27 d’octubre 2009

MANIFIESTO DE ESQUERRA SOCIALISTA-PSPV DE EL CAMPELLO.

Reunid@s l@s abajo firmantes, militantes y simpatizantes del Partit Socialista del País Valenciá-PSOE, en la Agrupación de El Campello, ACUERDAN:

- Crear formalmente la corriente de opinión en la Agrupación Socialista de El Campello al amparo de lo dispuesto en el artículo 4 de los Estatutos Federales del PSOE.

- Que, consideramos que el artículo 2 expresa lo que el partido debe ser: la organización política de la clase trabajadora que aspira a transformar la sociedad, y que por lo tanto, la corriente de opinión se encuadra en el contexto de los principios del socialismo democrático, asumiendo la tradición ideológica que ha inspirado al movimiento obrero a lo largo de la historia y teniendo en los clásicos (Marx, Engels, Pablo Iglesias…) un referente ideológico claro en la orientación de nuestro trabajo político interno y hacia la sociedad.

- Que las condiciones objetivas que propiciaron el nacimiento de Izquierda Socialista en el seno del PSOE se mantienen, pues las sensibilidades mayoritarias siguen siendo las social liberales, lo cual, desde nuestro punto de vista, requiere de un esfuerzo por nuestra parte para invertir la situación haciendo retornar al PSPV-PSOE a lugar que le corresponde como partido de la clase trabajadora.

- Que la dinámica de grupos internos no ha aportado nada al debate político e ideológico, por lo que consideramos es un objetivo prioritario superar dicha dinámica.

- Que, desde Esquerra Socialista, invitamos y animamos a tod@s l@s compañer@s que compartan el compromiso ideológico, ético y programático con la construcción del socialismo en todos sus niveles territoriales, a unirse a nosotr@s.

IGUALMENTE EXPRESAN:

- Que en nuestra localidad se ha manifestado claramente una dinámica institucionalizada, tendente a la burocratización de la actividad política, extremo este que nos aleja de la lucha cotidiana por el socialismo en nuestro pueblo. Consideramos que el partido y sus representantes deben liderar una acción política claramente diferenciada de cualquier otra organización, tendente a:

- Construir la unidad de la izquierda en base a un programa de futuro. Programa basado la potenciación de los servicios públicos como instrumento de redistribución de la riqueza local, renunciando a cualquier tendencia privatizadora en el ámbito local.

- Un proyecto laico y ético. Entendiendo laico como la primacía de lo colectivo frente al ámbito privado en cuanto se refiere a manifestaciones religiosas sean del tipo que sean. Entendiendo el compromiso ético con la demostración constante de nuestros valores socialistas frente a cualquier ambición económica privilegiada por ocupar cargos electos. Sobre este aspecto creemos necesario refrendar nuestro compromiso con propuestas y medidas que supriman dichos privilegios llegando a un pacto social (no solo institucional) sobre retribuciones y demás remuneraciones, teniendo como referencia la situación laboral y económica de la clase trabajadora.

- Un proyecto que incida en la consolidación y extensión del estado del bienestar, teniendo como ejes la educación pública, la sanidad y la salud, la vivienda pública, entendida desde la promoción directa de vivienda destinada a los/as trabajadores/as, al tiempo que se utiliza como elemento de corrección en un sector dominado por la especulación y la rapiña. El empleo digno y de calidad promovido directa e indirectamente desde la institución municipal así como el asesoramiento y defensa de l@s trabajadores y trabajadoras de forma conjunta y coordinada con las organizaciones sindicales. El bienestar y la política de protección social hacia los más débiles en el marco de un injusto sistema capitalista al que consideramos origen de las miserias de la sociedad. La planificación colectiva y democrática del desarrollo social y económico a través de una firme alianza con las organizaciones sindicales de l@s trabajadores y trabajadoras, teniendo como objetivo el pleno empleo y la promoción económica sostenible de nuestro pueblo.

- Un proyecto que desarrolle la democracia participativa como base para la extensión y consolidación de un sólido proyecto socialista en nuestro pueblo. La democracia entendida como participación cotidiana y capacidad de decisión en manos del pueblo.

- Un proyecto que se construya sobre la diversidad y la pluralidad.

