20 de desembre 2010

SALA PARPALLÓ

PROTESTA POR EL CIERRE DE LA SALA PARPALLÓ

Maite Ibáñez*

Cuando Richard Florida escribió el libro Las ciudades creativas, impulsoras de las tres tes (Tecnología, Talento y Tolerancia), no estaba pensando en Valencia. El autor nos explicaba cómo las personas escogemos lugares para vivir que proporcionen más oportunidades y mejores relaciones, al ser una pieza clave para desarrollarnos profesionalmente. Porque, en definitiva, la calidad de vida nos llega también de los enclaves culturales, aquellos que fomentan la participación e invitan a la creatividad.

Valencia se empobrece (artística y económicamente hablando) con el cierre de la sala Parpalló. Su trayectoria, consolidada después de 30 años, ha trazado la memoria colectiva de los valencianos, nuestra identidad, representada así a través del arte contemporáneo.
Sabedores, en estos tiempos de crisis, de que el sobrecoste y despilfarro económico de los eventos en Valencia no ha partido de esta iniciativa cultural, ¿es esto lo que realmente queremos?

Acuñemos, pues, nuestras "tes", vinculadas ahora a la Triste Torpeza de un Traslado (palabra últimamente convertida en la fórmula para anunciar el final de una historia).

*Maite Ibáñez es Miembro de la directiva de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte (AVCA)

20 diciembre 2010. http://blogs.publico.es/