar los poderes ejecutivos de la presidencia, en manos de su dócil testaferro, George W. Bush, para agitar estragos militares por todo el mundo y así reducir radicalmente el rango de libertades civiles dentro de Estados Unidos.

Sin embargo, en muchos frentes habrá resistencia contra la camarilla de Cheney. Sin duda, el más importante sitio de resistencia será el de los líderes de las fuerzas armadas estadounidenses (con la excepción de la Fuerza Aérea), que claramente piensan que las actuales aventuras militares han extralimitado en gran medida la capacidad militar estadounidense. Este liderazgo está muy preocupado de que la opinión pública estadounidense culpe a los militares cuando Rumsfeld y Cheney desaparezcan de los titulares de los periódicos. Resistirán también contra la camarilla de Cheney las grandes empresas, que consideran que las actuales políticas tienen consecuencias muy negativas para la economía estadounidense.

Por supuesto, los de izquierda y centro-izquierda en Estados Unidos impulsarán una resistencia contra esta camarilla, ahora que se sienten revigorizados, enojados y ansiosos por el rumbo de la política estadunidense. Hay una lenta pero clara radicalización de la izquierda y aun de la centro-izquierda.

Cuando eso ocurra, la derecha militarista emprenderá represalias muy agresivamente. Cuando Lamont ganó las elecciones internas en su estado, un lector del Wall Street Journal escribió una carta que decía: "hemos llegado al punto de inflexión en este país; si permitimos que la izquierda gobierne como mayoría, nuestro país está acabado". Este lector llama "ineptos" a los líderes republicanos. El, como muchos otros, buscará líderes más fieros.

Todo mundo se preocupa por la guerra civil en Irak. ¿Y qué pasará en Estados Unidos? Alarmantes tiempos se avecinan.


Traducción: Ramón Vera Herrera
Publicado en La Jornada de México

03 de setembre 2006

ESTRUENDO EN TERRA MÍTICA

ANDRÉS PERELLÓ/Las Provincias, 03-09-2006

Hoy hace dos meses que ocurrió el accidente de la Línea 1 del metro. El Papa estaba a punto de llegar y todo adquirió una velocidad de vértigo como queriendo ensanchar los días de aquella semana para que la fatídica coincidencia marcara distancias con los eventos programados. Recordar ahora las primeras versiones, aquel funeral a toda prisa, la sacudida de responsabilidades que el PP inició desde el Consell, la descarga de culpas sobre un maquinista muerto, y la actitud escapista y obstaculizadora del Consell de Camps y de la empresa FGV en la Comisión de Investigación de Les Corts, es como recordar una película de ciencia ficción del pasado. Y tan sólo han pasado dos meses, todavía está cercana la tragedia y muy doliente el duelo de las víctimas. Pero así se desarrollan los acontecimientos, a toda prisa, unos porque se presentan de repente, otros porque se fabrican para que se presenten con la idea de tapar otros.

Esta semana comenzó con una Diputación Permanente de Les Corts Valencianes para tratar de la sequía. La propició el PP buscando, un verano más, la prolongación de aquellos días, ya amortizados de Agua para Todos, en que millones de pesetas del dinero público se gastaron en propaganda y paellas en vez de dedicarse a modernizar los regadíos en su momento y a prevenir la sequía cuando tocaba. Qué menos se le puede exigir a un gobierno que está doce años en la Comunidad Valenciana y ocho en España, como ha estado el PP. Pero la propició, sobre todo, para intentar tapar la inadmisible dosis de irresponsabilidad y cobardía gubernamental que ha demostrado el Consell de Camps, y todo el PP, con la gestión del accidente del metro. El nivel de descalificación política como gobierno y como futura oposición al que ha llegado el PP es difícil de superar.

Camps ha mostrado antes de tiempo sus debilidades, sus temores, su falta de capacidad para dirigir el partido y para dirigir el gobierno de los valencianos. Ha dado muestras de no soportar con facilidad el pase a la oposición que le espera en 2007, y eso está afectando a toda la Comunidad.

Sin duda tiene motivos para estar apocado. Pero se lo ha buscado el mismo y a pulso. Devorado por la deuda y los sobrecostes, debilitado por la división interna de su partido, que seguramente todavía niega, acorralado por los casos de corrupción de sus altos cargos: Castellón con Fabra, Alicante con Díaz Alperi, Torrevieja con su Alcalde y sus casos de presuntas torturas, Orihuela con un alcalde imputado en varios delitos urbanísticos, y varios casos más de los que estaba advertido y, lejos de poner medidas preventivas, se dedicó a ignorar, respaldando a sus autores y sentando un precedente que ha cundido por toda la Comunidad. Si los jefes pueden hacerlo y no pasa nada, por qué no lo voy a hacer yo, se han preguntado algunos cargos de segundo nivel.

Con esa situación, que Pla viaje al paradigma de la corrupción y del derroche: Terra Mítica es lo menos que puede suceder. O la alternativa señala los lugares que simbolizan la peor forma de gobernar y de gastar el dinero de todos los valencianos, o corremos el riesgo de sucumbir ante el derroche del patrimonio de todos.

¡Quien te ha oído, y quién te ve, PP! La derecha de orden, que venía a hacernos ricos a todos con sus privatizaciones y su ultraliberalismo, ha hecho multimillonarios a unos pocos a costa de la cantidad, la calidad, y la seguridad, de los servicios públicos de todos.

La irrupción de Pla en Terra Mítica es todo un símbolo de querer coger el toro por los cuernos, antes de que con sus embestidas desbocadas nos desgarre más aún el futuro.

La otra visita decisiva es la que los ciudadanos han de hacer a las urnas en su día. Sin votos no hay cambios.