22 d’octubre 2010

EL NEOLIBERALISMO

Alberto Moncada

Cómo es posible que un sistema que apenas beneficia al diez por ciento de la población sea aceptado por el resto? ¿Cómo es posible que economistas de reconocido prestigio lo acepten también sin apenas ponerlo en cuestión? El fracaso del sistema neoliberal, una versión más extrema del capitalismo nacida a instancias de Thatcher y Reagan, se ha puesto de relieve una vez más con la crisis financiera, fruto de la codicia y la ignorancia de sus directivos y que ha llevado a los gobiernos a sacarlos de apuros con el dinero de los contribuyentes, un dinero que, de haberse aplicado a los Objetivos del Milenio, hubiera hecho desaparecer la pobreza extrema en un año. ¿Cómo es posible que los gobiernos hayan procedido así en vez de poner las bases para un sistema alternativo de crédito, una formula mixta de banca pública y cooperativa que ya se ha ensayado con ­éxito? Y es que la estupidez y la contumacia de los poderosos no se alteran mucho con el paso del tiempo.

Las falacias del neoliberalismo se basan en un principio económico —cuanta menos regulación, mejor se comportan los mercados— y otro psicológico —para que las cosas funcionen bien, alguien tiene que beneficiarse personalmente. Esto no es sino darwinismo social de la peor especie porque la experiencia prueba que el capitalismo tiene contradicciones básicas como la actual en que el exceso de oferta no encuentra una demanda debido al empobrecimiento progresivo y masivo que lleva consigo. De la crisis del 29-30 sólo se salió por los gastos de la Segunda Guerra Mundial y hay quien piensa que sin otra guerra la crisis durará indefinidamente.

La mano oculta del mercado, que supuestamente lo arregla todo, no es sino la ley del más fuerte. La supuesta competitividad está ahogada por la prepotencia de los poderosos que actúa más duramente cuanto menos se siente vigilada. En el capitalismo, el pez grande se come al chico. Otro de los contrasentidos del capitalismo es que los a los poderosos no les preocupa el paro, el subempleo ni los bajos salarios. Prefieren tener un ejército de desempleados para mantener los salarios bajos y a los trabajadores asustados, pero la consecuencia es el desplome de la demanda y el conflicto social que se hace agudo a partir de un desempleo mayor al veinte por ciento. El choque frontal de clases no se ha producido por la existencia de gobiernos socialdemócratas que mantienen una cierta red de protección social pero en cuanto se debilita, como está empezando a pasar, el conflicto se acentuará.

Es importante observar como ha resuelto el neoliberalismo los problemas comunes. Y basta con un ejemplo, el transporte. La tradición europea es el transporte público en los recorridos cotidianos. Tranvías, metros y trenes. Y cuando comenzó la industrialización, las empresas fletaban autobuses para llevar y traer a sus obreros. América se hizo posible por los trenes que unieron la costas. Pero a mediados de los años cincuenta, una coalición del petróleo, los automóviles y los especuladores inmobiliarios convenció al presidente Eisenhower de crear una red de autopistas y autovías, primero complementaria y luego sustitutiva del ferrocarril. Así se amplió la distancia de la casa al trabajo, la gente se tuvo que comprar un coche, se generalizaron las hipotecas y la dependencia americana del petróleo condujo, aún lo hace, a conflictos bélicos. El ferrocarril se hundió y aún no se ha recuperado.

En Europa, la cosa no es tan grave, aunque en España convencieron al general Franco de primar la carretera frente al ferrocarril, algo que está empezando a disminuir. Hoy pagamos un alto coste en mantener el sistema privado de transporte, incluyendo los accidentes de tráfico y la gente está cada vez más acostumbrada a invertir una, dos horas de su día para ir y volver del trabajo. Semejante insensatez es fruto de un neoliberalismo carente de otra cosa que de ansias para el beneficio privado. Es cierto que los trenes mejoran en España, pero a base de una alta velocidad que ha incrementado el precio del viaje y que podría haberse evitado simplemente mejorando las vías ferroviarias para que el Talgo pudiera ir a doscientos por hora, como va cuando usa las vías del AVE. Y hay otros ejemplos más que confirman las falacias del neoliberalismo. Felizmente, desde la Declaración Universal de 1948, contra la lógica del neoliberalismo está emergiendo la lógica de los Derechos Humanos.