Así lo firman, los miembros de la Coordinadora Local:

Angel Sánchez Sánchez José Pedro Alberola Navarro
21473987Z 21476746-J
asanchezbis@gmail.com jperean@terra.es

José Rafael Martínez Compañ Felipe Fuensanta Compañ
73992384-G 73992390-X
Joserafael67@gmail.com comitefccbenidorm@ono.com

Mª del Mar Padilla Pérez
21483808-Z
Lucydia.9906@gmail.com

19 d’octubre 2009

PARA SALIR DE LA CRISIS POR LA IZQUIERDA

CONCLUSIONES DE LAS JORNADAS FEDERALES DE IS-PSOE

Unos doscientos compañeros y compañeras coincidentes en la corriente de opinión IS-PSOE nos reunimos en Madrid, en la sede del PSOE, los días 3 y 4 de octubre de 2009 en torno a las Jornadas Federales, procedentes de Canarias, Mallorca, Galicia, Euskadi, Aragón, Cataluña, País Valenciano, Murcia, Andalucía, Extremadura, Castilla La-mancha, Castilla-León y Madrid. Concluimos que es necesario afrontar la crisis global en la que estamos inmersos de tal manera que se vaya perfilando una salida real de la misma “por la izquierda”.

Pretendemos salir de la crisis generando condiciones para que se logre cambiar nuestro modelo productivo a la vez que se refuerzan los derechos de los trabajadores. Para ello hay que relanzar la actividad económica teniendo en cuenta las exigencias medioambientales y corrigiendo el curso de un mercado global dominado por los excesos del capitalismo financiero y que ha sido el detonante de la crisis.

En ese sentido, se precisa de una decidida acción política de los socialistas -desde las instituciones y desde el partido- cuya orientación anti-crisis tenga en cuenta algunos puntos que consideramos cruciales:

1. Avanzar hacia una regulación efectiva del sistema financiero internacional y hacia un sistema financiero nacional mejor articulado y más eficaz en cuanto al crédito a PYMES, familias e individuos. Erradicar los paraísos fiscales en todas sus variantes y poner en práctica un impuesto sobre las transacciones financieras. Recuperar formas nuevas de banca pública, operativas y eficaces, más allá del ICO.

2. Impulso para un nuevo modelo productivo que deje atrás el desproporcionado peso de la construcción y de la actividad inmobiliaria especulativa y depredadora en España. Avanzar hacia una economía más sólida asentada sobre el conocimiento, la tecnología y la innovación. Introducir cambios en las relaciones de producción, mayor democracia económica, seriedad en la responsabilidad social corporativa y mayor participación de los trabajadores en las decisiones empresariales.

3. Potenciar un desarrollo sostenible, asumiendo coherentemente las políticas medioambientales necesarias para el mantenimiento de los recursos naturales y la lucha contra el cambio climático. La salida de la crisis no debe debilitar el ineludible compromiso medioambiental. La apuesta por las energías renovables y alternativas ha de ser eficaz y creíble. El desarrollo sostenible implica replantear en serio qué tipo de crecimiento se quiere promover.

4. Salir de la crisis por la izquierda significa reforzar las políticas sociales garantes de la cohesión, el respeto a los derechos de los individuos y la solidaridad efectiva que debe llegar a todos a través de los mecanismos del Estado. Los servicios públicos de educación, sanidad, pensiones y atención a las personas dependientes son ámbitos que deben reforzarse.

5. La redistribución de la riqueza, objetivo irrenunciable, ha de ser más eficaz. Si por una parte se logra a través del gasto social, por otra también tiene lugar a través del ingreso, es decir, de los impuestos con los que ese mismo gasto se financia. La fiscalidad ha de ser justa y progresiva, contrariamente a lo promovido por el neoliberalismo económico. Hay que gravar más las rentas altas, las rentas del capital y la tributación de fondos de inversión como los de las SICAV. Hay que subir el tramo más alto del IRPF e instaurar la ecotasa.

6. Una respuesta a la crisis desde la izquierda ha de estar especialmente atenta a la consecución de mayores cotas de igualdad de género, a la vez que se vinculan esos objetivos de igualdad de género con las metas de igualdad social.

7. La importancia de la educación se ve acentuada en medio de la crisis. Por ello hay que favorecer un verdadero pacto educativo, sin que ello signifique merma del consenso que ya acompañó a la LOE. El objetivo debe ser ampliar ese consenso sumando a quienes no se adhirieron a él y no menguar el alcance del consenso que ya se logró.

8. Las respuestas a la crisis han de coordinarse en el ámbito internacional, siendo prioritario el marco de la UE. En su seno hay que potenciar la Europa social, las libertades, los derechos y el despliegue de la ciudadanía europea. También hay que establecer nuevas formas de gobernabilidad en el escenario internacional. Nos pronunciamos en contra del retroceso de la jurisdicción universal en España y por el desarrollo y profundización de la Ley de la memoria Histórica.

