19 de juny 2007

INFORMACION DE LA COORDINADORA FEDERAL DE IS-PSOE

INFORMACION DE LA COORDINADORA FEDERAL DE IS-PSOE


1.- Reflexiones de Izquierda Socialista ante las próximas elecciones generales. Síntesis de los contenidos de la reunión de la Coordinadora Federal de IS (Madrid, 8.06.2007)

1.1.- Cuando ya han tenido lugar las elecciones municipales, y también autonómicas en muchas de las comunidades de España, el horizonte electoral inmediato que se presenta ante nosotros es el de las próximas elecciones generales. Respecto a éstas, el Presidente del Gobierno, J.L. Rodríguez Zapatero, ha vuelto a decir que serán en el próximo mes de marzo de 2008, dando a entender claramente que la legislatura llegará hasta su final.

1.2.- Una vez que hemos hecho un balance detallado del resultado de las elecciones, aunque el PP haya conseguido unas decenas de miles de votos más en el cómputo global, hay que destacar que el PSOE ha ganado más poder institucional que el obtenido por la derecha, con más concejales y alcaldes a lo largo y ancho de España que en el mandato anterior, y gobernando en más comunidades autónomas.

Es verdad que ese incremento es el que se logra gracias a resultados como los conseguidos por las candidaturas socialistas en Andalucía, Castilla la Mancha, Extremadura, Cataluña o Galicia, pues frente eso tenemos la clamorosa derrota en Madrid, así como los pobres resultados en Castilla León y en la Comunidad Valenciana, donde no se han visto colmadas ni mucho menos las expectativas de recuperación del voto socialista.

El denominador común de todos los lugares en los que se ha perdido, o incluso de donde no se ha ganado como se esperaba, ha sido la abstención de parte de nuestro electorado y la no incorporación significativa del voto joven. He ahí nuestro principal problema a la hora de afrontar elecciones, de forma que lo ocurrido hasta el momento en estas convocatorias (añadiendo a las municipales las de los referendos para Tratado constitucional europea, Estatuto de Cataluña y Estatuto de Andalucía) es aviso que enciendo las luces rojas de cara a las próximas citas electorales.

1.3.- Es este balance entre éxitos y fracasos el que explica que, a pesar de poder considerar que el PSOE ha resuelto bien las elecciones municipales y autonómicas, encontremos un su seno la sensación de una militancia abrumada, invadida por una perplejidad que recorta el entusiasmo que sería de desear que hubiera. No cabe duda que unas derrotas como la de Madrid y Valencia, en Ayuntamientos y Comunidad, con el carácter emblemático que se concede a ambas instituciones, es difícil de compensar por más que el cómputo global sea favorable.

1.4.- Una cuestión crucial que se añade a todo lo dicho es al anuncio por parte de la banda terrorista ETA de acabar con la “tregua permanente”, que había “mantenido” a pesar de la ruptura que hizo de la misma con el atentado de la T-4 el 30 de diciembre de 2006. Sin duda, ello incide de lleno en la actualidad política, a la que llegamos con el enrarecido clima propiciado por la crispación alimentada por el PP, sobre todo por su negativa a apoyar al Gobierno en la lucha antiterrorista, difundiendo la falsa imagen de que éste negociaba con ETA de manera claudicante para justificar así la rentabilización electoralista que, con Rajoy a la cabeza, hacen los populares de la política antiterrorista.

1.5.- A la vista de la situación postelectoral en que nos hallamos, con buenos resultados que sin embargo quedan mediatizados por la difícil coyuntura política del momento, podemos decir que, ante el futuro inmediato, nuestro problema político es, por una parte, cómo combatir la abstención y, por otra, cómo ganar la batalla de la comunicación. Ambas cuestiones están correlacionadas. De ahí que sea necesario abordar de manera urgente la cuestión de cómo llevar a cabo una buena política de comunicación para difundir las realizaciones del Gobierno socialista y para movilizar nuestro electorado, de forma que reduzcamos el abstencionismo en que en gran parte se recluye.

1.6.- La política de comunicación que necesitamos no puede resolver todo por sí misma, pero es pieza clave para avanzar en la consolidación de nuestro proyecto político. Hay que reconocer que en el Partido existen problemas de organización que están aparcados, los cuales inciden en la desmovilización de la militancia, o que se han despreciado posibilidades que reconocen los Estatutos, como las relativas a elecciones primarias para candidaturas electorales, que si se hubieran aprovechado sin los típicos temores del “aparato” nos habrían deparado quizá otros resultados.

Pero con todo, es cierto que una política de comunicación eficaz es tan urgente como imprescindible, tanto desde el Gobierno como desde el Partido. Hay que tener en cuenta que la comunicación no puede restringirse a la transmisión de un discurso meramente ideológico ni al conocimiento de una serie de datos al modo de cuenta de resultados, por más favorable que sea. La comunicación tiene que tener en cuenta registros simbólicos muy delicados, escalas valorativas, modos de lenguaje, etc. Y sobre todo ha de ir encaminada aclarar el porqué de nuestra política, y no sólo de las políticas sectoriales, y el para qué, esclareciendo la finalidad a la que apunta.

1.7.- Si Partido, Grupos parlamentarios socialistas y Gobierno en general han de involucrarse a fondo en una política de comunicación que es impostergable, para la misma es especialmente relevante, como es obvio, el papel del Presidente y Secretario General del Partido. No obstante, debe evitarse un error en el que probablemente se ha incurrido, como es frecuente en nuestras “sociedades del espectáculo” con democracias muy “mediáticas”, esto es, mediatizadas por los mismos medios de comunicación. El error consiste en limitar la comunicación a una “conexión directa” entre el Presidente y la ciudadanía, lo cual acentúa la soledad del primero, incrementando sus problemas de credibilidad a poco que las cosas vengan mal, máxime con muchos medios adversos, a la vez que individualiza hasta el extremo a los receptores de los mensajes políticos, de manera que cada cual sólo oye lo que quiere oír respecto a sus intereses particulares.

1.8.- En consonancia con lo que decimos, en la nueva situación en que estamos, no sólo por el final de la tregua de ETA, sino también por la reunión en Moncloa entre el Presidente y Rajoy a raíz de ese anuncio de ETA que pones a todos en guardia frente a un posible atentado, se refuerzan los argumentos esgrimidos a favor de potenciar al máximo la política de comunicación, para llevarla a las cuestiones de fondo más delicadas y no sólo a las que tienen que ver, por ejemplo, con las leyes que se han venido aprobando en sede parlamentaria y que han de aplicarse para dar paso a los logros de justicia social que deben propiciar: ley de igualdad, de autonomía personal, del suelo, de educación y de universidades, del trabajo autónomo, etc.

1.9 .- Puestos a afinar hay que decir que la política de comunicación que necesitamos ha de abordar la defensa de la política del gobierno contra el terrorismo de ETA, insistiendo en la coherencia entre lo que se hace ahora, cuando la tregua ha finalizado, y lo que se hizo antes. Todos debían saber que estábamos inmersos en un proceso que se calificó como “largo, duro y difícil”, y en él es un flaco favor el que se hace a la democracia transmitiendo falacias, calumnias y mensajes simplistas que para nada atienden a la complejidad de los hechos, que es lo que ha venido haciendo el PP. No obstante, para salvar la coherencia entre lo hecho y lo que se hace hay que realizar actos efectivamente coherentes en lo que se refiere, por ejemplo, al tratamiento dado a De Juana, a los procedimientos judiciales contra Otegi, a las listas de ANV, etc. Si ETA no debe ponernos el orden del día, no hay que dejar que la coyuntura generada por la declaración de ruptura de una tregua que de hecho se rompió el pasado Diciembre en Barajas, determine nuestro proyecto político hasta el punto de cercenar acuerdos como los posibles en Navarra para gobernar la Comunidad Foral en coalición con Nafarroa Bai.

En cuestiones de la lucha antiterrorista no se deben dar detalles de lo que ocurre tras las bambalinas, pues eso o merma la seguridad de todos o resta eficacia a las mismas actuaciones políticas que se llevan a cabo, además de las acometidas por las vías policiales y judiciales de nuestro Estado de Derecho. Pero una cosa es no dar detalles y otra no transmitir una idea clara de a dónde se quiere llegar. Esto último es lo que demanda la ciudadanía y lo que la comunicación política debe cubrir.

1.10.- El otro gran tema político respecto al cual la comunicación debe cuidarse especialmente es el de las reformas territoriales, máxime si el mismo Estatuto de Cataluña está pendiente de lo que establezca respecto a él el Tribunal Constitucional, pues es cuestión que el PP ha utilizado y utilizará arteramente.

No hay que perder de vista que si el terrorismo deja de prestarse para erosionar al gobierno, en la hipótesis de que la unidad antiterrorista se consolide, el PP cargará todas las tintas de nuevo en las reformas estatutarias, concentrando sus baterías sobre el Estatuto de Cataluña. Y de esa forma continuará usando y abusando de la “cuestión nacional”, desde el nacionalismo españolista que encarna, para acaparar la atención mediática, atemorizar a la ciudadanía y galvanizar a su electorado con el mensaje de que España se rompe y el Estado se debilita. Cuenta a su favor con el hecho comprobado de que la “cuestión nacional” permanece en segundo plano mientras no se problematiza, pero salta al primer plano cuando se problematiza, relegando a la posiciones secundarias todo lo demás, que en nuestro caso es todo lo relativo a los logros que suponen las leyes aprobadas, la buena situación económica, etc.

También en este terreno, por tanto, es insoslayable ganar la batalla de la comunicación dejando claro por qué y para qué se han acometido las reformas de Estatutos, hacia dónde apuntan en cuanto a la configuración del Estado español, partiendo del Título VIII de nuestra Constitución. Alguna vez, para clarificar todo ello, habrá que hablar en serio del modelo federal con el que las reformas estatutarias cobran la coherencia necesaria para que la cohesión del Estado y la solidaridad de sus territorios se vea garantizada.