22-10-2010

15 d’octubre 2010

LLUMS I SOMBRES DELS GOVERNS DE ZAPATERO

Vicent Gisbert

Possiblement, doncs és necessari que passe un cert temps per veure amb més objectivitat els esdeveniments, els governs socialistes de José Luis Rodríguez Zapatero (ZP) han sigut els governs que han emprés més reformes (i de calat) des de l´esquerra de la nostra curta historia democràtica (els governs d´esquerres de la II República més que reformistes foren revolucionaris). D´ací la tremenda malevolència, quimera i animadversió amb què la dreta l´ataca! Sols cal repassar la llista —entre altres— d´algunes de les reformes empreses: Llei de Dependència, reforma de la Llei de l´Avort, Llei de Violència de Gènere, Llei de Matrimonis Homosexuals, Llei d´Igualtat, democratització dels mitjans públics de comunicació, fonamentalment, TVE, que ha deixat de ser una televisió al servici del partit governant (al contrari del que ha fet el PP allà on governa), reforma del Codi de Circulació (introducció del carnet per punts) amb una reducció important del nombre de morts a les carreteres, Estatut Bàsic de l´Empleat Públic, Llei de Contractes del Sector Públic (LCSP).

Però, evidentment, tot no són encerts en aquesta tasca política reformista portada a cap ja que, en alguns aspectes, es podria haver anat més lluny; en altres, possiblement, se n´ha anat massa lluny, i en altres, s´ha sembrat confusió. Per exemple, la LCSP s´ha quedat curta; l´Estatut Bàsic de l´Empleat Públic ha introduït la figura de la «carrera administrativa» que pot desembocar en un important focus d´arbitrarietat i en la Llei sobre Violència de Gènere els tribunals tenen, com es diu popularment, un marró de considerables dimensions.

Pel contrari, hi ha dos qüestions, al meu parer, que es deurien haver atacat en aplicació d´aquesta voluntat reformista ressenyada i, sobre tot, per coherència amb el compromís de desenvolupar els principis rectors democràtics de la nostra Constitució. Una primera qüestió és la reforma del sistema electoral, en la què no hi ha hagut voluntat de fer-ho, doncs aniria en detriment del PSOE (i del PP, no s´oblide, doncs són els dos partits beneficiaris de l´actual sistema) donant-li un protagonisme a EU del que no són partidaris ni els dirigents ni la majoria dels propis militants socialistes. En tot cas, és un dèficit democràtic que deuria ser reparat, i millor si es fa governant que si es fa des de l´oposició.

Per altra banda, queda la política audiovisual, que, al contrari de la dreta, que sí aprofità extraordinàriament els seus vuit anys de govern de la nació (així com ho aprofita allà on governa), no s´ha fet res per trencar el, pràcticament, monopoli de canals de la dreta, quan no de la l´extrema dreta, del dial de la TDT. El PSOE deuria, durant aquestos anys, haver intentat democratitzar l´oferta de la TDT augmentant el seu pluralisme polític. Ací ha faltat visió de futur i, tal vegada, valentia per portar-ho a cap. Però, el que no es sap és, si feta l´oferta, hi haguera hagut demandes suficients des de l´esquerra o centro esquerra i no haguera sigut pitjor el remei que l´infermetat.

Levante-EMV. 15-10-2010

14 d’octubre 2010

SOCIALDEMOCRACIA GENUFLEXA

¿A DONDE VA LA SOCIALDEMOCRACIA?
José Antonio Pérez Tapias

Si no lo remediamos –y hay que hacerlo-, quizá alguien en el futuro, homenajeando de camino al Nobel cuya Conversación en la Catedral arranca con el interrogante sobre en qué momento se jodió el Perú, se pregunte en qué momento se jodió la socialdemocracia. A veces el oleaje de la historia arroja a sus playas restos de naufragios. ¿Estarán entre éstos los de una socialdemocracia desarbolada por la crisis que se expandió desde los vórtices del sistema financiero en esta década del siglo XXI?

