24 de febrer 2010

A MEDIA VOZ CON VICENT GARCES, PORTAVOZ FEDERAL DE IZQUIERDA SOCIALISTA

”EL PSPV-PSOE NO GANARÁ ELECCIONES IDENTIFICÁNDOSE CON POSICIONES Y ACTITUDES DE LA DERECHA”

Vicent Garcés (1946-Llíria-Valencia) ha regresado a la vida civil con discreción, tras muchos años de transitar por la primera línea política desde diferentes puestos de responsabilidad institucional: concejal, diputado provincial y autonómico, eurodiputado… Mantiene, eso sí, la militancia socialista, aunque desde esa trinchera crítica que representa desde su nacimiento Izquierda Socialista (IS), una corriente del PSOE de la que Garcés es portavoz federal. Ahora, en plena madurez personal y política, Vicent ha vuelto a las aulas de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) en calidad de profesor asociado del departamento de Economía y Ciencias Sociales, a enseñar, como él dice, una parte de la historia que vivió en primera persona a unos alumnos nacidos después de la Constitución de 1978. Vicent Garcés sigue hablando de derechas e izquierdas, mantiene el espíritu crítico y no duda en señalar que el gobierno socialista ha tardado en reconocer la crisis y su magnitud, aunque acusa a “la derecha” de aspirar a imponer su criterio “en defensa de una minoría” frente a los intereses de “la mayoría social”. Su consejo para los socialistas valencianos es claro y contundente: “Al electorado no se le atrae identificándose con posiciones, valores y actitudes de la derecha”.