1.11.- Señalemos, para concluir, cómo todo indica que para movilizar a nuestro electorado, sacándolo de la abstención en la que tantas veces se recluye, es importante hacerle llegar las razones y motivos de nuestras políticas y de la política que ha llevado y está llevando a cabo el Gobierno de Zapatero, como realización del proyecto del PSOE, un proyecto en el que la ciudadanía debe ser parte activa, informada de sus objetivos, conocedora de sus dificultades y con capacidad de incidir con sus decisiones en la realización del mismo. Por ello insistimos desde Izquierda Socialista, con el énfasis con que lo hacemos, en la batalla de los valores y la política de comunicación como piezas claves de nuestro proyecto.


2.- Participantes en la reunión de la Coordinadora Federal de IS-PSOE.

Compañeros y compañeras procedentes de:

Andalucía
Aragón
§ Baleares
§ Canarias
§ Castilla La-Mancha
§ Cataluña
§ Comunidad Valenciana
§ Euskadi
§ Galicia:
§ Madrid
§ Murcia .


3.- ALGUNAS NOTAS EN TORNO AL COMITÉ FEDERAL DEL 9 DE JUNIO DEL 2007

El Comité Federal del PSOE se celebró el sábado 9/06/07. La coordinadora, ampliada, del IS se celebró el viernes 8/06/07 para efectuar un análisis de las elecciones municipales y autonómicas del 27/05/07 y preparar el mencionado Comité Federal

El Comité Federal aprobó una resolución política condenando la ruptura del alto el fuego por parte de ETA, expresando la decepción por la actitud del PP en torno a la política antiterrorista, valorando positivamente los resultados electorales de las municipales/autonómicas del 27/05 y haciendo autocrítica por las CCAA y Ayuntamientos en donde “no hemos sido capaces de sintonizar con los deseos de cambio y progreso que la ciudadanía esperaba de un partido como el nuestro”.

Asimismo se mandató a la CEF y a las Comisiones Ejecutivas Regionales para hacer posible los acuerdos que concretan los buenos resultados en Gobiernos de Ayuntamientos y CCAA.

En este sentido se aprobó igualmente la declaración conjunta PSOE-IU, que, en su punto tercero, expresa que “ambas formaciones nos comprometemos a garantizar en toda España el apoyo mutuo para lograr la elección de Alcalde/Alcaldesas de las listas mas votadas del IU o PSOE en el municipio, bien a través del apoyo expreso o de la abstención en su caso, en el Pleno de Investidura.

Nota.- Tanto la citada declaración conjunta como la resolución política son consultables en www.psoe.es.

En cuanto a las intervenciones, el Comité Federal empezó con una primera intervención de J.L. Rodríguez Zapatero, 26 intervenciones de miembros del Comité Federal – incluyendo las de Andrés Perelló y J.A. Barrio, de Izquierda Socialista – y una intervención de respuesta de J.L. Rodríguez Zapatero.

Lo que sigue es un resumen de las intervenciones, con especial atención a las posiciones de Izquierda Socialista:

3.1 - Primera intervención de J.L.R. Zapatero:

1. Sobre política antiterrorista: Ganaremos el desafío de ETA”. Buscaremos el consenso con todos sin condiciones ni rectificaciones”.
2. Sobre el resultado electoral: Tenemos 800 concejales, 24 o 25 capitales de provincia (frente a 15 en el 2003), podemos ganar 2 ó 3 CCAA más sin perder ninguna de las que ya tenemos.
3. Algunos resultados son espléndidos: Gran Canarias (J.F. López Aguilar en la Comunidad Autónoma y Jerónimo Saavedra en Las Palmas), Galicia, donde gobernaremos en las siete principales ciudades, etc.
4. 2008 será un año electoral: Tenemos que poner en valor nuestro esfuerzo en infraestructuras, educación, I+D+I, nuestra política socioeconómica, Ley de Dependencia, Estatuto del Trabajo Autónomo, mejora de las pensiones mas bajas y del salario mínimo, la ampliación de derechos, Ley de Igualdad y del matrimonio homosexual y nuestra política territorial (reforma de los estatutos), la mejora en la calidad de nuestro sistema democrático, (refuerzo de la independencia de la Fiscalía General y de la imparcialidad de TVE), la retirada de Irak y nuestra apuesta por la Alianza de Civilizaciones, el incremento en la AOD, (Ayuda Oficial al Desarrollo) con especial atención a África.
5. Pero, sobre todo, tenemos que hacer un programa ambicioso y reformista para 2008.
6. Antes de las elecciones celebraremos dos conferencias: una Social y otra General. La próxima legislatura debe ser la del pleno empleo y la lucha contra el cambio climático. Un programa altamente innovador para estimular a la amplia mayoría progresista, programa que va a coordinar Jesús Caldera.

3. 2.- Intervenciones de Izquierda Socialista en el Comité Federal.

A. Juan Antonio Barrio (Madrid)

Los principales temas expuestos fueron:

Uno.- ETA. Respaldo en la política antiterrorista, pero tenemos que preparar un sólido argumentario, mejora de nuestra política de información al ciudadano también en esto. En la entrevista con Gabilondo, éste le dijo a J.L. R. Zapatero: ¿Cree Vd. que la derecha le hará responsable a Vd. en caso de atentado? J.L. R. Zapatero replicó: “Sólo faltaría”. Tiene razón, pero no nos va a faltar, probablemente.

Dos.- Análisis electoral: Hemos ganado las elecciones, pero la percepción popular no es esa. Nuevamente: reforzar la política de información, especialmente cuando el resultado se materialice próximamente en la consecución de nuevas alcaldías y CCAA.

Tres.- El problema no es sólo Madrid.- Aprovecho para rendir homenaje al esfuerzo de Rafael Simancas durante estos años. Tenemos un problema en las grandes ciudades. Por ejemplo, el resultado en Andalucía es muy bueno, pero el PP es la primera fuerza en las ocho capitales andaluzas. La condición necesaria, pero no suficiente, para encarar el problema es contar con candidatos, a ser posible de dimensión nacional, pero en todo caso sólidos, y un proyecto solvente de ciudad. Por ejemplo, Belloch y la EXPO, Jerónimo Saavedra y un proyecto de ciudad integrada (minorías., lucha contra la marginación, lucha contra la corrupción).

Está claro que la influencia del mensaje nacional del PP es mayor en Madrid y Levante.

Cuatro.- Navarra. Pleno respeto a las decisiones de los socialistas navarros, pero estamos en el Comité Federal y es necesario expresar una opinión ante un tema muy importante. Nuestra política territorial no debe ser distorsionada por ETA ni por la presión del PP. La política de Imaz en el PNV y también la de Patxi Zabaleta/Uxue Barcos en Nafarroa Bai son en parte logros de nuestra política. No todo “nacionalismo es la muerte”, como una vez dijo Miterrand; es posible integrar a un determinado nacionalismo en la gestión de un Estado complejo como el nuestro, ¿porqué no se va a pactar con Nafarroa Bai y sí con el Bloque en Galicia o ERC en Cataluña? La dificultad es Pamplona, pero en el conjunto de Navarra, Fernando Puras debe ser presidente al contar ya con el apoyo de los dos diputados de IU (14 en total), logrando el apoyo de los doce de Nafarroa Bai.

Cinco.- Atención a la emigración. No sólo por el avance en Vic o Vendrell (Cataluña) de plataformas xenófobas (PXC) sino por el video también xenófobo del PP en Badalona que podría ser un ensayo general con todo para las generales (el PP pasó en Badalona de 5 a 7 concejales). Es preciso enfatizar nuestra lucha contra las mafias en cuanto a la emigración ilegal y también nuestra política de integración con respecto a la emigración legal.

Seis.- Abstención y triunfo electoral. Siempre decimos que hay una abstención diferencial, mayor donde ganamos que donde perdemos. Pero debemos de profundizar en las causas y en quién se abstiene, ¿jóvenes, o viejos?.

Siete.- Triunfo electoral. Nuestro electorado debe estar ilusionado para ir a votar. Enfatizar lo hecho está bien si se traduce en consecuencias concretas para la vida de los ciudadanos (por ejemplo: la reforma del Estatuto de Cataluña y un acuerdo sobre el aeropuerto del Prat). Ganaremos con ideas frente a las vísceras y el tremendismo del PP, pero no sólo con ideas, también hace falta insistir en lo simbólico, trasmitir con pasión y explicitar sin excesos pero con contundencia qué pasará si perdemos.

Ocho.- Europa: Si como dice Borrell, los europeos, si no hacemos bien las cosas seremos “pocos, viejos y dependientes”, lo peor es que encima tengamos un “tratado mínimo”: no podemos renunciar a la defensa del núcleo básico del tratado constitucional sin perder prestigio europeísta y además sería desnaturalizar el resultado de nuestro referéndum.

B.- Andrés Perelló (Comunidad Valenciana)

El Compañero Sec. General ha dicho en su discurso que “los hechos han de hablar a través de nuestras voces”, y eso me recuerda que hasta ahora, frente a las mentiras y acusaciones del PP hemos respondido que: “Frente a sus palabras hechos”. La realidad nos ha demostrado que los hechos, nuestra gestión, por sí sola no basta cuando se tiene en frente un aparato con licencia para mentir, como es el PP.

Van a hacer falta muchas voces, del gobierno, todo, de la CEF, toda, no sólo los ministros más famosos o los miembros de las ejecutiva mas conocidos, para poder afrontar las elecciones generales próximas con la garantía de que podamos implicar en ellas a la mayoría de progresistas de este país.

Van a hacer falta para que el Presidente del Gobierno no aparezca tan solo como semeja estar en muchas ocasiones. El ha demostrado que tiene “palabra”, pero nos faltan palabras para que eso no se olvide.