Pretendiendo un Estado de bienestar en el que se consoliden derechos sociales para sumarlos a los civiles y políticos, la socialdemocracia ha dado notables frutos, sobre todo en Europa. En muchos de sus países se ha conseguido educación, sanidad y seguridad social para toda la ciudadanía. Una más justa redistribución de cargas y beneficios, buscando una economía social de mercado mediante estrategias de pacto social, es esencial a la política socialdemócrata.

Esa política tuvo que afrontar la crisis del petróleo de los setenta del pasado siglo y la disminución, tras ella, de la tasa de beneficio, lo cual alentó la ideología neoliberal contraria a la intervención del Estado en la economía y defensora del mercado como solución total. Con la caída de los regímenes comunistas y el desarrollo de las nuevas tecnologías surge el mercado global de un nuevo capitalismo, que se impone hasta que la economía mundial queda atrapada por la crisis de su insostenible burbuja financiera. Las actuaciones de los gobiernos para rescatar la banca y estimular la economía han parecido anunciar un renacer socialdemócrata. El retorno ha durado lo poco que los mercados han necesitado para volver a situar los Estados en posición subalterna.

En España, la crisis nos ha pillado por el cuello con serio peligro de asfixia. La ilusión se ha esfumado con un ajuste bajo la férula del neoliberalismo dominante en la UE. El presidente Zapatero reconoce la contradicción en que se ven él y su gobierno, aplicando medidas contrarias a sus principios. La verdad es que con tal reconocimiento no cuadra su defensa de que se está haciendo política progresista al aplicar ajustes y hacer duras reformas. Decir que ello, tal como se está llevando a cabo, es de “sentido común”, tiene más que ver con la justificación que incuba la mala conciencia que con la apreciación que militantes socialistas, trabajadores y muchos ciudadanos puedan compartir. Se imponen dudas acerca de una socialdemocracia que se arrodilla ante los poderes económicos. Éste es el fondo de lo que algunos barruntan como amenazante catástrofe electoral. Si es importante quién encabece una candidatura, más lo es salir de la postración en que se halla una socialdemocracia genuflexa.

(Publicado en el diario Granada Hoy el 14 de Octubre de 2010)

10 d’octubre 2010

MANIFEST 9 OCTUBRE 2010

Amics i amigues,

un any més ens hem aplegat avui a València en un 9 d’octubre per deixar palés el nostre compromís amb el nostre poble, amb la seua història i, sobre tot, amb el seu futur.

En uns moments en que les agressions a la llengua i als nostres drets lingüístics cada vegada, i darrerament cada dia, són més fortes, hem de plantar-nos i lluitar, no pel seu manteniment sinó per la seua millora, per això:

• Per aconseguir la millora de l’ensenyament en valencià exigim un augment, una generalització, de les línies que tenen com a llengua vehicular el valencià, el nostre català, en primària i secundària i la seua introducció en batxillerat, on , a la pràctica, no existeixen.

• Per aconseguir la millora en l’ús normal de la nostra llengua a totes les nostres relacions amb l’administració, li exigim que en done exemple per així augmentar el prestigi social del valencià. Per fer-ho, la primera mesura hauria de ser l’exigència del requisit lingüístic per accedir a l’administració pública.

• Lluitem també per recuperar l’orgull que, com a valencians, hem de tenir per la nostra llengua, i aconseguir el seu ús normal al carrer, la qual cosa farà que amb ella acollim i li l’ensenyem als nouvinguts per construir un futur conjunt millor i més nostre.