9. Desde la izquierda hay que reforzar las políticas de integración de los inmigrantes la defensa de sus derechos. Hay que combatir los prejuicios que se reavivan en momentos de crisis y las nuevas formas de exclusión social. También hay que mantener el compromiso de aportar el 0,7 del PIB para la cooperación al desarrollo en el año 2012, así como ampliar las políticas de lucha contra el hambre y la exclusión en el planeta.

10. El PSOE, precisamente ahora, ha de reactivar lo mejor del legado socialista y apostar por un renovado socialismo democrático, alentando alternativas al neoliberalismo económico y al neoconservadurismo político, desde la izquierda. Hemos de marcar la diferencia con las políticas de las derechas españolas. Nuestra práctica política ha de asumir la pluralidad existente en el seno de la izquierda, como un hecho enriquecedor para los objetivos emancipadores y de solidaridad que mantenemos. En ese sentido hemos de contribuir, desde el encuentro entre las diferentes fuerzas políticas y los distintos movimientos y organizaciones sociales, a articular esa pluralidad, sin merma de la especificidad de un proyecto socialista al servicio de las metas de libertad, igualdad y justicia que aspiramos a hacer realidad en nuestras sociedades complejas del siglo XXI.

Coordinadora Federal de IS-PSOE

Madrid, 15 de octubre de 2009

14 d’octubre 2009

Cambiar el modelo de crecimiento

Sin Plan B para Copenhague

Andrés Perelló*

Tras los escasos progresos registrados en Nueva York, en Bangkok y en el G-20 de Pittsburg, sobre la cumbre de Barcelona del próximo 2 de noviembre planea una sensación de frustración y de urgencia a la que contribuyen, sin duda, el atasco en Washington de las propuestas presentadas por Obama, la negativa de China e India a aceptar un techo de emisiones para no "limitar su crecimiento económico", o las declaraciones sin compromisos de potencias emergentes como Brasil.

El escollo de las negociaciones es, básicamente, de carácter económico, tanto por el coste que va a suponer para cada país mitigar el cambio climático y cumplir los compromisos de reducción de emisiones, como por la necesidad urgente de movilizar recursos financieros de los más ricos para ayudar a los países en desarrollo a hacer frente a este gran reto. Ya que los países pobres que no quieren pagar la factura de las consecuencias de la industrialización de los países ricos. El propio Banco Mundial estima que los países en desarrollo van a soportar el 80% de las consecuencias del cambio climático mientras que sólo son responsadles del 30% de las emisiones de CO2. "Esto no es sólo ciencia, es un problema moral" decía el arzobispo Desmond Tutu.

Entre los que irán a Copenhague hay quien ve en la crisis financiera y económica mundial la excusa para no avanzar en los compromisos, cuando en realidad la crisis debería ser el inicio de un nuevo modelo sostenible, generador de riqueza y de oportunidades. Si el cambio climático es el síntoma más claro de que el actual modelo socioeconómico es insostenible, la crisis económica ha de servir para modificar sus estructuras.

Así lo ven más de 600 empresarios de todo el mundo, que se dirigieron a la Asamblea de Nueva York, para solicitar que la crisis no constituya una excusa que retrase las medidas contra el cambio climático, sino que sirva para impulsarlas convirtiéndolas en oportunidades de negocio.

Lo demuestra un informe del Banco HSBC reflejando que, a nivel mundial, las empresas que desarrollan servicios y productos para prevenir el cambio climático tuvieron en 2008 unos ingresos superiores a 358.000 millones de euros y prevé más de 1,35 billones de euros en 2020.

La rentabilidad en el uso de las energías renovables está acreditada. Recientemente, el Instituto Nacional de Energías Renovables norteamericano citaba como modelo a seguir el de la industria eólica española que cubrió el 11,5% de la demanda energética del 2008 generando además 40.000 empleos.

En Copenhague hemos de conseguir, el compromiso vinculante de reducciones para todos los países industrializados ( incluyendo un mercado de emisiones lo más amplio posible y ayuda financiera suficiente para los países en desarrollo), y la voluntad política firme de cambiar el modelo de crecimiento. Porque, como dice Achim Steiner, director del PNUMA, "después de Copenhague ya no hay Plan B".

*Andrés Perelló. Eurodiputado. Delegado Oficial a la Cumbre de Copenhague.

07 d’octubre 2009

SOBRE EL PSPV EN VALENCIA

RESISTENCIA O ALTERNATIVA

Berta Chulvi.