Van a hacer falta para poder explicar con claridad y sin tapujos la política antiterrorista, para que la comprenda la mayoría de ciudadanos, para poder combatir el terrorismo con la contundencia que necesita, pero también para poder combatir con contundencia democrática al PP. Que nadie crea que Rajoy va a ceder mucho. Aunque el Presidente le encargar que redacte el texto de un nuevo Pacto, después de hacerlo el PP estaría en contra. La derecha de este País ya ha demostrado de lo que es capaz.

Está bien que nos vanagloriemos de tener una TVE alejada del partido y del gobierno, pero si eso no se compensa con otro tipo de mediación social, es muy difícil que podamos implicar a la sociedad en nuestra política. Necesitamos reforzarnos estructuralmente y reforzarnos ideológicamente. Nuestras agrupaciones no pueden seguir siendo sumideros de información o lugares de mera discusión interna, han de ser altavoces de nuestras políticas y centros de complicidad con los barrios y la ciudadanía.

Está bien que tengamos ministros y altos cargos respetuosos con las instituciones, pero no que se comporten como meros altos funcionarios que no se implican en la defensa pública de la política del gobierno y hasta a veces parecen huir de las sedes del partido. Ministros Sec. De Estado y Delegados del Gobierno deben implicarse más para que el Presidente no esté, en apariencia, tan solo.

Está bien que hayamos renunciado a hacer publicidad masiva, pero eso no es lo mismo que renunciar a informar o que los ciudadanos renuncien a estar informados. De alguna manera se ha de dar a conocer la gestión que se hace. No podéis seguir confiando en que “el buen paño en el arca se vende”, en política se vende el paño que se tiende, se palpa y se comprueba su calidad.

Necesitamos, en definitiva, implicar a todo el partido en la política del gobierno, en la toma de decisiones y en la elección de sus cargos. Para que lo sientan como propio y puedan sentirse fuertes para implicar a la sociedad en nuestra causa.

Y todo eso es posible se nos reforzamos y no atenuamos la democracia interna. Donde se ha hecho ha provocado depresión interna y malos resultados. Dejo esta reflexión ante el Comité, pero sobre todo ante el Secretario de Organización que tiene una ardua tarea por delante si quiere comprometerse a logra una evolución necesaria de cara a las próximas elecciones generales.

3.3.- Intervención final de J.L.R. Zapatero

La importancia de las elecciones en clave local/autonómica no debe subestimarse, ¿o si no, porqué se comprende mejor el tema de Juana Chaos en Segovia – mayoría absoluta PSOE – que en Córdoba – 4 concejales de 29?

Es difícil ganar a un gobierno estable municipal autonómico del signo que sea a no ser que, a) lo haga muy mal o, b) la oferta alternativa sea espectacular.

En Madrid, el “tamayazo”, por ejemplo, ha tenido importancia. Ante el resultado se va a dar la palabra a los militantes. La actuación de Simancas ha sido ejemplar.

La visualización de la victoria se hará mejor con la constitución de gobiernos municipales y autonómicos; con la nueva FEM (Federación Española de Municipios) y con la nueva Conferencia de Presidentes Autonómicos.

El PP en Cataluña, Euskadi y Galicia ha tenido pésimos resultados; su proyección a escala de elecciones generales es desoladora para ellos.

Es difícil, donde hay gobiernos del PP, la visualización del esfuerzo de la Administración Central: por ejemplo, el AVE es todo esfuerzo de Fomento, y la Copa de América, en un 50%, son fondos estatales. Rita Barbera y Camps se lo apropian sin embargo.

No nos dejemos influir por los resultados y falacias del PP. Expliquemos lo que hemos hecho y lo que vamos a hacer: un programa ambicioso, reformista, basado en la sostenibilidad y el pleno empleo.

ZAPATERO NO ESTAS SOLO

ZAPATERO NO ESTAS SOLO
Antonio García Santesmases*
El Mundo, 19-06-2007

El grito se escuchó en las calles de Madrid el 13 de enero del 2.007 y volvió a aparecer el 17 de marzo pasado. En la primera ocasión habíamos sido convocados para protestar por el atentado de ETA que hizo saltar por los aires una parte de la T-4 y costó la vida a Diego Estacio y Carlos Alonso Palate. En la segunda estábamos conmemorando los 4 años transcurridos desde el comienzo de las operaciones militares en Irak.

No fueron las únicas manifestaciones que vivió Madrid ni siquiera fueron las más numerosas. Aquellas manifestaciones anunciaban algo de lo que podía ocurrir en las elecciones municipales y autonómicas en lugares como Madrid y Valencia. Tras la victoria apabullante de la derecha el alcalde de Madrid concluye lleno de entusiasmo que “Zapatero será un paréntesis en la historia de España y en la historia del socialismo”. ¿Se cumplirá la previsión de Alberto Ruiz Gallardón?

Puede que sí y ello ocurrirá si no somos capaces de reaccionar y construir un relato alternativo al que está realizando la derecha. La derecha española ha conectado muy bien con los vientos que soplan en Europa tras los triunfos de Merkel en Alemania y de Sarkozy en Francia. No podemos olvidar que el primer objetivo de Zapatero en esta legislatura era “volver a Europa”. En marzo del 2.004 todavía estábamos en una Europa que había vivido las manifestaciones más importantes realizadas desde la segunda guerra mundial.

Pero no sólo se trataba de las manifestaciones populares. En la mente de todos estaba la decisiva intervención del gobierno francés en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la decisión de Alemania de rechazar la política norteamericana. La vieja Europa existía y había reaccionado y ese fue el asidero al que se agarró Zapatero para iniciar una nueva política exterior.

Esa nueva política exterior se fortaleció por la elección como ministro de un hombre conocedor como pocos de todos los problemas de Oriente Medio. La elección de Miguel Angel Moratinos fue un acierto porque era una elección coherente con el objetivo de no fallar a los miles de manifestantes que le pedían a Zapatero no repetir la triste historia de los años ochenta cuando los socialistas pasaron de defender la salida de la OTAN a justificar la permanencia en la misma.

Habían pasado casi veinte años en aquel marzo del 2.004 y Zapatero sabía que se jugaba su credibilidad; fue fiel a su palabra y retiró las tropas. A partir de ese momento era imprescindible que Kerry ganara las elecciones norteamericanas y que el proceso de constitución Europea avanzase sin dilación Bush ganó y el no de Francia y Holanda bloqueó todo el proceso. Es evidente que había votantes de izquierda en contra del tratado que pensaron que se abriría un nuevo proceso constituyente. Los que defendíamos un sí crítico pensábamos que era el momento de tirar hacia delante y asegurar una política exterior y de seguridad común que diese continuidad y coherencia a lo ocurrido en el consejo de seguridad. Era por ello imprescindible que Marianne dijera sí a la constitución.

No ocurrió así y Francia entró en una grave crisis. Los electores de derecha estaban agazapados a la espera de poder conectar con los vientos neoliberales y con la política neoconservadora. Sarkozy – el amigo de Aznar- el defensor de la identidad nacional sin complejos, el que quiere enterrar el espíritu de mayo del 68, es el gran triunfador. Zapatero tras esa victoria apabullante está un poco más solo, todavía más aislado en un contexto internacional que quiere acabar cuanto antes con la osadía de un Presidente de gobierno que tuvo la audacia de retirar las tropas y que ha gobernado sin ser recibido por Bush durante todos estos años.

Esa soledad internacional de Zapatero es la clave de muchas de las cosas que nos están pasando. Es el dato más relevante porque refleja que la derecha de la FAES, los neoconservadores españoles, no están aislados, ni son franquistas residuales; son la expresión más clara de la actual derecha atlantista-neoliberal y neoconservadora. Pueden ganar las próximas elecciones y lo harán si las personas de la izquierda plural no somos capaces de reaccionar y mostrar que frente a sus valores nosotros tenemos muchos principios que reivindicar y muchos valores que defender.

Por citar algunos ejemplos. No pensamos lo mismo acerca de la herencia del 68, ni valoramos de la misma forma la educación para la ciudadanía, ni tenemos el mismo concepto de nación, ni pensamos que estemos abocados a un choque entre las civilizaciones. Ni entendemos de la misma forma la relación ente memoria e historia. Son mucha las cosas que se han hecho en esta legislatura pero necesitamos un relato que las articule. Un relato comprensible para nuestros votantes y para nuestros militantes. Se ha producido tal cambio que muchos están desconcertados.

Si a un cuadro político del PSOE de los años ochenta le dicen que un día va a gobernar España con el apoyo parlamentario de Izquierda Unida, va a formar un gobierno en Cataluña con Iniciativa por Cataluña y con Esquerra Republicana, en Galicia con el Bloque Nacional Galego y en Aragón con la Chunta Aragonesista hubiera pensado que eso era imposible; hubiera descartado inmediatamente esa hipótesis como propia de un alucinado.

Si queremos articular el nuevo discurso tenemos que partir de esa perplejidad. El PSOE de aquella época jugaba el papel de la inexistente burguesía liberal y no quería saber nada de ningún partido a su izquierda, ya que a la izquierda del PSOE sólo habitaba el abismo. Hoy todo ha cambiado. Hoy no tenemos enfrente a la derecha conservadora de Fraga a la que siempre le podíamos recordar el pasado franquista. Hoy tenemos una derecha dura, sin complejos, dispuesta a todo, bien engrasada con el discurso de Bush y con el triunfo de Sarkozy.

Pero hoy también tenemos una izquierda que no va a permanecer pasiva viendo como se acaba con un presidente que ha demostrado valentía y audacia. Muchos se lo reconocemos y, más allá de los errores, se lo agradecemos. Y vamos a estar dispuesto a movilizarnos porque la derecha ha llegado tan lejos en sus imputaciones, en su deseo de acabar con esta experiencia de este gobierno, que sabemos que nos jugamos mucho en el envite.