• En el camp econòmic, el sistema especulatiu i malbaratador que defensen i potencien els nostres polítics té com a conseqüències, i ja les estem patint: polítiques d’abaratiment dels acomiadaments, de precarietat laboral, de reducció de la protecció social als aturats i a la gent gran; Provoquen la degradació dels serveis públics amb la intenció d’accelerar la seua privatització, com veiem a la sanitat, a l’ensenyament o als transports.

• I les polítiques repressives i la legislació “a la carta” per limitar els drets polítics i socials de les persones i dels pobles ens aboquen a una situació cada vegada més precària que ha de tenir respostes contundents.

• Hem de defensar, pel nostre País, els drets dels treballadors i treballadores actius, les persones aturades o jubilades, de les nascudes ací i de les que se’ns han incorporat després per treballar i viure al nostre País, pel nostre País.

• Vàrem eixir al carrer amb la vaga del passat 29 de setembre i, malauradament, haurem de continuar enfrontant-nos per evitar que els ciutadans perdem els drets socials, laborals, i polítics que tants anys i tants sacrificis han costat d’aconseguir i què, un darrere l’altre estan sent atacats.

• El sistema depredador del territori no ha canviat amb la crisi, simplement està a l’espera de millors temps i, mentrestant, va preparant el camí de la legitimació d’una política que, malbaratant recursos, destrueix el territori i amb ell, qualsevol vestigi de la nostra història que es trobe en el camí.

• Aquesta dinàmica és la que planteja les intervencions destructives a Rabassa, al poblat romà de l’Ènova, a l’aqüeducte romà a Xàtiva, a la Punta, al Barri del Cabanyal a València, a l’Horta de València, i tants altres, que volen aconseguir que els nostres fills no coneguen cap paratge, cap construcció, que tinga més de 20 anys; cap element que puga servir de referent per no perdre la consciència de ser un poble.

Però nosaltres, per honorar als qui, fa 772 anys, ens van donar nova llengua, nova cultura i noves lleis, les quals, superant els entrebancs, ens han facilitat haver arribat als nostres dies amb la consciència de poble que encara tenim, continuem lluitant. Continuem lluitant per l’autodeterminació del nostre poble, per fer efectiu el nostre dret a decidir. I aquest esperit de lluita li l’hem d’encomanar als qui volen viure amb nosaltres ací al País Valencià.

Visca el País Valencià!


La Comissió Nou d’Octubre

07 d’octubre 2010

EL BATACAZO FINAL

JULIO A.MÁÑEZ

Pasada ya la euforia del éxito en los Mundiales del Fútbol Mundial, aquí parece como si no hubiera pasado nada de interés después del jolgorio de ese tedioso acontecimiento, ni siquiera una huelga general más o menos pacífica en la que, en realidad, nadie quería tomar el poder, porque se ha convertido en una patata caliente de la que conviene alejarse. Mariano Rajoy baladronea con la boca pequeña cuanto puede, persuadido de que no ha venido a luchar contra los elementos y de que Rodríguez Zapatero caerá como fruta madura por su propio peso, lo que tiene mucho mérito, ya que el jefe en plaza de los populares no parece tener muchas ganas de moverse y que el líder socialista no padece de obesidad. ¿Cuál sería entonces su padecimiento? Comportarse políticamente en contra de sus principios, lo que basta para recurrir al valium en las largas noches de insomnio. ¿Y qué le produciría insomnio? Quién sabe. Quizás la elegante Fernández de la Vega, a lo mejor Carme Chacón y su estupendo marido, o acaso algo tan simple como que en los índices de popularidad hasta Belén Esteban se le suba a la chepa. Toda esta gente es muy rara, así que lo mismo claman venganza que victoria, como malos intérpretes de personajes periféricos de tragedia shakespeareana. ¿Y no será tan fácil como que no están en su lugar, que nadie se sabe realmente su papel, que ninguno se ha alzado por derecho propio con las difíciles tareas del protagonista?