PREGUNTA.- ¿Cómo se ven los toros desde la barrera de la vida civil tras tantos años pisando el albero político con responsabilidades institucionales: concejal, diputado, eurodiputado…?
RESPUESTA.- Ya tuve un paréntesis institucional entre 1999 y 2007, cuando dejé las Cortes Valencianas y regresé a la Universidad para dedicarme a la enseñanza. Ese periodo me sirvió para recuperar el contacto con la realidad de las personas y sus problemas; luego, entre 2007 y 2009, trabajé como eurodiputado, y eso me ha dado una perspectiva nueva por la experiencia internacional que supuso. Creo que uno de los problemas que tiene nuestra democracia es el alejamiento de los representantes institucionales de la realidad social, propiciado, entre otras cosas, por ciertas debilidades de nuestro sistema electoral.
P.- ¿Por ejemplo?
R.- Debilidades como que los ciudadanos solo pueden expresar su opinión en torno a listas electorales cerradas y bloqueadas por los aparatos de los partidos. De eso soy ahora mucho más consciente, en la medida en que estoy fuera y vivo muy de cerca ese distanciamiento.
P.- ¿Recuerda, volviendo la vista atrás y excepción hecha de algunos momentos críticos vividos en la etapa de la Transición, situaciones de irritabilidad política tan agudas como la actual?
R.- Yo creo que lo que hay ahora es una confrontación política de primera magnitud en el contexto de una crisis sistémica muy fuerte que no ha llegado a explicarse suficientemente por parte de nadie. Si a la ciudadanía le llegara información precisa y real de lo que está pasando, gran parte del desasosiego desaparecería. Creo que Zapatero está intentando salir de la crisis económica salvaguardando los intereses de la mayoría social del país, mientras que la derecha quiere salir de esta crisis defendiendo los intereses de la minoría social. Pero eso hay que explicarlo muy bien, sin caer en la niebla de la irritabilidad coyuntural. Confrontaciones políticas de gran calado han existido desde la Transición hasta nuestros días. Ahora se habla del “pacto necesario”, pero la derecha quiere un pacto similar al de la Transición que, básicamente, consistió en la cesión por parte de sectores populares y de la izquierda ante la presión de la derecha española de la época. Ahora no debe producirse un pacto similar a aquel. Ahora debería ser la derecha quien cediera en sus intereses minoritarios ante la mayoría.
P.- Que no le ciegue la pasión de su militancia socialista: ¿Zapatero puede ser solución o es ya solo parte del problema?
R.- Es las dos cosas.
P.- Explíquese.
R.- Sí, como es las dos cosas todo el sistema económico y político. Nadie tiene una varita mágica, no hay un único responsable de los problemas que tenemos. El problema es la existencia conjunta de una crisis financiera, inmobiliaria, económica, medioambiental y energética, que es de alcance mundial y está poniendo a prueba la realidad institucional y política de la Unión Europea (UE) y de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Ante esa situación, el Gobierno español no puede dejarse subyugar por la presión interna y externa de los grandes lobbys de poder.
P.- ¿Y Rajoy? ¿Cree, como se comenta en el mismo PP, que puede ser mejor Presidente del Gobierno que candidato?
R.- Yo creo que si el PP llega al Gobierno no será exclusivamente por Rajoy, sino por la incapacidad del PSOE, del Gobierno actual y del conjunto de la izquierda española de forjar un bloque poderoso como para evitar que la derecha saque partido de la actual situación en beneficio de sus intereses. La derecha en el Gobierno hará lo mismo sea o no Rajoy su presidente.
P.- Veamos la política como una carrera de galgos: si tuviera que apostar todo lo que tiene pensando en clave electoral, ¿por quien apostaría, por el galgo Zapatero o por el galgo Rajoy? Ya sabe que las encuestas sitúan al PP por delante del PSOE en intención de voto…
R.- Quedan dos años para las elecciones generales, y antes están las catalanas, las autonómicas y municipales de 2011, y el desarrollo de todos los planes anticrisis: el desenlace de todo ese proceso no está escrito.
P.- ¿Cree que queda partido por disputar?
R.- Sí. Las encuestas reflejan una coyuntura pero no determinan un resultado a dos años vista.
P.-Pregunta obligada: ¿tiene alguna receta, no ya para salir de la crisis pero sí, al menos, para paliarla?
R.- Creo que el Estado debe buscar recursos para hacer frente a sus compromisos sociales en todos los ámbitos, con la complicidad y el apoyo de todos los sectores. Dicho esto, creo que habría que obligar al sistema financiero español, a los grandes poseedores de riqueza, a que hagan un esfuerzo proporcionalmente mucho mayor del que se está exigiendo a los trabajadores de todo tipo, y también creo que la UE debería adoptar un rol más importante en la lucha contra la crisis dentro de sus fronteras y en el resto del mundo. Hay que ir hacia un nuevo orden internacional, con una lógica económica y de crecimiento distinta a la que se ha seguido en el siglo XX.