Cuando yo era estudiante de bachillerato recuerdo que ante cualquier ruptura del orden escolar el prefecto del colegio donde yo estudiaba nos regañaba y mostraba claramente su enfado. Un día nos dejó sorprendidos al decir: habéis llegado demasiado lejos; no estoy enfadado estoy dolido. Me temo que la derecha ha llegado tan lejos en las acusaciones cotidianas contra el Presidente del gobierno que hay muchos electores de izquierda que las viven como propias, que no están sólo enfadados, están (estamos) profundamente dolidos y por eso vamos a reaccionar y a impedir que Zapatero sea un paréntesis en la historia de España y en la historia del socialismo. Vamos a impedir que la previsión de Ruiz Gallardón se haga realidad porque para una gran mayoría de los votantes del PSOE y de Izquierda Unida, de los movimientos alternativos y del nacionalismo de izquierda, Zapatero es y debe seguir siendo su presidente.


*Antonio García Santesmases, es profesor de filosofía política de la UNED. Su último libro publicado es Laicismo, agnosticismo y fundamentalismo. Es dirigente de la corriente de opinión Izquierda Socialista-PSOE.

15 de juny 2007

ANDRÉS PERELLÓ: «SI REIVINDICAR DESDE EL SENADO PARA LA COMUNITAT ES MONTAR BRONCA, HABRÁ BRONCA»

ANDRÉS PERELLÓ: «SI REIVINDICAR DESDE EL SENADO PARA LA COMUNITAT ES MONTAR BRONCA, HABRÁ BRONCA»

Francesc Arabí, Valencia. Levante, 14-06-2007


-¿Su designación como senador territorial, es el premio a su implicación con el proyecto de Pla o un despeje al córner para que no desestabilice el grupo de las Corts
-Es un depósito de confianza a plazo fijo en el que voy a poner mucho empeño por mi parte para que produzca el interés que se espera para la Comunitat Valenciana.

-Va a ser compañero de Lerma, ¿Cuánto tardará el ex presidente en pedir el traslado a otro destino
-Él estará encantado conmigo porque nos conocemos desde que yo tenía 17 años y él 23. Desde entonces hemos pasado juntos por todos los lugares de la política. Voy a ayudarle a reforzar la visión valenciana de la política en el Senado que él representa en estos momentos.

-¿La visión valenciana es aquello que dijo Guerra de «Ya están los valencianos armando bronca»
-Si reivindicar para nuestra tierra es montar bronca, habrá bronca. Yo a eso lo llamo simplemente reivindicar para la Comunitat Valenciana.

-¿Qué hará usted en un sitio tan aburrido como el Senado
-Buscar un espacio de felicidad. Si he intentado ser el diputado más feliz de las Corts, porque no lo voy a buscar en el Senado. Sobre todo voy a procurar ser útil a los ciudadanos. Mire, el Senado no lo concibo como un lugar triste, sino solemne. Son dos conceptos que forman un buen binomio, porque la alegría y el dinamismo no están reñidos con la solemnidad.

-Izquierda Socialista se queda sin representación en las Corts.
-IS deja en las Corts mucho espíritu y alguna que otra voz, aunque no tenga etiqueta, además de un candidato a diputado en puertas. Porque IS como elemento no existe; es una idea con la que se está de acuerdo o no, y en las Corts hay alguna gente que lo está.

-Desde el destierro y sin estar en la pomada, ¿Cómo contuberniará de cara al congreso del PSPV
-Yo, de cara a los congresos, nunca he contuberniado, he expuesto propuestas. Y es verdad que otros me han partido la cara por ello. Pero entre inmovilismo e innovación, prefiero siempre lo segundo.

-¿Descarta presentarse a secretario general del partido
-No está en mi agenda política inmediata. Ya cumplí una vez.




-¿Y tropezará dos veces con la misma piedra
-Ser secretario general no es una piedra, sino un derecho y hasta obligación de todos los afiliados.

-¿Pla, Alarte o Sevilla
-El que las bases decidan en un proceso limpio y con una urna transparente. El secretario general no ha de salir de un conciliábulo, sino de la voluntad mayoritaria de los afiliados. Un partido que quiere implicar a la sociedad, ha de empezar por implicar a sus militantes.

-El nombramiento de Milagrosa Martínez como presidenta de las Corts demuestra que...
-Que pueden llegar tiempos peores en los que nos quedemos aun más ciegos de lo que estamos. Lo leí en una novela. No recuerdo cuál.

-Usted que es tan mediático tiene ahora un trampolín para regresar a las tertulias televisivas.
-Ya he tenido una oferta en un plató de renombre que he pospuesto. Le contará una anécdota. El actual presidente del Senado, Javier Rojo, me confesó que me seguía Crónicas Marcianas y que era fan mío. Lo cual fue una sorpresa para mí.

12 de juny 2007

EL UNIVERSO DE LA ALHAMBRA Y SUS MUNDOS

El universo de la Alhambra y sus mundos
JOSÉ ANTONIO PÉREZ TAPIAS. Diputado socialista por Granada

La Alhambra, imperecedera, está ubicándose en un nuevo mundo. Su inagotable universo de imágenes, de sonidos, de símbolos… ha estado en relación con diversos mundos a lo largo de su historia. Desde el tránsito renacentista de la Edad Media a la Modernidad, la Alhambra ha sido un lugar tan denso de significados que en ella encontró inesperada y metafórica verificación en el terreno de la historia la tesis del herético Giordano Bruno sobre el infinito universo y los mundos. Tal es su riqueza arquitectónica, su valor artístico y su potencia paisajística que en ninguno de sus mundos ha quedado agotada. Por ello es un monumento que llega vivo hasta hoy, desde sus orígenes nazaríes, pasando por su reelaboración tras la conquista cristiana de Granada, la reformulación de su sentido sobre todo de la mano del romanticismo decimonónico, hasta desembocar en este recién estrenado siglo XXI, en el que disfruta de frutos del siglo XX tan maduros como los proporcionados por la tarea ingente de restauración llevada a cabo por Torres Balbás o por los aciertos interpretativos de arabistas como García Gómez. El legado que supone la Alhambra, con todo lo que la historia ha ido volcando además sobre ella, ya ha entrado de lleno en contacto con la cultura digital de la llamada “sociedad de la información”. Resituándose en ese nuevo mundo de nuestra contemporaneidad, ella misma reestructura su propio mundo interior, dando paso a nuevas formas de presentarse, que inciden por fuerza en la representación que nos hacemos de los palacios nazaríes y sus avatares a lo largo del tiempo, incluyendo éste que transcurre. Eso es lo que está sucediendo ante nuestros ojos, incluso ocurriendo gracias a nosotros mismos, sea por acción u omisión, en tanto que no somos ajenos, sino todo lo contrario, a esa feria de maravillas mundiales con la que ha venido a coincidir nuestra mismísima Feria del Corpus. Justo es el momento en que el “corpus alhambreño”, con su poderío aurático, se transfigura yendo y viniendo de la mística a la crematística, a través de múltiples mixtificaciones.
La Alhambra, declarada por la UNESCO, junto a sus jardines del Generalife, patrimonio de la humanidad, se ve metida en la vorágine mediática que posibilitan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación encaminada a lograr su inclusión en una actualizada lista de las “siete maravillas del mundo”. Aun no tratándose de nada oficial, todo ha ido haciendo que gobiernos y administraciones públicas, desde el Ayuntamiento de Granada hasta la máxima representación del Estado, con una larga serie de estaciones intermedias como la Junta de Andalucía y la Diputación, se sumen a una votación ‘sui generis’, en la que participan con insólito entusiasmo ciudadanos anónimos, reconocidas figuras de los más diversos campos de la cultura, deportistas, entidades como la Universidad o diferentes empresas, etc. Bernard Weber, el empresario suizo organizador de tan frenética competición, que a sus expectativas de beneficio une su función como mecenas del patrimonio universal, es, en esta época de gran mercado del mundo, lo más parecido al flautista de Hamelin en nuestros días. Alegres nos lleva, cantando las excelencias de nuestro monumento por antonomasia, hacia la declaración del mismo como “maravilla mundial”. Si pasamos o no el puente sobre el foso que separa a las siete que se vean privilegiadas con tan informal reconocimiento, será importante, pero sin que desmerezca por ello lo conseguido por el camino: el acuerdo de toda Granada en un objetivo fantástico y el apoyo masivo venido de fuera para reforzar nuestra autoestima haciendo explícito lo que es por todos reconocido. No faltan ingredientes de psicodrama colectivo, siempre buen balsámico para una ciudad aquejada de melancolía congénita.
A las “siete maravillas del mundo” habría que sumar en el puesto de 7+1 la intangible maravilla que supone que siga vigente tan simbólica cifra, como atávica supervivencia de una Antigüedad que confiaba sus destinos a la magia de los números, siendo ésta soporte para un recordar que necesitaba apoyos mnemotécnicos fiables. No nos viene mal dejarnos atrapar por el encantamiento que todo ello conlleva para reconstruir nuestra memoria colectiva en torno al conjunto palaciego que Muhammad I y descendientes eximios suyos como Yusuf I y Muhammad V levantaron entre los siglos XIII y XIV en la Sabika, la colina cantada por Ibn Zamrak, el poeta de la Alhambra, como “corona sobre la frente de Granada”. La Alcazaba, con su señera Torre de la Vela, la Torre de Comares con su majestuosa fachada al Patio de los Arrayanes, el Patio de los Leones con su enigmática fuente y las salas que a ella abren la intimidad de sus interiores, son testimonio de la grandeza de la cultura arábigo-andalusí que en tan bellos espacios supo plasmar arquitectónicamente su concepción de la vida, su visión del poder, su fe religiosa y hasta la creación de sus mejores poetas.
Con los Reyes Católicos, y especialmente con Carlos V, que encargó a Pedro Machuca el imponente palacio renacentista con el que en el conjunto de la Alhambra puso el sello de la conquista cristiana, Granada se sintió convocada a ser capital de una monarquía hispana en expansión por Europa y el Nuevo Mundo. Sueño tan protomoderno duró poco y de ahí que la Granada desposada con la Alhambra y con su trono en el Generalife –metáforas más que expresivas de Ibn Zamrak- añadiera a la nostalgia que anegó el corazón desolado de Boabdil, la melancolía alimentada por un palacio imperial que quedó tan a medias como el proyecto de que la catedral fuera panteón de los monarcas españoles. Hoy, aquí y ahora -¡mira por dónde!-, tratamos de situarnos en el mapa de un mundo globalizado, marcando en la tupida red de significados de nuestra actualidad el punto único, absolutamente diferenciado, que es Granada con la Alhambra, para que sobre él converjan miradas que no busquen otra cosa que un lugar a donde venir, un pasado que conocer o un sueño que cumplir. Nuevos viajeros que nuestra ciudad ha de recibir hospitaliaria han de comprobar que aquellos románticos que descubrieron la Alhambra, y con ella a Granada y Andalucía, como enclave de Oriente en Occidente, algo de razón llevaban, a pesar de la exageración de su mirada. No es cuestión de entrar en la Sala de los Abancerrajes esperando corroborar la leyenda a la que Regnault dio cuerpo con su expresiva pintura, ni de adentrarse por los patios para reconstruir el tribunal de la Alhambra que Fortuny llevó al lienzo. Pero sí es verdad que todo ello alimenta un imaginario que acompaña al visitante y no abandona a los autóctonos. ¿Quién no hará suyos los versos de Borges sobre la “grata voz del agua”, por el laberinto de las acequias alhambreñas, trayendo a la memoria la obra de un Falla impregnado de los sonidos de tan musical universo? ¿Quién no puede sentir empatía con la añorante declaración de uno de los personajes de Tariq Alí en su novela “A la sombra del granado”, desde el recuerdo del esplendor nazarí de la ciudad de la Alhambra, acerca de que “todavía queda vida bajo las ruinas de nuestra civilización”, para asumir un legado patrimonial que, desde la arquitectura y el arte en que diferentes mundos se han solapado, convoca a la solidaridad entre individuos y pueblos ya invocada por Ibn Jaldún? De eso ha de tratarse, apuntando más allá de las legítimas expectativas de un turismo cultural que habrá que planificar prudentemente, cuando nos ponemos a jugar en serio para que el universo que hemos heredado sea reconocido con todo su valor en nuestro mundo. Es lo que nos toca hacer, por decirlo con expresión muy del gusto de Washington Irving, a los “hijos de la Alhambra”.