Ayer Ramón Vilar Zanon me decía en facebook que no describiera como “resistencia” la alternativa que representa Pepe Reig para el socialismo en la ciudad de Valencia. Que más que “resistencia” eramos “alternativa”. Estoy de acuerdo con él en que somos “alternativa”, pero las condiciones democráticas tan deficientes en las que se está desarrollando este proceso nos convierten también en “resistencia”. Daré sólo algunos datos para que se entienda por qué somos resistencia:

1) Se supone que el próximo día 14 de octubre se convocan las Asambleas de las Agrupaciones de Distrito, las 17 de Valencia ciudad. A fecha de hoy no están convocadas, es decir que ya no tendremos los preceptivos 10 días de antelación a la convocatoria. Ante esto la Secretaria de Organización respondió que como se trata de una Asamblea extraordinaria se puede convocar con 5 días. Poderse se puede…pero ¿se debe?

2) Iremos a esas asambleas constituyentes y el mismo día elegiremos a la Ejecutiva de esa asamblea y a los delegados y delegadas a la Asamblea de Gran Ciudad, en la que se elegirá a la dirección del PSPV-PSOE en la ciudad de Valencia. Y lo haremos sin saber quiénes están en dichas agrupaciones porque el partido no facilita los censos a ninguno de los que se presenta candidato. Ante esto la Secretaria de Organización respondió que no nos facilitan los censos por la ley de protección de datos, y yo me pregunto si la ley de protección de datos está vigente también en las elecciones y si está vigente por qué cualquier candidato o candidata que se presente a las elecciones, por el hecho de presentarse, tiene acceso a los censos. Poderse se puede….pero ¿se debe?

3) A fecha de hoy ni siquiera sabemos cuántas personas hay en cada agrupación, es decir, que ni si quiera sabemos de cuántos delegados ha de componerse la lista que presentemos como valedora de Pepe Reig en las agrupaciones. Se supone que es 1 por cada 10 militantes, pero no sabemos cuántos hay en cada agrupación. Poderse se puede… pero ¿se debe?

A esto yo no le llamo “participar”, le llamo “resistir”. Y resistir, resistiremos, pero quién pierde en todo esto no somos nosotros, es el partido. Y si pierde el partido pierde la ciudadanía progresista. Poderse se puede…pero ¿se debe?