P.- Hasta hace poco más de un año, usted vivía más de media semana en Bruselas y el resto del tiempo lo pasaba subido a un avión viajando por medio mundo. Dígame una cosa: ¿de verdad en el exterior se tiene una imagen tan penosa de España como se nos ha dado a entender estas últimas semanas en foros y medios de comunicación internacionales?
R.- No es esa mi experiencia. Creo que el Gobierno de España está siendo sometido a una gran presión política, económica y financiera, con expresiones mediáticas, para que se entregue en los brazos de la derecha; es posible, incluso, que haya sectores dentro de la izquierda española que también estén en esa idea. España ha conseguido, tras la dictadura de Franco, un gran prestigio en ámbitos como América Latina y el Mediterráneo, y también ha sido considerado por la UE como un país con un gran potencial. Esa realidad se está viendo empañada en estos momentos por lo que acabo de explicar y por unas dificultades reales que surgen de una estructura económica conformada durante el siglo XX de manera desequilibrada.
P.- En sus muchos años de militancia y como dirigente de la corriente crítica del PSOE Izquierda Socialista (IS), ha mantenido posturas abiertamente divergentes con la ortodoxia de su partido. Ejerza de crítico y dígame qué errores cree que ha cometido el Gobierno en la gestión de la crisis…
R.- Primero, creo que tardó demasiado en reconocer la existencia y la profundidad de la crisis; segundo, creo que está zigzagueando de manera excesiva en la adopción y aplicación de políticas anticrisis. Dicho esto, no es menos cierto que el estallido singular de la crisis en España ha sido de tal magnitud que hacía difícil adoptar de manera rápida las respuestas adecuadas.
P.-Aún viviendo fuera de España, siempre ha procurado mantenerse vinculado y al tanto del devenir del PSPV-PSOE. ¿Aprueba o comparte el trabajo que está llevando a cabo su actual dirección con Jorge Alarte como secretario general?
R.- Yo me siento vinculado al PSPV-PSOE desde sus orígenes porque, de alguna forma, estuve en la formación del partido. Ahora observo un cambio generacional muy importante, cambio que era necesario, pero no estoy totalmente convencido de que ese cambio vaya acompañado de una mejora real en las políticas propuestas por la actual dirección del PSPV-PSOE. Por ejemplo, no comparto el haber liquidado el modelo de organización comarcal de los últimos 30 años, y no solo por una cuestión organizativa, sino porque eso refleja un concepto de articulación del País Valenciano distinto al que hemos estado preconizando durante décadas. No estoy seguro de que los intentos de conseguir un perfil propio del socialismo valenciano hoy tengan que significar una concesión a valores y actitudes propios de la derecha valenciana.
P.- Los análisis y estudios sobre el por qué el PP valenciano logra convocatoria tras convocatoria éxitos electorales podrían cubrir metros de estantería. ¿Tiene su propia teoría al respecto?
R.- Yo creo que la derecha valenciana ha conseguido articular un partido único donde confluyen los intereses económicos, sociales, políticos e ideológicos del conjunto de esa derecha, una derecha acostumbrada a mandar en el territorio valenciano desde 1939 hasta 1975 y que vivió el acceso de la izquierda a los gobiernos locales y de la Generalitat como un paréntesis que lograron cerrar en 1991y 1995. Desde entonces, se han instalado en un ejercicio clientelar del poder político e institucional, y con una prolongación de los valores tradicionales de la derecha valenciana hacia el conjunto del pueblo valenciano. Además, pienso que el PSPV, el resto de la izquierda y las organizaciones sociales progresistas no supieron hacer una tarea didáctica y de ampliación de valores en la época que gobernaron y, ya en la oposición, no han sabido articular una respuesta política adecuada.
P.- ¿No “supieron” o no “supimos”? Usted estaba ahí, formando parte de ese entramado y en puestos de responsabilidad institucional…
R.- Yo me siento implicado en ese proceso desde la oposición interna de mi propio partido.
P.- ¿Qué le recomendaría a Jorge Alarte, de cara a las elecciones autonómicas y municipales de 2011, para recuperar espacio electoral?
R.- Lo mismo que ya he dicho en algunas ocasiones en el Comité Nacional de mi partido: creo que el objetivo de ganar las elecciones de 2011 es muy importante y que el PSPV-PSOE debe reorientar su trabajo pero no a costa de cualquier cosa. Nos equivocaremos si creemos que vamos a atraer al electorado identificándonos con posiciones, actitudes y valores de la derecha; al contrario, pienso que solo si somos capaces de diferenciar nítidamente nuestros valores y nuestras propuestas de las de la derecha, tendremos opciones de ganar. Hemos de ser más socialistas, más valencianistas, más demócratas y más federalistas.