(Artículo publicado en el diario Ideal de Granada el 7 de junio de 2007)

09 de juny 2007

EL DEBATE DE LOS VALORES. LECCIONES DE LA EXPERIENCIA FRANCESA

EL DEBATE DE LOS VALORES
LECCIONES DE LA EXPERIENCIA FRANCESA

Antonio García Santesmases
Profesor de Filosofía Política

Temas para el debate
Nº 151. Junio 2007


El debate de los valores irrumpió con fuerza en la campaña electoral francesa de la mano de la derecha representada por Sarkozy. La reafirmación de los valores del neoliberalismo, el neoconservadurismo y el neoimperialismo implícitos en el discurso de Sarkozy ha llevado a la derecha francesa a ganar las elecciones presidenciales, ante una izquierda poco armada ideológicamente, que no ha sabido articular un ideario solvente para conseguir aunar las demandas de las clases medias que defienden los valores postmaterialistas y de las clases trabajadoras que se mueven entre el miedo a la situación económica y la precariedad laboral y el deterioro de los servicios públicos.

Muchas son las reflexiones que se pueden generar a partir de los hechos vividos en Francia en las últimas semanas. Los datos que están en la mente de todos se pueden resumir de la siguiente manera: una altísima participación electoral; un debate en el que aparecen reflejados dos modelos de sociedad; una bipolarización entre derecha e izquierda; una derechización de la sociedad francesa; y, por último, una preocupación que ensombrece nuestro futuro: ¿lo ocurrido en Francia se puede dar en España?

Cuando el lector lea este artículo ya conoceremos los resultados de las elecciones municipales y tendremos más datos para poder evaluar y comparar unos y otros comicios. Escribo antes de conocer estos resultados y por ello me voy a centrar en analizar los contenidos del discurso de Sarkozy para plantear si es aplicable en España la estrategia que ha triunfado en Francia y para insinuar cómo debería ser la respuesta de la izquierda.

Sarkozy insiste en restaurar los valores del trabajo, del mérito, del esfuerzo, de la responsabilidad, del respeto a la autoridad, y en enterrar el espíritu del 68. Ese discurso va unido a una defensa de la identidad nacional, a una apuesta por una visión nueva de la laicidad y por una defensa sin complejos tanto de la historia nacional como de las raíces cristianas de Francia y de Europa. En política internacional defiende estrechar el vínculo con Estados Unidos, sostiene que la prioridad es mantener una buena relación con el Estado de Israel; por último su acercamiento a Europa incluye la negativa a la entrada de Turquía y una reformulación a la baja del tratado constitucional europeo.

Son muchos los elementos que aparecen en este discurso que comparte el Partido Popular en España, ya que casi todos los elementos pueden encajar en la combinación entre neoliberalismo, neoconservadurismo y neoimperialismo americano que caracteriza la ideología dominante en el mundo occidental en el momento actual.

Neoliberalismo y valores neoconservadores

Sarkozy aparece como neoliberal en la medida en que asume todas las tesis contrarias al modelo social francés. Es consciente de que este modelo está asociado a la identidad nacional y a los valores de la república, pero considera que conduce al inmovilismo, a la burocratización y al estancamiento económico. Siguiendo la fórmula neoliberal no oculta la crudeza de los problemas ante los que nos enfrentamos; los problemas son graves –nadie lo discute, dirá– pero lo que ya es indiscutible es la inviabilidad de las soluciones de izquierda. Su habilidad ha consistido en aparecer como el innovador como si no tuviera ninguna responsabilidad por el malestar, el estancamiento y la corrupción; como si no hubiera sido ministro los últimos años. Al oponer la innovación liberal al inmovilismo burocrático disfraza su propuesta como una propuesta rupturista con un modelo que ha llevado, a Francia al estancamiento por la política realizada durante treinta años. Una política en la que habría coincido la derecha y la izquierda y no el hombre providencial que viene a rescatar a Francia de su declive.

El segundo componente es el recurso a los valores neoconservadores de la familia, de la patria, del trabajo, de la autoridad, de la moral. Es importante resaltar que se vuelva a la idea de introducir los valores en el debate público. Recordemos que en este punto hay una gran coincidencia con el movimiento neoconservador norteamericano, que también apareció a finales de los años sesenta como una replica a los movimientos cívicos que habían cuestionado la participación en la guerra del Vietnam y que habían señalado el carácter autoritario de la familia, de la escuela, de la universidad y de la sociedad industrial avanzada. Todos los que tenemos los mismos años que Sarkozy no vivimos ni el 68 francés, ni el español, ni el norteamericano, ni el mexicano. Pero es evidente que recordamos el influjo que tuvo lo ocurrido aquel año en las generaciones posteriores. El doble aldabonazo que supuso París y Praga, las matanzas en la plaza de las tres culturas en México y la crisis profunda de la sociedad norteamericana que tanto impresionó, por ejemplo, a José Luis Aranguren cuando se tuvo que refugiar en Estados Unidos al ser expulsado de la universidad franquista. Aquella era una contracultura libertaria que fue decisiva para cambiar el modelo de enseñanza, de familia, para cuestionar la política imperial y para incentivar el radicalismo de la clase media en pos de valores poseconomicistas.

Estos son los valores que combate Sarkozy y de ahí su insistencia en denigrar la reducción de la jornada laboral a 35 horas. Para la mentalidad mercantil es inconcebible pensar en un mundo donde cambie la relación entre el trabajo y el ocio como había defendido durante años André Gorz como saben muy bien los lectores de nuestra revista. No es que la izquierda no tenga valores como insisten los neoconservadores al hablar de una dictadura del relativismo (Ratzinger) o de un imperio del nihilismo (A.Glucksman). Claro que hay valores. El problema que muestran las elecciones francesas es que los valores de la libertad, de la igualdad, de la fraternidad, tienen distintas lecturas. Que no cabe pensar en una lectura unívoca de los mismos y eso se ve al hablar del tercer elemento. El neoliberal en lo económico y neoconservador en lo moral rompe con elementos esenciales de la tradición gaullista en política exterior. No es extraño por ello el apoyo de pensadores como Glucksman que llevan años abominando de la política exterior francesa y que piensan que es el momento de afianzar la relación con Estados Unidos y con el Estado de Israel. Para todos ellos es el momento de decir adiós de una vez por todas al sueño de una autonomía de la política exterior francesa que tuvo su momento de gloria en la reunión del Consejo de seguridad en el invierno del 2003 al liderar Francia el rechazo a la política norteamericana en Irak.

Ante este panorama ¿qué puede hacer la izquierda? Los valores republicanos, laicos, socialistas, de Jaures a León Blum, están ahí, tienen una gran fuerza en la sociedad, pero no son mayoritarios porque sumando los votos de los conservadores, de los centristas, y de la ultraderecha hay una amplia mayoría frente a la suma de socialistas, comunistas, tronquistas y ecologistas.

¿Por qué es minoritaria la izquierda? Básicamente porque le cuesta aunar en una mayoría electoral a las clases medias que defienden los valores postmaterialistas y a las clases trabajadores que viven el miedo ante la situación económica, el miedo motivado por la precariedad de los empleos y el deterioro de los servicios públicos. Para los primeros es prioritaria la calidad de vida, el desarrollo sostenible y el cosmopolitismo, para los trabajadores es una realidad la incertidumbre, la inmovilidad y la constatación de que el ascensor social ha dejado de funcionar.