06 d’octubre 2009

DE IMPUNIDAD Y LEALTADES

Sobre el principio de jurisdicción universal

JOAN E. GARCÉS
El País. 06/10/2009

El principio de jurisdicción universal es una aportación de juristas españoles en el desarrollo del debate que suscita Bartolomé de las Casas por los crímenes, hoy llamados de lesa humanidad, cometidos por algunos españoles en América. Diego de Covarrubias es el primero en sostener en su Practicarum quaestionum (Salamanca, 1556) que el autor de algunos delitos muy graves puede ser perseguido en el Estado donde los comete y también en el que se refugia, quien debe detenerlo y extraditarlo o juzgarlo él mismo. En la célebre controversia de Valladolid (1550-1551), Covarrubias apoyó a De las Casas frente a Ginés de Sepúlveda, quien sostenía que los indios no tenían derechos y se les podía someter a los más crueles tratos impunemente. Carlos V, y antes Fernando el Católico, respaldaron a De las Casas.
La deshumanización de la víctima es respecto del delito contra la humanidad lo que la ausencia de tribunales respecto de la impunidad, una premisa. Crímenes sistemáticos y generalizados fueron cometidos entre 1933 y 1945 por un Estado cuyos jueces juraron lealtad al führer Hitler y al partido único, mientras cerraban a las víctimas las puertas de los tribunales. En España, tropas insurrectas apoyadas por el führer y el duce Mussolini ocuparon el 1 de abril de 1939 el Tribunal Supremo, expulsaron a la magistratura profesional subordinada a la Constitución y la reemplazaron por jueces que prestaran juramento incondicional al caudillo y a los principios del partido único.
En la actual Alemania, todos los poderes (Ejecutivo, Parlamento, tribunales) han terminado por condenar el "delito legalizado" (gesetzliches Unrecht) del anterior régimen; las leyes de 25 de agosto de 1998 y del 23 de julio de 2002 aprobaron "eliminar" las sentencias injustas dictadas a partir del 30 de junio de 1933 por jueces que, al pronunciarlas, participaban en "crímenes del Gobierno" (Regierungskriminalität) y "la impunidad objetiva entonces reinante".
En España, en 1985, una nueva ley del Poder Judicial estableció que los jueces son "independientes, inamovibles, responsables y sometidos solamente a la Constitución y al imperio de la ley". Antes, el 30 de abril de 1977, se incorporó al sistema legal el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, cuyo artículo 15 (2) admite la aplicación retroactiva de la ley penal a los delitos contra los "principios generales del derecho reconocidos por la comunidad internacional". Sin embargo, la realidad es que hasta hoy ningún fiscal ni sala de justicia ha investigado los delitos de esa naturaleza cometidos desde el 1 de abril de 1939. Y cuando el 16 de octubre de 2008 un juez de instrucción inició una primera investigación, la Fiscalía del Estado pidió detenerla de inmediato, y la Audiencia Nacional se lo ordenó por una vía que niega la independencia del juez (la documentación de este proceso se actualiza regularmente en www.elclarin.cl, sección España).
En mayo de 2009 es el Tribunal Supremo quien somete a proceso al juez, a petición de personas de profesa lealtad a los principios del caudillo que piden removerlo de sus funciones. En paralelo, el Congreso de los Diputados aprobaba una reforma legal dirigida a trabar, a su vez, la investigación de delitos internacionales cometidos fuera de España.
Estas acciones son regresivas y recorren un sendero de denegación de justicia. En Alemania, los nietos de las víctimas del führerprinzip (sumisión al jefe) y de quienes juraron lealtad a éste se han reencontrado, no sin dificultades, en un solo Estado en el que se aplican las normas penales internacionales. En España el desencuentro persiste, rigen las mismas normas pero no se aplican. Sin embargo, a diferencia de lo que les ocurrió a sus abuelos, los españoles hoy tienen abiertas las puertas de tribunales fuera de España dispuestos a oír su petición de justicia.
Al ratificar convenios como los de Ginebra de 1949 y otros, los Estados de las Naciones Unidas (entre ellos España) han asumido el deber de perseguir en sus tribunales internos los crímenes de guerra bajo los principios de la jurisdicción universal absoluta, es decir, cualquiera sea el país donde han sido cometidos, la nacionalidad de la víctima y del autor o el país donde éste se encuentra al iniciarse el proceso.
Entre más de 500 jueces en ejercicio en España, sólo seis tienen competencia en esa materia, y los casos abiertos suponen el 0,3% del total que les ocupa. En Alemania y Francia, por hablar de países próximos, los principios de jurisdicción universal rigen en plenitud, contrariamente a lo que pretende la reforma legal que se apresta a votar el Senado español. A través de medios procesales distintos, en ambos países los resultados son equivalentes a los de la norma aún vigente en España.
La ley alemana no requiere que el inculpado se halle necesariamente presente en el territorio nacional cuando se inicia la investigación o se ordena su detención. El particular denunciante puede exigir a la fiscalía que ejercite la acción penal, y si se niega puede apelar ante un tribunal en cada Estado federal. En España es el tribunal quien controla el proceso desde su inicio, con la participación del fiscal y las otras partes.
En la ley francesa cabe el juicio en rebeldía, incluso cuando la víctima del delito es un francés en territorio extranjero. Hace una excepción con la jurisdicción universal y requiere la presencia del acusado en Francia al inicio del proceso. En España y Alemania no cabe un juicio en rebeldía y no se establece tal requisito.
En Alemania y Francia los particulares no pueden ejercitar la acción penal. En España sí, pero nuestros tribunales disponen de medios legales para rechazar demandas frívolas. Decenas han sido inadmitidas a trámite. ¿Podría causar molestias ejecutar una orden de detención europea emitida por un juez español contra alguna personalidad de un Gobierno extranjero de paso por Alemania o Francia? Ambos países las evitan con el expediente legal de advertir al interesado que viaje con pasaporte diplomático.
Así lo hizo Alemania en abril de 2008 en el caso de Rose Kabuye, reclamada desde 1996 por un juez francés por complicidad en el atentado del año 1994 en Ruanda contra el presidente de Ruanda que inicia el genocidio de ruandeses contra ruandeses. Por su parte, la inmensa mayoría de los españoles ha apoyado a las instituciones del Estado cuando han actuado en conformidad con el derecho internacional, incluso frente a la principal potencia mundial (Irak es un caso actual).
Aplicar el derecho internacional por tribunales nacionales independientes e imparciales forma parte, también, de las relaciones internacionales, no sólo el envío de tropas, y es incomparablemente menos gravoso en recursos humanos, financieros y eventuales consecuencias no deseadas.
En conclusión: no resisten el análisis los motivos que se dan para tratar de acabar precipitadamente con la jurisdicción universal en España.

http://www.elpais.com/articulo/opinion/impunidad/lealtades/elpepuopi/20091006elpepiopi_4/Tes