EN CLAVE PERSONAL
“SOLO LA DEGRADACION DE LA POLITICA LLEVA A ABORRECERLA”

PREGUNTA.- Ha viajado por todo el mundo. Dígame un sitio al que volvería siempre y otro al que siempre evitará regresar.
R.- Tengo muchos sitios donde volvería… Aquellos en los que he vivido la amistad y he tenido experiencias de aprendizaje que han valido la pena desde un punto de vista humano. No volvería a lugares donde he vivido lo contrario, la traición, la violencia, la miseria, la ausencia de solidaridad y la degradación del ser humano. Me siento muy bien en América Latina y en todo el Mediterráneo.
P.-Y si hablamos de espacios temporales…
R.- No me gustaría volver a una situación como la del golpe de Estado de 1973 en Chile, yo estaba allí, aunque unos años después, cuando el 23-F de 1981, recordé durante unas horas lo que ya había vivido. Tampoco me gustaría volver a momentos en que la lucha partidaria coyuntural provocó enfrentamientos personales. Me gustaría recuperar los momentos en los que eran importantes los valores de igualdad, de respeto y confianza, de saber que uno solo no es nada, que nos necesitamos.
P.- ¿Ha calculado alguna vez cuántas horas ha dedicado a la política? Y, sobre todo, ¿valió la pena?
R.- Yo estoy en política desde la segunda mitad de los años 60, más de 40 años, y sí, ha valido y sigue valiendo la pena. La política puede ayudar a mejorar las cosas y solo la degradación de su práctica lleva a aborrecerla.
P.- Ha vuelto a las aulas universitarias a enseñar. ¿Qué se ha encontrado allí?
R.- Unos nuevos jóvenes nacidos después de la Constitución de 1978 para los que “eso” ya es historia que tienen que aprender. Yo viví, a su edad, lo que ahora les estoy explicando. Me gusta poder contrastar con ellos los tiempos vividos y los que se van a vivir.
P.- Y también ha vuelto al campo, a cuidar los naranjos familiares. Permítame que sea un poco tendenciosa en la pregunta: ¿mejor un hemiciclo o un huerto de cítricos bañados por el sol y el aire del Mediterráneo?
R.- Soy ingeniero agrónomo, pero cada vez me identifico más con los campesinos, en tanto que productores de alimentos y agentes necesarios para la vida.
P.- Oiga, le ha quitado toda la poesía a la pregunta hablando de “productores” y “agentes”…
R.- Se la devuelvo enseguida: entre la contaminación industrial y de las grandes urbes y el aire puro del medio rural, prefiero lo segundo.
P.- Imagine que yo soy su hija. ¿Qué consejo me daría para ir por la vida?
R.- Uno no, te voy a dar cuatro: ser honrado con uno mismo y con los demás; no dejarse explotar; tener los ojos abiertos al conocimiento, a la vida, y tratar de implicarse con los que más lo necesitan.

El Mundo-CV. 21 de febrero de 2010. A. Tortola.

21 de febrer 2010

DIGUEM NO

NO A LA REDUCCIÓ DE LA QUANTIA DE LES PENSIONS DE JUBILACIÓ
NO A L'ENDURIMENT EN LES CONDICIONS PER A HI ACCEDIR
Qualsevol debat que es plantege respecte a les pensions s’ha de presentar al Parlament i en la Comissió del Pacte de Toledo. A més, s’haura de tindre com a premissa no tractar de reduir la despesa, la qual cosa implicaria retalls, sinó incrementar els ingressos, per a donar-li cohesió social al Sistema Públic de Pensions i buscar alternatives al seu finançament.

DIGUEM NO
A retardar l’edat de jubilació dels 65 als 67 anys:
DIGUEM NO
A ampliar el període de càlcul de la pensió de 15 a 25 anys:
DIGUEM NO
A ampliar el període de carència elevant el període mínim de cotització que s’ha de
cobrir per a tindre dret a la pensió de jubilació (en l’actualitat 15 anys).
PERQUÈ LES PRESTACIONS SOCIALS I EL SISTEMA PÚBLIC DE PENSIONS
NO HAN DE SER EL PROBLEMA SINÓ PART DE LA SOLUCIÓ

PER LA DEFENSA DELS NOSTRES DRETS, HEM D’EIXIR AL CARRER

CAL PARTICIPAR EN LES MANIFESTACIONS CONVOCADES A ALACANT, VALÈNCIA I CASTELLÓ PER UGT-PV I CC.OO.PV
DIA 23 DE FEBRER DE 2010, A LES 19.30 HORES

15 de febrer 2010

QUE SOMOS, QUE QUEREMOS, QUE PROPONEMOS

Ayer, nos reunimos un grupo de militantes del PSPV-PSOE en la Agrupación Socialista de El Campello para presentar la corriente de opinión Esquerra Socialista-PSPV-PSOE en El Campello. No fuimos much@s, pero ese parece ser uno de los males endémicos de nuestra agrupación: ni por curiosidad, y ya no digamos por compromiso.