El laboratorio francés nos debe ayudar a reflexionar. Estamos ante una sociedad que vive la política con pasión, que participa en los debates y que acude masivamente a las urnas. ¿Es trasladable lo ocurrido a España? No cabe duda que los tres elementos del discurso victorioso son los que enarbola en España el Partido Popular. Sarkozy –el amigo de Aznar– aparece como un ejemplo a seguir. Los medios de comunicación más solventes de la derecha animan a Rajoy a que siga ese camino y se olvide de conspiraciones y de tramas. Que abandone la conspiración y se centre en la defensa de los valores y en la reafirmación de la identidad nacional. Si alguna lección hay que aprender es que si la derecha da esa batalla no se puede ir a ese combate electoral sin articular un relato que permita conjugar los elementos de un discurso alternativo. La izquierda española tiene que aunar todo lo realizado durante esta legislatura y articularlo en un discurso comprensible. La memoria histórica y la España plural, el matrimonio homosexual y la educación para la ciudadanía, la alianza de civilizaciones y la extensión de los derechos cívicos exigen un relato que integre estas decisiones en un marco global. En un marco que muestre que no son decisiones arbitrarias ya que están fundadas en una manera de entender los valores de la libertad, de la igualdad y de la tolerancia.

Nadie tiene el monopolio de la moral. Como las elecciones francesas muestran, hasta el neoliberal Sarkozy habla de fraternidad y a pesar de que nos parezca imposible conjuga su política económica con esa llamada tardía a la solidaridad, hay que reconocer que su proyecto ha triunfado. Aprendamos la lección y pensemos bien los valores que vamos a defender y los símbolos que vamos a utilizar para hacerlos creíbles.

La izquierda española tiene que aprender de lo sucedido en Francia y ser consciente de que a una confrontación electoral hay que acudir con un discurso comprensible y bien argumentado tanto en el fondo como en la forma.

07 de juny 2007

27-M: PAISAJE DESPUÉS DE LA BATALLA

27-M: PAISAJE DESPUÉS DE LA BATALLA

Las elecciones municipales y autonómicas del pasado 27 de mayo han posibilitado interpretaciones para todos los gustos. Más votos – 160.000 – el PP (un 0,5%) y mas concejales – unos 650 más – el PSOE. La foto muy mediática de la victoria del PP en Madrid oculta – pretende ocultar - el balance de las ciudades de más de 50.000 habitantes y capitales de provincia con significativos avances del PSOE (Tarragona, Toledo, Logroño, Vigo, León, Jerez, Jaén, Vitoria, Ferrol, Las Palmas, Palma de Mallorca) en ocasiones pendientes de conseguir la alcaldía mediante pactos. En cuanto a las 13 CCAA en juego, el PSOE no perderá ninguna de las que tenía y podría obtener otras tres, mediante pactos: Canarias, donde el ex ministro Juan Fernando López Aguilar, avanza mucho (del 25,8 al 34,7; de 17 a 26 diputados) pero lejos de los 31 necesarios para la mayoría absoluta. Baleares, donde el PP pierde la mayoría absoluta y Cisco Antich (PSOE) podría volver a la presidencia mediante un pacto con el resto de la izquierda (PSM- Bloc) y con los regionalistas de UM (Unión Mallorquina).

Y, finalmente, el caso mas complicado: Navarra. Un pacto del PSOE con Nafarroa Bai e Izquierda Unida (26 escaños) podría desplazar a la actual coalición de derechas UPN (Unión del Pueblo Navarro, la marca navarra del PP) y CDN (Convergencia Democrática Navarra) (24 escaños). El problema es que Patxi Zabaleta ya insinuó que el acuerdo tendría que incluir el ayuntamiento de Pamplona, donde la candidatura de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, casi duplica, con 8 concejales, los 5 del PSOE, pero, sobre todo, necesitaría los 2 votos de ANV – Acción Nacionalista Vasca – la marca mas o menos blanca de Batasuna para sumando 14 superar los 13 de UPN. Aunque no se trate de sumar votos para un candidato propio, el PSOE puede tener un coste coincidiendo en el voto a favor de U. Barcos con ANV, al no condenar esta plataforma la violencia expresamente.

Dejando aparte el caso de Navarra y la posible repercusión posterior, ¿qué lectura cabe hacer de estas elecciones de cara a las generales del 2008? En mi opinión, de no ser por la habilidad, que hay que reconocerle al PP, de enmascarar la realidad, ésta está más cerca de un diagnóstico favorable al PSOE. Los votos significan poder municipal/autonómico y está claro que este va a estar en mayor medida en manos del PSOE con respecto a la situación preelectoral. Ahora bien, para completar el pronóstico positivo hará bien el PSOE en tomarse en serio la situación, especialmente en Madrid y Comunidad Valenciana: hacer como si nada hubiera pasado en esas dos comunidades, donde la derrota ha sido contundente, no supondría sino empeorar la situación. Los cambios en las portavocías y las dimisiones de Simancas y Sebastián pueden formar parte de la solución, pero, al igual que la convocatoria de Congreso Extraordinario en el PSM, no son la solución por si mismos. Dos problemas me parecen relevantes de cara a 2008. El primero y antiguo es la abstención diferencial: en muchas zonas donde gana la izquierda es mayor que donde gana la derecha. Es un problema antiguo y sucede tanto en donde se gobierna como donde no se gobierna.

El segundo asunto es la inmigración. Hasta ahora el PP había tenido un perfil, por una vez, relativamente moderado en este tema. Pero asuntos como el video de Badalona y el relativo éxito obtenido (el PP pasó de 5 a 7 concejales) pueden haber sido un ensayo piloto. Aunque todavía muy minoritarias, formaciones de extrema derecha han tenido éxitos locales obteniendo concejalía en Vic y Vendrell (Cataluña) o en Silla y Onda (Valencia). Creo que el gobierno debe resaltar mas los logros de integración de la inmigración legal y la lucha contra las mafias y la inmigración ilegal.

No todos los problemas se pueden resolver a la vez, pero sí colocar el partido en la mejor disposición posible para ganar en 2008 también en Madrid, asi como en Valencia. Eso sí es urgente.