Tal como están las cosas (y que el lector, si quiere pasar un rato amargo, que repase cómo están) aquí no va a quedar un socialista en pie una vez pasadas las elecciones que se esperan más o menos escalonadamente para los próximos meses. Nada diremos de Valencia, donde solo otra Rita Barberá podría tal vez con Rita Barberá. No sé si alguien cree en serio que Tomás Gómez puede derrotar a Esperanza Aguirre, pero sospecho que también allí haría falta otra Rita Barberá, que no es precisamente Trinidad Jiménez, pese a su esperanzada sonrisa y el rictus tabernario de nuestra Rita. Incluso en Andalucía parece que está todo perdido para los socialistas, por no hablar de Valencia-Comunidad, así que ya me dirán ustedes de qué estamos hablando, teniendo en cuenta que nos encontramos ante la oposición presidencial en el Congreso más desidiosa en lo que va de democracia. Es como si dijeran que los socialistas se estrellen solos, que ya nos encargaremos nosotros de recoger... ¿de recoger qué? ¿Los escombros?

Resolver este ringorrango rítmico del tango, como diría Valle-Inclán, no va a ser cosa fácil ni para unos ni para otros. Y aunque uno esté tentado de hacer las maletas ante la perspectiva de llegar a ver a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, los socialistas deberían admitir sin trauma que en algo, y aún en algos, han fallado para contribuir a un desenlace tan poco estimulante. La historia se repite, sí señor. Ahora como una farsa temible.

El País. 07/10/2010

06 d’octubre 2010

HASTA SIEMPRE, PEPE

Hoy ha fallecido a los 62 años nuestro amigo y compañero Pepe Fons. Las palabras no nos salen en estos momentos de dolor y tristeza. Es demasiado dura la noticia que hemos recibido mientras celebrábamos la coordinadora de Attac País Valencià. Esa coordinadora en la que Pepe tanto nos ha iluminado con su visión política, nos ha hecho sonreír con su picardía, hilando un tema con otro como un maestro de la oratoria.

Luchador desde su juventud, Pepe ha sido un ejemplo de activismo social y político para todos nosotros y nosotras. Sin él Attac País Valencià no sería la ilusionante realidad que es hoy; sin él Attac España no sería el movimiento de prestigio en el que hoy se ha convertido. Pepe fue miembro fundador de ambas y dejó en ellas su semilla de ilusión.

Pepe Fons, comunista, luchador antifranquista, responsable político del PCPV en la democracia en sus inicios, uno de los primeros impulsores de ATTAC España. Altermundista convencido, socialista de izquierdas cabal y siempre humano, amigo, buena gente, ha muerto, mientras el sábado 2 de octubre se vestía para acudir a una reunión de ATTAC del País Valenciano.

El mundo que Pepe nos deja es un mundo mejor porque él ha contribuido a que así sea. Su familia: Tania, Pau, Carles, Nacho, Jorge e Isabel, su compañera de vida y lucha, nos recordarán todos los días su vitalidad. Su familia es nuestra familia, la familia de Attac, y compartimos con ellos su dolor.

Por él seguiremos luchando, por sus sueños, por nuestros sueños. Porque creemos, igual que Pepe, que otro mundo es posible.

ATTAC

03 d’octubre 2010

GRACIAS, MANOLO

GRACIAS MANOLO

No se trata de Manolo el del bombo, claro; sino de Manolo Mata que estos días ha saltado a la palestra pública por querer ejercer su derecho dentro del PSPV a unas primarias para el Ayuntamiento de Valencia.

Nosotros, miembros de la Comisión Organizadora de la Plataforma Cultura contra la Guerra (2003), no queremos más que agradecer públicamente una labor mucho más callada por la defensa que como abogado y magnífico profesional hizo de algunos de nuestros compañeros ante el ataque brutal de la derecha contra nuestras acciones por una guerra que consideramos injusta como de hecho así se ha demostrado.