L@s compañer@s que compartimos una agradable tarde pudimos charlar y debatir sobre diferentes temas: la crisis, la situación de la izquierda, las nuevas actitudes ante ese necesario cambio de mentalidad en la acción política...

Nos acompañaron los compañeros Juan Soto, portavoz del corrent en el País Valenciano y Concejal del Ayuntamiento de Valencia y Vicent Garcés, portavoz federal de Izquierda Socialista y miembro del Comité Nacional del PSPV-PSOE, además de haber sido uno de los fundadores de la corriente allá por el año 1979 (28 Congreso). Ante todo darles las gracias por haberse desplazado hasta El Campello y reconocerles su actitud militante con la causa del socialismo.

Como decía, charlamos y debatimos sobre qué somos (socialistas), que queremos (trasformar la sociedad que no nos gusta por injusta e insolidaria) y qué proponemos (un programa claramente diferenciado, de izquierdas y profundamente humanista)

Este primer acto, no va a ser el último, pues desde la corriente estamos empeñados en invertir una situación política que consideramos que no beneficia a la clase trabajadora. Por esto, nuestra organización debe dar un giro claro, articulando una propuesta de izquierdas, plural y alternativa. Nuestra obligación, como socialistas, es convertir de nuevo al partido en el instrumento de cambio y transformación que la clase trabajadora pueda utilizar en la lucha política contra la derecha y sus aliados naturales: banca, empresariado más reaccionario, etc.

Está claro que, la actual actitud del partido, en todos sus ámbitos no nos conduce más que al fracaso político y electoral, por lo que se hace más necesario si cabe, un claro y contundente giro a la izquierda, recuperando nuestras bases y apoyos naturales, dejando de intentar contentar a esos elementos reaccionarios que nada nos aportan y poco va a apoyar nuestras políticas.

Lo dicho: gracias a tod@s l@s compañer@s y...SALUD Y SOCIALISMO.

Publicado por Esquerra Socialista El Campello. 15 febrero 2010.
http://esquerrasocialistaenelcampello.blogspot.com/

APAGÓN GENERAL

APAGÓN GENERAL CONTRA LA SUBIDA ABUSIVA
DE LAS TARIFAS ELECTRICAS

DÍA 15 DE FEBRERO, DÍA DEL CONSUMIDOR

Apagón general de electricidad en los hogares españoles a las 22 horas en señal de protesta por la subida abusiva que ENDESA, IBERDROLA y FENOSA han llevado a cabo en sus tarifas eléctricas.

Lunes 15 de Febrero a las 22 horas y durará 5 minutos

CON SOLO 5 MINUTOS HAREMOS UN HUECO EN SUS ARCAS

08 de febrer 2010

ESQUERRA SOCIALISTA AL CAMPELLO

ACTE D'ESQUERRA SOCIALISTA PSPV-PSOE
¡¡QUÉ SOM, QUÉ VOLEM, QUÉ PROPOSEM!!
Agrupació socialista d'El Campello/Alacant
(C/ Alcalde J. Carratal Baeza,3)
Dissabte 13 de febrer de 2010 a les 18h.
INTERVINDRAN
- JOAN SOTO, Coordinador de País d'Esquerra Socialista PSPV-PSOE i Regidor de l'Ajuntament de València
- VICENT GARCÉS, portantveu federal de Izquierda Socialista-PSOE i membre del Comité Nacional del PSPV