Juan Antonio Barrio
Diputado
IS-PSOE

04 de juny 2007

MADRE ESPAÑA

Madre España

Gastón Cornejo Bascopé *

En el postoperatorio de una intervención quirúrgica recurrimos a Pablo Neruda para mitigar los dolores y despertar la inmediatez de la armonía biológica a pesar de los viejos años que denuncia el soma.Luego de varios días de somnolencia y sopor sobrevino la vigilia prolongada, los ojos se negaron a descansar hasta altas horas de un amanecer pleno de luz. Tomé su Antología Fundamental y releí sus Odas, mas quedé impactado en el capítulo “VIAJE AL CORAZÓN DE QUEVEDO”.Degusté vocablo a vocablo pensando en la raíz hispana de los genes ancestrales y recordando que ha pocos días escribí una nota peyorativa sobre la Madre España a propósito del comportamiento oficial racista y atentatorio contra la senadora indígena Leonida Zurita, contra los cinco mil bolivianos emigrantes que persigue y pretende expulsar, contra sus transnacionales saqueadoras, contra la neocolonización que ejecuta en nuestra Abya Yala. Nuestra raíz hispana llega desde las montañas de Asturias y de Santillana del Mar. Imaginamos a un pequeño infante de familia campesina correteando por las serranías medievales, internándose en las cuevas prehistóricas de Altamira milenarias en Cantabria, muy próximo a Santander rodeada de cordilleras.Luego, religioso aventurero, embarcado a la América distante con el propósito de cristianizar a los herejes, al estilo de su tiempo, a los originarios primitivos apostatas del Nuevo Mundo.Suponemos que no atentó contra las estelas tihuanacotas, ni con furor fanático trazó cruces profanando los monumentales monolitos de los dioses tutelares cuya presencia altiplánica atentaba la sensibilidad religiosa de los santos y cristos inquisitoriales de su España natural.Fue don Rafael de la Vara de la Madrid, muy joven, a fines del siglo 18, cuando llegó a las altas tierras peruanas. Se estableció en el valle central de nombre indígena K´hochapampa. En nuestras tierras vallunas se tituló de Obispo cuando le cupo sacramentar en matrimonio al último gobernador de Cochabamba, don Joseph Gonzáles de Prada, en el altar mayor de La Merced, la Santa Catedral en 1809.Subió en jerarquía sucediendo en tercer lugar al Kolla Mitrado, Fray Bernardino de Cárdenas en el Obispado de Arani, cuyos dominios se extendieron a Santa Cruz de la Sierra por el oriente y llegaron hasta Asunción hacia el sur en las fronteras del Virreinato del Río de La Plata. Con motivo de ser transferido al obispado en La Paz y luego, al Arzobispado de Guatemala, dejó grabada su estampa pintada de cuerpo entero en la sacristía del templo de la Virgen La Bella. Como varón formal, respondiendo a los apremios biológicos, procreó un retoño en matriz indígena, mas para silenciar maldades le asignó el nombre de Wenceslao y de apellido Bascopé, no el propio que debió ser: Wenceslao De la Vara, De la Madrid, de apellido materno ignorado. De ese tatarabuelo venimos en progenie; de Wenceslao bisabuelo, de Luis Bascopé el abuelo; de Carmen Bascopé la madre y el suscrito pecador impenitente.Desde otra raíz aún más antigua, 1532, nos llega en el genoma personal, otro entronque también original. Contiene el tinte conquistador de Manuel Fernández Cornejo, compañero de aventuras de Francisco Pizarro, con quien tuvo la mala presencia en el drama de Cajamarca, la toma al Rey inca. Fundó Arequipa y contrajo nupcias con la nieta del Inca Tupac Yupanqui. En realidad, doble entronque hispano varonil en el árbol genealógico hispano-indígena, lo frecuente en nuestra historia colonial.Por ello y con derecho, alzamos la palabra para reclamar de España, la sustracción de bienes naturales y riquezas, nos saquearon todos los recursos, selva, aire, aroma, viento, tierra y flores, pero también importa reconocer que nos dejaron tesoros: el idioma, el señorío, el honor, la superior presencia, la sagrada religión. Pedacitos de oro fueron cayendo de las monturas y de las angarillas repletas de pólvora y arcabuces, de las huestes violentas que en briosos corceles hollaron la tierra virgen de América. Se nutrieron los hablares y los gestos, se enardecieron los ánimos y aumentaron las diferencias somáticas en las facies y en las formas. Unos fueron patrones, los k´hapajcunas, otros los siervos, los yanacunas, más de trescientos años hasta el presente a inicios del nuevo siglo XXI. Así continúa, lastimosamente, la concepción de valores históricos y sociales en la empresa aérea “Iberia” y cuando en sentido contrario una ola de emigrantes bolivianos recurre a la madre España para aumentar los ingresos y cuando se llega a Europa por Barajas; así continúa el derecho propietario del conquistador cuando se encuentra en el fondo del mar, quinientos millones de dólares en libras esterlinas de plata y oro del Potosí colonial.Pero, para tomar el pulso al alma de España, hemos abarcado imprudentemente en el tiempo. Retornemos a 1928, al “fondo del pozo de la historia”, como afirma Pablo Neruda, “al fondo del polvo que mañana volverá a vivir”, para continuar el hilo de nuestra meditación reflexiva en homenaje a nuestra España, a aquella que amamos y la sentimos viva en la interioridad de nuestros afectos.A propósito de don Francisco de Quevedo y Villegas, a quien Neruda considera en el viaje a su corazón “el más grande de los poetas espirituales de todos los tiempos”, por quien fue “la innovación formal del idioma”. Luego de Quevedo, nos asegura Pablo, “vinieron el galante Góngora, la gracia infinita de Juan de la Cruz, la dulzura de Garcilazo, la amargura de Baudelaire, la videncia sobrenatural expresada en Rimboud, pero sobre todos ellos, la grandeza de Quevedo”. Más tarde, afirmamos que continuaron la línea quevediana nuestro Rubén Darío y naturalmente Neruda, receptores del tesoro idiomático y la celestial poesía.Quevedo, “la roca tumultuosa, la piedra cortada en muro precipitado, el profeta del mensaje terrible, aquel que concentra en una frase, poderosos envíos de alma selecta”. Asegura Pablo que Quevedo le dio “una enseñanza clara y biológica”, no el Eclesiastés ni el Kempis, adornos de la necrología” sino “la llave adelantada de la vida”.Nos cuenta que por causa de ser honesto y de perseguir corruptos entre cortesanos y príncipes, fue perseguido. Casi dos años estuvo en prisión el bardo sublime en el Convento Real de San Marcos de León, enfermo con tres heridas, carente de cirujano donde “el horror de sus trabajos, ha espantado a todos”.El premio Nóbel de América conecta su reflexión literaria con otros grandes de la España que añoramos, Federico García Lorca, Antonio Machado, Miguel Hernández, el cabrero de Orihuela y Rafael Alberdi.Nos situamos en 1939, la Guerra civil, la extrema facción del fascismo que asesinó a los tres primeros, instalado en la patria de estos puros de alma, seguidores de don Francisco, prolongados más allá de la eternidad.Cuenta Pablo el relató personal de Federico, una anécdota genuina: cuando viajaba por las sierras de España asentó su “Barraca”, el teatro de estudiantes, en un pequeño poblado, perdido pueblo de su España castellana; mientras se instalaba el tinglado, visitó la discreta iglesia rural cuyas paredes guardaban lápidas obscurecidas, polvorientas y ausentes de la vista humana. Una de ellas registraba la siguiente inscripción “Aquí yace don Francisco de Quevedo y Villegas, Caballero de la Orden de Santiago, Patrono de la Villa de San Antonio Abad”. El viejo nicho atesoraba los restos gastados del grande entre los grandes.Concluimos el presente homenaje a la España idealizada evocando, como Neruda, el verso quevediano nunca jamás repensado por poeta alguno en el que asegura que “la muerte concede después de la partida toda la potencia del amor”. Para ello nada mejor que transcribir el juicio de Pablo sobre la poesía de Quevedo: “No hay en la historia de nuestro idioma, un debate lírico de tanta exasperada magnitud entre el cielo y la tierra”:
Si hija de mi amor mi muerte fuese¡Qué parto tan dichoso que seríaEl de mi amor contra la vida mía!¡Qué gloria que el morir de amar naciese!¡Llevaría yo el alma a donde fueseEl fuego en que me abrazo; y guardaríaSu llama fiel en la ceniza fríaEn el mismo sepulcro en que durmiese!Dexotra parte de la muerte duraVivirán en mi sombra mis cuidados.
Y continúa bellamente afirmando el retorno, la resurrección del amor…
Alma a quien todo un Dios prisión ha sidoVenas que humor a tanto fuego han dadoMédulas que han gloriosamente ardidoSu cuerpo dexarán, no su cuidado¡Será ceniza, más tendrá sentido!¡Polvo será, más polvo enamorado!
Esta es la España que amamos, no la de Franco el tirano. La de Granada con Federico enamorado, no la que ordenó el crimen imperdonable. El canto de Miguel Hernández y Machado, no la de los fascistas que ahora reviven a inicios del nuevo tiempo.Amamos la España del fantasioso Alberdi, las rosas de Machado en su alegría, no la del poeta exiliado, no la racista que discrimina, persigue y decreta la expulsión de bolivianos.La España de la música gitana en su Andalucía mora, la gallega de la Ría ribereña en Vigo, en Pontevedra, en sus húmedas praderas, en su gente sencilla y elocuente, gritona y aventurera, pletórica de sentimientos espontáneos; jamás la inquisidora y escolástica, la bárbara y dogmática; nuestra la innovadora y ética de Maimonides en su Córdoba mora y gitana.Amamos la cuna de Fray Luis de León en sus canciones formales; de Zorrilla en su tenorio. Nuestra la España profunda de Calderón en su sueño, la del viejo chivo Valle Inclán en sus sonetos, la del gigante Unamuno en su Salamanca, aquel que despertó la rabia de un general que no pudo más y espetó el grito delator: ¡Muera la cultura!, y qué decir de aquella que albergó la cuna del manco de Lepanto, escribiendo y construyendo su Caballero de La Mancha don Quijote, la hermosa Dulcinea y el simpático Sancho panza, el cobrador de impuestos frustrado en su fallida designación de Gobernador de Nuestra Señora de La Paz, futura capital de Bolivia, el ruiseñor entre los ruiseñores, el insigne don Miguel de Cervantes Saavedra.Amamos la España de Velásquez en su Venus del espejo y en su Cristo crucificado; la de José de Ribera plasmando el Martirio de San Bartolomé, la locura de Goya y Lucientes, las torres de Gaudí en su Barcelona, el Picazo en su arlequín, el diabólico Dalí. Es nuestra también la España del General Rojo en su batalla, la de su Alcázar en la Sevilla andaluza y en su acero toledano. La que albergó a Domenico Theotocópulien, el Greco, en la pureza estilizada de sus formas alargadas; jamás la que limpió el cerebro al peruano Vargas Llosa, hoy español extremista neoliberal, genuino solamente cuando escribió su “Tía Julia” en Cochabamba.La sentimos nuestra al ver húmedos los ojos españoles de los Hermanos de las Escuelas Cristianas de La Salle al entonar el canto “Maide” y al evocar con nostalgia su terruño. Es nuestra la España en el corazón de Neruda y de Vallejo.En fin, la Patria de tantos seres y de tantas creaciones espirituales y artísticas que la eternidad guardará para el futuro rebosante de poesía, de espíritu elevado y de humanismo pleno.Esa es la España que queremos y respetamos y que, nobleza obliga, glosamos en el homenaje rescatado para los hermanos españoles humanistas, con el respeto y la expresión más cierta y sincera, en este tiempo de neoliberalismo deshumanizante, saqueador y racista. España en nuestro corazón, desde la Bolivia de Evo Morales Aima, el indígena.* Gastón Cornejo Bascopé, Senador del Movimiento Al SocialismoCochabamba-Bolivia, Mayo de 2007

02 de juny 2007

POR UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE EUROPEA

Por una asamblea constituyente europea
José Cobos Ruiz*
Diario de Córdoba. 02/06/2007