No nos incumben los procedimientos y/o problemas internos de elección de su partido, pero creemos que como ciudadanos también tenemos derecho opinar ante una decisión que afecta a todos los valencianos y valencianas. Y es en este sentido que expresamos nuestro agradecimiento más sincero ya que pudimos compartir su actividad como hombre de derecho, en tanto que defendidos, dándonos sobradas muestras de profesionalidad, talento y generosidad en un proceso que en su día consideramos un ataque a la libertad de expresión:
Un grupo de nuestros artistas expresó su repudio a la invasión de Irak en una sesión del Parlament Valencià por lo cual la derecha, tan intolerante y agresiva como siempre, trató de judicializar nuestra pacífica e imaginativa protesta. Manolo Mata nos defendió y salimos limpios, tan limpios como habíamos entrado, y con la voz renovada para protestar contra nuevas agresiones al orden internacional a pesar de los esfuerzos de quienes consideraban, y consideran, que el ejercicio de la libertad de expresión no va con ellos y que hay que cortarlo si no les conviene.

Por eso, expresamos aquí nuestro testimonio a favor de Manolo Mata y pensamos que todos los progresistas de Valencia necesitamos de alguien que aglutine, ponga voz y defienda la Valencia de los valores de la libertad, de la igualdad, de la laicidad y de la solidaridad que durante años nos caracterizaron y que también durante demasiado tiempo unos gobiernos municipales intolerantes y estrechos intentan aletargar, si no eliminar. Necesitamos a alguien que pueda seguir defendiendo y aumentando estas libertades tan absolutamente necesarias para la vida y la pluralidad de la cultura. Y pensamos que Manolo Mata, por su trayectoria y sus aptitudes, puede ser un candidato adecuado y justo. Así, pues, como ciudadanos y ciudadanas comprometidos con el arte y el progreso pedimos a los socialistas valencianos que acierten en su proceso de primarias mirando no tanto a sus intereses internos o de facción cuanto al bien común y elijan por nosotros a Manolo Mata como candidato a la Alcaldía de Valencia.

Seguro que la ciudadanía también la dará luego su respaldo.

Gracias, Manolo.

LA COMISIÓN DE LA PLATAFORMA CULTURA CONTRA LA GUERRA.

Valencia, 2 de octubre de 2010

01 d’octubre 2010

PODEMOS GANAR AL PP

Valencia, 30 de septiembre de 2010

Querida compañera, querido compañero,

Como sabes, hace unos días decidí optar a la candidatura de nuestro partido a la Alcaldía de Valencia, a través del sistema de primarias. En estos momentos te escribo ya como candidato, porque un buen numero de compañeros y compañeras me habéis avalado, otorgándome vuestra confianza de la manera más noble, desinteresada y democrática de la que somos capaces los socialistas.

Ahora me dirijo a ti, me hayas avalado o no con anterioridad, para pedir tu voto a mi candidatura para Alcalde de Valencia. Un voto individual y secreto, en conciencia, que constituye un derecho y un deber, y que nos permite participar y expresarnos en libertad. Me mueve a pedir tu confianza el deseo de poder desalojar a la derecha del Ayuntamiento. Valencia merece un Alcalde y un gobierno socialista.

Estoy firmemente convencido de que juntos podemos ganar al PP. También podemos juntos gobernar contando con la mayoría de nuestros vecinos, con los jóvenes, con las mujeres, con los mayores, abriendo espacios de creatividad, impulsando la educación y la cultura. En Valencia el dinero público ha de servir para invertir en la mayoría de la ciudadanía, para conseguir el equilibrio entre los barrios, para fortalecer la cohesión social, la integración, el desarrollo y la libertad.

Con tu voto el próximo domingo día tres de octubre se inicia el camino que nos llevara a la Alcaldía de Valencia en mayo de 2011. Mi compromiso es total. Ninguna otra ambición me parece más necesaria y más urgente para los socialistas de Valencia. En ese empeño voy a poner toda mi voluntad y fuerza militante. Te pido fraternalmente que me acompañes.

Compañera, compañero, te pido el voto con toda la emoción de quien cada vez ve más cerca a los socialistas en el Gobierno de nuestra querida Valencia.

¡Cuento con tu apoyo!

Un fuerte abrazo,

Manolo Mata