04 de febrer 2010

PROHIBIDO GIRAR A LA DERECHA

GIRAR A LA DERECHA ES ABRIR PASO A LA DERECHA

José Antonio Pérez Tapias
Diputado socialista

Como decía aquél, lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Por eso no hay manera de convencer a la ciudadanía de que el giro dado en materia de pensiones con la propuesta de jubilación a los 67 años es algo coherente con una política de izquierda. El colmo es que, como era de prever, no sólo es criticado por la izquierda, incluida la que formamos quienes militamos en el PSOE, sino también por la misma derecha, que no va a dejar pasar esa oportunidad de recoger los frutos electorales de tal zarandeo ideológico. Lo que faltaba es que el PP se quedara con la patente de aumentar la edad de jubilación pero sólo para quienes opten por ello de manera voluntaria y con incentivos. Por lo pronto, el profesorado de primaria y secundaria ya se ha puesto a decir lo que piensa al respecto. Y en estas cuestiones, como en todas, no vale responder, como otrora se hacía, que no hay más que una política posible. Eso no es así ni en tiempos de crisis. Buena muestra de ello ofrece Jordi Sevilla en un reciente artículo que no ha pasado desapercibido para muchos compañeros: "Pensiones: cambiar la lógica del sistema". Se trata de una propuesta que sin duda lleva el cuño de la tradición socialdemócrata, sin achicarse ante los designios de neoliberales ya confesos, ya camuflados, que vuelven a la carga.

Precisamente, sobre cómo los neoliberales han vuelto a señalar el orden del día, y concretamente en este tema de las pensiones, puede leerse con provecho el artículo de Juan Francisco Martín Seco, "Davos y las pensiones", en Público. No hace falta decir que los neoliberales marcan el rumbo de la derecha y hacia ahí quieren torcer el curso de nuestra política. Ceder, girando a la derecha, es preparar el camino a la derecha -aunque se ponga a llevar la contraria para desgastar a quien le hace el trabajo sucio-. Esto es más que sabido, pero no por ello se sacan las debidas conclusiones por tantos sedicentes socialdemócratas. Para comprobar si se sacan o no debidas conclusiones vamos a tener en breve la ocasión de verlo en lo que respecta a la reforma laboral. Las medidas "valientes" anunciadas por la Vicepresidenta, ¿llevarán marca neoliberal o impronta socialdemócrata?

Si el neoliberalismo vuelve a marcarnos el paso, y sus voceros no ocultan sus intenciones, lo que venga después es previsible -más allá de exabruptos al modo de un Barreda temeroso-. Por tanto, giro a la derecha, no. Prohibido para la izquierda que quiera ser izquierda.

3 de febrero de 2010
http://argumentosptapias.blogspot.com/

02 de febrer 2010

¡ZAPATERO, RESISTE!

José Antonio Pérez Tapias
Diputado socialista
"Resistir" es el lema que, según reiteradas declaraciones propias, ha presidido la vida de Ernesto Sábato. Y es el que hoy, trayendo a colación al autor de La resistencia, queremos hacer nuestro para afrontar las acometidas que el neoliberalismo, en trance de enérgico desembozo en estos tiempos de crisis -la crisis por él alimentada-, hace desde todos los lugares en los que se encuentra apalancado: agencias internacionales, Foro Económico Mundial de Davos, Comisión Europea, etc. Por eso, una vez que el presidente Zapatero ha sufrido en sus carnes los embates de tanto gurú no sólo economista, sino "economicista", como anda por esos lares, queremos animarle a resistir frente a los discursos arrogantes, diagnósticos amenazantes y doctrinas dogmáticas de ese tipo de personajes. Son los mismos que se han guardado sus teorías cuando el Estado ha tenido que apoyar a la banca -sí, también en España-, y que ahora, cuando todavía la banca retiene el crédito que tanta falta hace a pequeños empresarios y autónomos, vuelven a la carga con sus dogmas neoliberales con las miras puestas en trabajadores y pensionistas del futuro, pues para nada quieren ver la indecencia de las bonificaciones más que sustanciosas de los ejecutivos financieros.

Hay que resistir frente a quienes se quedan tan satisfechos si hay que prolongar la edad de jubilación a los 67 años, sin inmutarse por la contradicción que frente a eso mismo suponen tantas prejubilaciones y jubilaciones anticipadas impuestas a los mismos trabajadores. Hay que resistir ante quienes están ansiosos de que se ofrezca en bandeja una reducción de las pensiones (en tiempo viene a ser otra manera de hacerlo en dinero) para así acreditar sobre las espaldas de los trabajadores la seguridad financiera de la "marca país" con la que, al parecer de esos mismos mercaderes, ha de competir España en el mismísimo mercado de las emisiones de deuda pública.