Hace pocos días, Nicolas Sarkozy nos prometía sacar a la Unión Europea de la parálisis política en la que se halla mediante un tratado simplificado, que acelere todo el proceso iniciado e incluya las reformas institucionales previstas en el proyecto de Constitución que fuera rechazado por Francia y Holanda. Para él, la única solución posible no pasa precisamente por el tratado al que los franceses dieran su no. En el acuerdo de Bruselas del pasado 23 de mayo subrayó, como prioridad suya, que la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, a celebrar los próximos días 21 y 22 de junio, sea todo un éxito, lo que a su entender solo sucedería si los Veintisiete se ponen de acuerdo en un tratado simplificado, con pocos artículos, entre los cuales sí que se habría de incluir una presidencia estable, la ampliación del sistema de mayorías cualificadas, así como la creación del Ministerio de Relaciones Exteriores. Su idea parece bien vista por algunos y, entre ellos, por el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso , quien desea salir pronto de la crisis en que se encuentra la Unión, por aquel rechazo que en 2005 hubo de su Constitución por parte de franceses y holandeses. De ahí que vea como una necesidad una solución realista aceptable para todos. Aunque para mí existe algo que no me cuadra, y creo que lo que quieren de verdad es volver a hurtar la voluntad popular.
Angela Merkel , desde la fortaleza de Meseberg, impulsa con éxito la idea de reanudar los debates y negociaciones acerca de la Constitución, pero eso sí, con el método de la diplomacia secreta, tal y como ya se hiciera hace lustros cuando se acordó el Tratado de Roma. Esta forma oscura y exitosa de hacer es la que nos viene a plantear de nuevo ahora el presidente de Francia, quien ha reflejado lo que ya se viene poniendo en práctica desde hace tiempo por la canciller alemana. No se debiera olvidar además que, en algunos países, fueron los propios parlamentos los que dieron el sí al tratado por el que se establece una Constitución para Europa, que en España, por el compromiso de Rodríguez Zapatero , sí que votamos en referéndum. No hubo, pues, un auténtico debate sobre el tema en toda la UE, dándose en algunos Estados el caso de la anulación de sus respectivos referéndum, entre otras causas, por la oposición a lo que se habría de votar en ellos. Parece claro que Merkel, como presidenta de turno de la Unión, ha encontrado a un buen aliado en Sarkozy para el planteamiento que venía patrocinando al margen de las instituciones comunitarias.
El simple hecho de que el presidente francés se niegue ahora a volver a plantear otra consulta sería una prueba más de cuanto se pretende llevar a cabo en el Viejo Continente. Por ello, abiertamente ya se denuncia ese oscurantismo, como hiciera la socialista sueca Margor Wallströn , y más aún como hacen otros desde el pasado 18 de mayo, fecha en la que hubo una Declaración de la Iniciativa para una Asamblea Constituyente Europea, a raíz de la reactivación por la canciller alemana de la renegociación de la Constitución, con motivo de su encuentro con el nuevo presidente francés. La red de personalidades políticas, reunidas en la Iniciativa para una Asamblea Constituyente, es lo bastante amplia como para poder influir en sentido contrario, habiendo mostrado ya su preocupación por la voluntad de Merkel de reanudar los debates con el método de convenir a espaldas del pueblo. Los políticos de la Iniciativa, entre quienes se encuentran el senador y ex ministro francés Jean-Luc Mélenchon , el actual portavoz del Grupo Die Linke en el Bundestag y ex ministro de Economía Oskar Lafontaine , el portavoz por el no en Holanda Erik Wesselius , el diputado socialista por Madrid y portavoz de Izquierda Socialista Juan Antonio Barrio o bien el miembro de la dirección federal de esta corriente del PSOE Vicent Garcés , quienes con los demás miembros del amplio colectivo han querido recordar a tan sigilosos pactantes que todo el texto por el que se regulan los poderes en las instituciones de facto es de alcance constitucional, debiendo por tanto ser debatido y adoptado por la ciudadanía, como si se tratara de una verdadera Constitución.
Parece evidente, pues, como bien plantean, que la UE no encontrará la legitimidad de los pueblos si rechaza a sus propios habitantes, impidiéndoles el control del proceso constituyente. Las contradicciones actuales entre las diferentes posiciones nacionales e institucionales no pueden resolverse nada más que con el concurso de los ciudadanos de Europa. Hoy debemos estar alerta y el único método susceptible de recoger el sentimiento cívico es, como afirman estas personalidades políticas, la convocatoria de una Asamblea para la elaboración de una Constitución. Sería la mejor manera de garantizar la transparencia y el respeto a la soberanía popular, permitiendo así reorientar la política, poniéndola siempre al servicio de la mayoría y restableciendo con eficacia una Unión actualmente amenazada por la impotencia y la parálisis. Muy bueno, a mi entender, es dicho planteamiento que desde Francia, Alemania, España, Bélgica, Luxemburgo, Portugal, Holanda, Italia, Finlandia, y otros países más de la UE, se nos viene a hacer desde posiciones de izquierda, con el deseo de que, entre todos, pongamos coto a tanta manipulación como se viene observando en los múltiples y secretos contactos bilaterales.
* Catedrático

EL COMPROMISO POLÍTICO DEL CRISTIANO ESTÁ EN LA IZQUIERDA

EL COMPROMISO POLÍTICO DEL CRISTIANO ESTÁ EN LA IZQUIERDA

Benjamín Forcano*

ALAI AMLATINA. Madrid. 30/05/2007.

El compromiso político del cristiano está en la izquierda. En otros momentos,
esta frase hubiera levantado polvareda. Hoy, la sigue levantando, pero menos.
Las cosas han cambiado. Se puede ser cristiano sin renegar del socialismo y se
puede ser de derechas a sabiendas de rebajar el cristianismo. Si antes la herejía
era "cristianos por el socialismo", hoy es "cristianos por el capitalismo”.
Ha muerto, es cierto, el socialismo real ¿Entonces? "Viva el socialismo utópico",
escribe el obispo Casaldáliga.

Ser de derechas es ser reaccionario, egoísta, con ética disyuntiva' "Yo
o el Otro”. Por contra, ser de izquierdas es luchar contra la
desigualdad, armonizar el bien particular con el bien común, combatir la
marginación, constituir en causa propia la dignidad y derechos humanos,
buscar la propia realización desde una ética conjuntiva "Yo y el Otro".

Cierto clima actual admite que se puede ser cristiano, pero sin
traspasar la intimidad, es decir, como una vivencia subjetiva de
ilusión, neurosis, alienación o proyección irreal. La talla humana,
desde un cierto horizonte de la cultura moderna, se la considera
desmerecida si se la cobija bajo la sombra de la religión. La religión
saca del mundo real, desnaturaliza e incapacita para la transformación
social. Progreso y libertad, derechos humanos y tolerancia, ciencia y
modernidad, revolución y democracia, son incompatibles con la fe. Esta
nos exilia de la historia, de la sociedad, de la razón y de la
realización humana.

Venir, por tanto, ahora a reivindicar la izquierda como lugar propio del
cristiano, no deja de ser una ingenuidad.

Está claro que todo esto es como tocar un clavo ardiente. Es un hecho
que el cristianismo histórico se ha prostituido, registrando en su haber
abusos de poder, machismos, antimodernidad, negación de derechos
humanos. Pero, también es un hecho que el cristianismo originario ha
sido en la historia fuente de inspiración y espoleta de revoluciones, de
defensa de la dignidad humana, de entrega amorosa hasta el límite por
los últimos de la sociedad, de resistencia hasta el martirio contra
abusos del poder y de particularismos idolatrados.

Se trata, por tanto, de discernir de qué cristianismo o socialismo
hablamos. Y veremos que no siempre hay concordancia automática entre
teoría y praxis y que es posible aquello de que ¡Una mala realización no
invalida un buen proyecto!

El socialismo, en su proyecto, es más ético y consonante con el
cristianismo que el capitalismo. La diferencia es básica: el socialismo
apuesta por la igualdad, va de menos justicia y libertad a más justicia
y libertad, de lo establecido a lo utópico, de la discriminación a la
identidad humana universal. El capitalismo lleva en su entraña otra
filosofía y otros objetivos.

Si hablamos del cristianismo originario, en el origen está Jesús de
Nazaret. El no fue un quietista, ni un maestro académico, ni un
guerrillero zelote. Fue un profeta, un revolucionario, que habló de un
Dios nuevo, de una humanidad sin fronteras, de unas relaciones
fraternas, libres de orgullo, tiranía e hipocresía, de una religiosidad
inseparable de la justicia y del amor, de una utopía (reino de Dios)
donde los primeros son los últimos y los últimos los primeros. Esta
"demasía" llevó al poder -sinagoga e imperio- a exterminarlo, por
blasfemo y subversivo.

Esa es la vertiente pública del mensaje del Nazareno, prendida como
chispa en la hoguera de la historia, que puede calcinar alianzas,
mercados, globalizaciones, totalitarismos. Si la pasión de Jesús se
convierte en pasión de los cristianos, y esa pasión pasa por la
justicia, perseguida desde los últimos, queda encendido el motor para
una renovación de la izquierda y una refundación del socialismo. Hoy la
economía está sin alma, la política con apenas ciudadanía. ¿De dónde
recabar fuentes para levantar un nuevo sujeto humano?

Esa es la cuestión. La hegemonía de la cultura burguesa hace imposible
una nueva sociedad, más democrática, igualitaria y fraterna. O creamos
un nuevo sujeto posburgués, o continuaremos con unas democracias
formales, sin alma. El alma es lo que la economía, la tecnocracia o la
planificación neoliberal no busca o trastueca en una suerte de
antiutopía. "La posmodernidad niega la radica¬lidad espiritual, el
compromiso, la espiritualidad, la utopía; sustituye la ética por la
estética, lo utópico por lo agradable; ignora a los pobres y deja de
lado a la justicia; renuncia a los grandes 'relatos'; es narcisista:
dicen incluso que hemos pasado de Prometeo a Narciso", escribe el obispo
Casaldáliga.

Es necesaria la política y la economía, los programas y las leyes, los
presupuestos y las estrategias, pero si no hay mística, si no hay
valores, si no hay pasión en torno a un proyecto de justicia,
solidaridad y paz, la vida pública será el meandro oscuro donde actuará
el sujeto burgués, neurotizado por su complejo de individualismo
posesivo. La democracia no viene de arriba, por arte de magia política,
organizativa o institucional. La democracia la funda y se funda en la
persona, llamada a ser protagonista y artífice del quehacer histórico, y
no marioneta. Pero, ese quehacer no se improvisa. Es la tarea, lenta y
ardua, de una cultura nueva, única capaz de crear el sujeto apto para la
nueva izquierda. Y es, en esa área, donde el cristianismo puede
desempeñar una labor ingente de reactivación y fecundación del socialismo.

Desde esta perspectiva, me atrevo a concluir (haciendo mía la tesis del
profesor Rafael Díaz Salazar en su libro La Izquierda y el
Cristianismo): " El socialismo sigue siendo la perspectiva política y
económica que mejor puede asegurar a resolver los problemas sociales".

*Benjamín Forcano es Sacerdote y teólogo.