Hay que resistir contra los cálculos falaces que incluso al hacer prospecciones demográficas se quedan en consideraciones unilaterales que a la postre se revelan interesadas. Hay que resistir frente a las tentaciones de hacer tambalear conquistas de los trabajadores para tranquilizar a ese capital que siempre juega con ventaja.

Todo eso es lo que los miembros de Izquierda Socialista que nos abstuvimos de votar la resolución política del último Comité Federal quisimos transmitir a nuestras compañeras y compañeros de ese órgano del PSOE y a nuestro Secretario general y presidente del Gobierno.

Si mostramos nuestras reservas críticas frente al qué, al cómo y al cuándo de la propuesta de elevar la edad de jubilación, obligatoriamente para todos, a los 67 años, es por pensar que hay otras soluciones previas a ésa para reforzar las garantías de nuestro sistema de seguridad social, por pensar que los cauces abiertos de diálogo social requieren otros contenidos y procedimientos, y por pensar que en estos momentos de la crisis, con el paro azotando fuerte, no es la ocasión adecuada para ello. La propuesta pone difícil salvar la coherencia de nuestro discurso acerca de la prioridad de los derechos sociales de los trabajadores, así como nuestra práctica en torno al pacto social. Y, dicho todo eso, reconocemos lo que de responsabilidad política supone abordar el futuro de las pensiones en el largo plazo.

Es de valorar igualmente que el mismo presidente Zapatero insista en que la propuesta del gobierno es eso, "propuesta", que se habrá de debatir en la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo y en la mesa del diálogo social. Pero, por eso mismo, no hay que perder de vista cómo la ciudadanía ha recibido la noticia, cómo los trabajadores reaccionan a ella, cómo los sindicatos han formulado su rechazo y cómo la militancia del partido encaja desde la perplejidad un planteamiento que implica un giro notable sobre lo que hemos venido diciendo desde el partido y el gobierno de España. Y, efectivamente, había y hay argumentos en relación a lo que puede ocurrir dentro de 30 años que no han cambiado en tres días -puede verse al respecto, como botón de muestra, el artículo "Las pensiones son viables", de Vicenio Navarro-.

Estamos seguros de que en la búsqueda del necesario consenso se tendrán en cuenta los matices que están comentando miembros del gobierno como el ministro Corbacho y miembros de la dirección del partido como el también ministro José Blanco. Pero sería bueno reconducir nuestro discurso hacia parámetros que no hagan dudar de nuestro compromiso con los trabajadores, con los pensionistas del presente y del futuro, con nuestros posibles aliados en las resistencias que nos quedan por hacer ante tanto pontífice economicista como constantemente aparece en los medios, en la banca y en los organismos internacionales.

Hace poco se hicieron múltiples actos en memoria de Juan Negrín, rehabilitándolo a él y a otros compañeros suyos en el difícil momento del final de la guerra civil, como militante socialista. Es momento ahora de volver a poner sobre lo mesa lo que fue su lema: "resistir es vencer".

Hay que resistir frente a las sirenas neoliberales, también en lo que se refiera a una reforma laboral para la que no paran de calentar el ambiente, diciendo ahora que hay que reducir el salario real que se paga en España. ¿Está claro de qué se trata? ¡Resiste, Zapatero!

Lunes 1 de febrero de 2010
http://argumentosptapias.blogspot.com/2010/02/zapatero-resiste.html

01 de febrer 2010

ACTE PUBLIC D'ESQUERRA SOCIALISTA

ACTE PUBLIC D'ESQUERRA SOCIALISTA PSPV-PSOE

¡¡QUÉ SOM, QUÉ VOLEM, QUÉ PROPOSEM!!

Agrupació socialista d'El Campello/Alacant
Dissabte 13 de febrer de 2010 a les 18h.

INTERVINDRAN

- JOAN SOTO, Coordinador de País d'Esquerra Socialista PSPV-PSOE i Regidor de l'Ajuntament de València

- VICENT GARCÉS, portantveu federal de Izquierda Socialista-PSOE i membre del Comité Nacional del PSPV